Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Si Dante se decide, gana

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

15/08/2019

alcalorpolitico.com

"Nunca hay que dejar de
tirarle flechas a la luna"

Dante Delgado Rannauro
 
Si Dante se decide, gana
 
Posiblemente las nuevas generaciones de votantes no lo conozcan, pero sus padres y abuelos lo deben tener muy presente. Dante Delgado Rannauro, el político nacido en Alvarado y trasladado en su infancia a Córdoba, donde acepta con agrado que le digan "La ciudad de los 31 caballeros", es como atinadamente lo comenta el compañero Arturo Reyes Isidoro, el último de los gobernadores de Veracruz que más obras construyó en cuatro años de interinato que cubrió para completar el sexenio de otro grande, don Fernando Gutiérrez Barrios.
 
Dante era delegado estatal del Injuve cuando nos presentaron. Su hiperactividad no trascendía porque no tenía quién le difundiera sus actividades y nos ofrecimos a hacerlo. Luego Dante, impulsado siempre por Gutiérrez Barrios, logró con Luis Echeverría (entonces secretario de Gobernación) que financiara un viaje por Centroamérica a los integrantes de la delegación estatal del Injuve, encabezados por Dante quien desde aquellos tiempos, siendo destacado estudiante de la facultad de Derecho de la UV, ya era un reconocido dirigente juvenil.
 
En el sexenio de Agustín Acosta Lagunes, Dante Delgado llegó a Veracruz como delegado de la Secretaría de Educación; más tarde, Acosta Lagunes lo invitó a incorporarse en su gabinete como Subsecretario de Gobierno y de ahí lo pasó a la dirigencia estatal del PRI, desde donde operó la llegada como candidato de ese partido al gobierno de Veracruz de su amigo Fernando Gutiérrez Barrios.
 
Dos años se mantuvo en el gobierno Don Fernando, dando clases de lo que es el quehacer político y después lo invitó Carlos Salinas de Gortari a ser su Secretario de Gobernación, dejando como sustituto a su alumno más destacado, a Dante Alfonso Delgado Rannauro, quien se mantuvo al frente de los destinos de Veracruz de 1988 a 1992, tiempo en el que realizó la obra más grande que hemos visto de un gobernante en solo cuatro años. El gobierno de Dante fue una transformación de Veracruz, no hubo un solo municipio de todo el estado que haya quedado sin obras de ese ejemplar gobierno.
 
Dante realizaba giras de trabajo para inaugurar kilómetros y kilómetros de calles pavimentadas con guarniciones, banquetas y alumbrado público. Fue su gobierno el que más plusvalía le dio a las propiedades de los veracruzanos. Las grandes obras realizadas en ese gobierno se cuentan por docenas, por ejemplo, el World Trade Center y la construcción de bulevar Boca del Río así como el Acuario de Veracruz. Esas fueron obras de infraestructura que hicieron de Veracruz una entidad a la altura de las mejores del país.
 
Con su trabajo, Dante se ganó el respeto, el cariño y el respaldo de los veracruzanos, solo que una discrepancia con el presidente Zedillo hizo que tropezara y los adversarios aprovecharon para tratar de encarcelarlo por muchos años. Zedillo ordenó al gobernador de Veracruz, Patricio Chirinos, que le hicieran un expediente de delitos cometidos por la administración de Dante, lo que les fue imposible. Pese al esfuerzo que puso en esa encomienda, el entonces Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Julio Patiño Rodríguez, junto con Miguel Ángel Yunes Linares, entonces Secretario de Gobierno y enemigo acérrimo de Dante y Gutiérrez Barrios, no consiguieron probar nada a Dante, quien había tenido como primer Contralor al contador Carlos Manuel Aguirre Gutiérrez, ex rector de la Universidad Veracruzana y el profesionista más honrado y leal que hemos conocido, quien se encargó de blindar la administración de Dante a prueba de todo, tanto, que el político cordobés abandonó al año y ocho meses el penal de Pacho Viejo, sin haber tenido cuando menos una observación, menos una inhabilitación.
 
Fuera del PRI, Dante se dedicó a la construcción de un nuevo partido político, Convergencia por la Democracia, que después cambió el nombre a Movimiento Ciudadano, convirtiéndose en el primer y único veracruzano que ha logrado crear un partido político de influencia nacional.
 
Lamentablemente, para hacer política, como a él le gusta, al más alto nivel, Dante se alejó de Veracruz más de 35 años y posiblemente las nuevas generaciones de votantes desconocen lo que hizo cuando fue Gobernador de Veracruz, lo que sí es cierto es que si decide regresar y participar en la próxima contienda, Movimiento Ciudadano y el nuevo partido Podemos serán los enemigos a vencer… Ya lo veremos.
 
PAN con azúcar MORENA
 
A cual más habla de la reunión panista del estero del pasado martes, la cual fue convocada en una de las mansiones de Miguel Ángel "ChiquiYunes" Márquez, en el municipio de Boca del Río, donde militantes panistas hicieron acto de presencia para apoyar la segunda campaña de Pepe Mancha. Recordemos que hace muy poco perdió la dirigencia del partido en el Tribunal Electoral Federal debido a las irregularidades en la custodia del material electoral que se fue utilizado en noviembre de 2018.
 
No podemos olvidar que la elección interna en el PAN dividió las cúpulas partidistas en la entidad desde el 2018; por un lado, José de Jesús Mancha Alarcón quien busca reelegirse en el cargo con el apoyo de la familia Yunes y, por otro lado, "Chapito" Guzmán Avilés que cuenta con el respaldo del senador Julen Rementería.
 
Para tratar de impulsar la votación a favor de Pepe Mancha, quien estará participando en una especie de segunda vuelta, el ex Alcalde boqueño Yunes Márquez acusó al contrincante Joaquín Guzmán Avilés, quien fuera parte del gabinete de Yunes Linares, de estar coludido con funcionarios de Morena para debilitar al partido.
 
Como es costumbre de esta familia, denostar, el frustrado aspirante a la gubernatura de Veracruz afirmó, sin tener pruebas ni nada, que hay manos del gobierno estatal en la elección interna del PAN: _"No diré sus nombres, pero platicando con alcaldesas y alcaldes me dicen que les han hablado directamente con el gobierno del estado para pedirle su apoyo al otro equipo, eso es una verdadera vergüenza"_, aseguró.
 
Y es que para ellos es de preocuparse, que Morena esté espolvoreando dulcemente el oído de alcaldes del estado para mover la dirigencia del PAN, pero lo más preocupante aún es que hoy los políticos panistas no tengan el control de un partido ya de por sí muy pequeño. Nuevamente en su intervención Fernando Yunes comentó; "Les pido apoyo para Pepe Mancha, para que este 8 de septiembre estemos festejando que ganó el PAN digno, el PAN azul, el PAN bueno, el PAN que le va a romper la madre a Morena en las próximas elecciones".
 
Y ya para rematar, la cereza del pastel, el ex gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares señaló que la dirigencia nacional de su partido está debilitada, (sí, la dirigencia nacional de su partido) y es esta misma la culpable de las más recientes derrotas en diversos cargos locales y federales, con _"Una dirigencia que no ha logrado encontrar un rumbo que le permita llegarle a la gente y que la gente se sienta representada con el partido". Habría que preguntarle a ellos, a los Yunes del estero, a quiénes representan, o a quiénes dicen representar porque los veracruzanos que los apoyaron para echar del poder al PRI de Duarte ya no los quieren, los agarraron de majes y una segunda oportunidad no se las darán ni soñando.
 
REFLEXIÓN
 
Ni a cuál ir de los tres: Fernando, Miguel Ángel chico y grande, no se miden en ofensas que lanzan contra el gobernador Cuitláhuac García… Las consecuencias las veremos muy pronto, nos dicen que por fin los van a enseñar a respetar.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes