Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La cuarta transformación se deforma

Por: Luciano Blanco González

23/08/2019

alcalorpolitico.com

El intento serio y comprometido que ejercita el señor presidente de la República por construir un gobierno ético, que se distinga por su conducta moral intachable, de repente se ve trastocado por conductas opacas y poco serias de algunos de los miembros de su partido, que en su actuar reflejan lo contrario de todo lo que combate incansablemente Andrés Manuel.
 
La abierta y cínica imposición de la senadora Mónica Fernández, como presidenta de la Mesa Directiva del Senado, que acaba de realizar el también senador Ricardo Monreal, apoyado en una camarilla que, sustentada en prácticas y vicios nefastos, evitó mafiosamente la reelección de Martí Batres en ese puesto, ello revela la presencia aberrante de políticos ambiciosos en el seno de Morena, a quienes solo los mueve la caprichosa idea de posicionarse junto con sus grupúsculos en las máximas esferas del poder para desde ahí manipular e influir en todas las decisiones de ese partido.
 
Qué triste que desde ahí le peguen al proyecto de unidad del Presidente, quien se esmera cotidianamente por fortalecer el aparato del Estado y de su partido, como instrumentos eficientes del cambio para dar respuestas eficaces a las demandas insatisfechas y a las necesidades futuras del pueblo bueno, que confía sin límites en el diseño que difunde en cada una de sus intervenciones.
 
Se ensucia esta la cuarta transformación, con la conducta perniciosa, rebosante de dañinas egolatrías de 2 de las máximas figuras, de dos líderes de calidad, forjadores arriesgados desde antaño de este movimiento, que ahora sin pensar en las peligrosas consecuencias hacia el interior de su organización, solo se mueven por sus enfermizas ambiciones de poder valiéndose para ello de todas las mañas habidas y por haber ¡politiqueros! los llamó justamente el líder, al reprenderlos de manera sesgada, sin mencionarlos por su nombre, pero con las ganas de que cada uno los identificara a su gusto.
 
Pero los mareos tóxicos de los morenos, no están tan solo en el Senado, también en la Cámara de Diputados federal se dio un agarrón de película entre diputados del mismo partido, acá fue más grave, pues en una reunión de trabajo de la Comisión de Cultura, que presidió Sergio Mayer el titular, con la presencia de los medios de comunicación y ante ellos, la diputada Inés Parra hizo uso de la palabra para denunciar que, de manera desaseada y poco transparente, por la directiva de esa Comisión de Cultura, que manoseó de manera indebida el presupuesto, tenemos que por el clientelismo político de varios diputados de esta comisión, que siguieron en la vieja práctica del intermediarismo, continuaron con el enfoque de la dádiva redituable para satisfacer únicamente sus intereses personales
 
Inesperadamente la morenista ya encarrilada, arremetió contra su compañero de partido denunciando que “los mismos que fueron beneficiados, algunos manifiestan que fueron beneficiados porque el presidente Mayer les pidió moche. ¿Sabe cuál es el moche que pide? de 30% de obra, principalmente los de la construcción de casas de cultura, elefantes blancos. Por eso yo menciono, ellos lo dicen, los que fueron beneficiados."
 
Que dolores de cabeza para el presidente que espera confiadamente que en todos los frentes, los miembros de su partido se comporten con honestidad, con transparencia y que en cualquier negociación se olviden de los moches, de las dádivas, que a decir verdad, se siente que el combate con energía, para que a sus espaldas decepcionantemente siga lo mismo que él pretende desterrar, y lo más grave es que suceda en sus filas, con sus aliados que buscan enriquecerse fácilmente mediante el gran trabajo de otorgar una firma sobornada por los interesados para obtener obras.
 
Vamos hasta Marcelo Ebrard, nuestro canciller, quien para lograr el apoyo de los países centroamericanos, darle el gusto a los yanquis y cumplir con ellos los compromisos secretos, no ha dudado en echar mano del patrimonio nacional para entregarlo sin condiciones y con esa facilidad de regalar lo ajeno, billeteó con cañonazos de 30 millones a cada uno de ellos, por lo que con beneplácito se sumaron Guatemala, Honduras y El Salvador al plan antiinmigrante de los Estados Unidos, eso ahora que el dinero nos sobra está bien, pues nuestra población ha proclamado que con el ambiente social y económico del actual gobierno, es un pueblo sumamente feliz y se place que nuestros hermanos del sur también puedan ser felices.
 
Una golondrina no hace verano, pero las citas públicas de conductas morales que desdicen los buenos propósitos del presidente se multiplican en todo el territorio nacional, en donde al parecer los engranes políticos se mueven a base de vergonzantes sobornos, que compran voluntades y mueven pueblos y grupos enteros, para causas totalmente contrarias a la sana voluntad del mandatario nacional, así don Silvano Aureoles acusa al Subsecretario de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, de dar dinero a los grupos de defensa comunitaria.
 
En el mismo sentido, las altas esferas de información y la opinión pública acusan a este mismo funcionario de operar un proyecto antidemocrático, ordenado supuestamente por el presidente y operado por doña Olga Sánchez Cordero, a través del citado Subsecretario, para ampliar el mandato constitucional del recién electo gobernador de Baja California de 2 a 5 años, acuerdo que se logró violando la norma constitucional mediante la entrega millonaria en dólares a cada diputado del Congreso local de aquel estado. El experimento, dicen los analistas y opositores, es para ir midiendo al ánimo general para perpetuar a Andrés Manuel López Obrador en la presidencia de la República, quien como ya lo prometió no se reelegirá mediante elección constitucional, pero sí puede permanecer en el cargo mediante una prórroga de mandato.
 
Malas señales se están mandando por el gabinete del que tenemos la idea de preparado y brillante, como la Senadora y notario con licencia, doña Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, quien orondamente informó a la nación que espantó y puso nerviosa al saber de una fuente de indudable crédito, “se está dialogando con grupos armados” y claro que así es, de ello dieron amplia información gráfica todos los medios y claro no habría que espantarse si esta es una estrategia para alcanzar la pacificación del país, que está desbordado de miles de hombres armados y decididos a defenderse en algunos casos y en otros hasta a matar inclusive para asaltar, robar, intimidar y someter a posibles víctimas de sus latrocinios.
 
Pero.- dijo el Presidente.- no hay pruebas de que sean delincuentes, o sea que el andar armado no es un delito, el asociarse y hacer lo que ellos hacen es un derecho y claro que lo es. Es el derecho a la resistencia que garantiza nuestra constitución, pero también es un reconocimiento expreso de la incapacidad que tiene el gobierno para acabar con estos factores de inestabilidad e incapaz de garantizar la seguridad y la paz pública.
 
Quisiéramos creer que todo esto se hace para lograr una equilibrada gobernabilidad y concluir que el desarme y las detenciones no son la vía para lograrlo, ya que no alcanzarían las cárceles, ni se alcanzarían a construir las necesarias para meterlos en ellas a todos, pero se requiere el tacto suficiente para diseñar políticas públicas, encaminadas a mermar las hostilidades que con el pretexto de la autodefensa florecen por todas partes.
 
Parece que en este país conviene ser revoltoso, provocar escándalos y violencia, porque ello trae como resultado la respuesta y el premio oficial, La Coordinadora Nacional organizó bloqueos a las vías de comunicación y logró para sus socios.- los maestros.- prestaciones inimaginables, los pobladores por donde atraviesan los oleoductos y gasoductos de Pemex, que decididos se enfrentaron a la autoridad para evitar el huachicoleo, como recompensa reciben ahora grandes beneficios del programa del bienestar, los guardias comunitarios vejaron a nuestro Ejército, mancillaron su honor, lastimaron con esos actos a la conciencia nacional y ahora tienen atención directa de la federación que les construirá un centro agropecuario con una inversión multimillonaria, las feministas justamente hacen una protesta que se sale del control, rompen vidrios, golpean policías, hieren periodistas, dañan el patrimonio cultural en los monumentos históricos como el Ángel de la Independencia y ahora las más altas autoridades las apapachan directamente y les juran protección y seguridad. También el Ejército Zapatista renació para defender su patrimonio cultural, las costumbres, las tierras, la religión, sus creencias expuestas a destrucción con la llegada del tren Maya, no negociaron, pero impusieron su crecimiento con ampliación territorial y la proclama de nuevos municipios autónomos, a su revuelta el régimen les da la bienvenida y el reconocimiento en voz del propio Presidente, ¿será que el país se nos está deshaciendo?
 
A los buenos, a los honrados, a los que todavía acostumbran manifestarse pacíficamente con marchas respetuosas, los que ruegan atención de manera humilde, esos son ignorados en sus movimientos pero ferozmente atacados y perseguidos como los antorchistas, los campesinitos y los movimientos populares, no importa que hagan audiencia de horas, de días, de meses, no importa que con mala ortografía hagan peticiones en cartas, en pancartas o en mantas, esos no importan, no son un problema, no hacen escándalo, no trascienden, ahí pueden esperar.
 
A pesar de ello, no debe de imperar la frustración y tenemos que esperar pacientemente a que el Presidente evite con energía que la mística de la Cuarta Transformación se deforme y se envilezca retornando a prácticas detestadas por viles y vulgares. Pero ese no solo es un deber del líder, este es también un compromiso de todos aquellos miembros de Morena que, desde la más modesta trinchera o el más alto cargo, deben de predicar con el ejemplo e imponer drásticos correctivos a quienes infrinjan la ideología y los principios de esa organización política.
 
En fin, que pensando en México todos debemos de compartir el entusiasmo y el optimismo que expresa el Presidente sobre nuestro presente y sobre nuestro futuro, porque a pesar de los malos augurios y pronósticos sobre la economía, él de manera inteligente ha logrado mantener a flote la economía del país, la unidad de la nación y viva la esperanza de los mexicanos para construir con él un gobierno y una sociedad en donde destaquen las fuerzas morales como el motor de convivencia y de desarrollo de esta gran nación.- Por el bien de la causa.
 
[email protected]

Columnas recientes