Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

ORFIS

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

26/08/2019

alcalorpolitico.com

ORFIS
 
OBLIGADO RELEVO... El próximo miércoles 25 de septiembre, concluye el periodo de siete años por el que fue electo por la Legislatura Veracruzana como titular del Órgano de Fiscalización Superior del estado de Veracruz (ORFIS), Lorenzo Antonio Portilla Vázquez, quien se ha empeñado en ser reelecto como tal, aunque sus allegados comentan que su opción “B”, es relevar a la abogada defeña con licencia para trabajar en el gobierno estatal, Leslie Mónica Garibo Puga, hoy contralora general del estado.
 
Cierto es que en estos siete años al frente del ORFIS, el contador público Portilla Vázquez ha tenido sus aciertos, como haber promovido la recuperación de más de mil millones de pesos que en ayuntamientos y dependencias estatales habían dado mal uso.
 
Sus logros le permitirían al titular del ORFIS salir por la puerta grande el mes entrante y a sus 62 años de edad pasar a la historia como un buen servidor público que sentó importantes precedentes en Veracruz.
 
Pero no amable lector, el hombre ha sacado fuerzas de quién sabe dónde y se ha empeñado en seguir al frente del ORFIS por otros siete años más, para lo cual desde hace meses inició su promoción personal, sobre todo mediática, para posicionarse en el imaginario político y social, por lo cual se le ve en programas de televisión, en “espontáneas” entrevistas periodísticas y en varias primeras planas, declarando sobre todo, en contra de funcionarios del pasado bienio gubernamental, el enemigo natural de la cuarta transformación, versión Veracruz.
 
Obvio, los sinquehacer, que vaya que abundan, se preguntan el ¿para qué? Lorenzo Antonio Portilla Vázquez quiere seguir al frente del ORFIS, respecto a lo cual existen varias versiones.
 
En el Congreso local, de donde saldrá el humo blanco para elegir al nuevo o reelegir al actual titular del ORFIS, este tema ha ocupado largas sesiones de trabajo por lo escabroso que se ha tornado el asunto, dado que el mismísimo Portilla Vázquez, en su faceta de lobbista, se ha encargado de “sensibilizar” a los legisladores locales, particularmente de la Comisión de Vigilancia.
 
En respuesta y aquí entre nos porque se supone que pocos lo saben, los legisladores tratan de ponerse de acuerdo para de algún modo alargar los tiempos legales y cambiar el rumbo de la elección.
 
También aquí entre nos, Lorenzo Antonio procura que, ante el vencimiento de plazos, el congreso emita su designación, figura legal que no existe.
 
DE PERDIS … Decíamos que los allegados a Lorenzo Antonio comentan que su “Plan B” es relevar a la defeña Leslie Mónica Garibo Puga en la Contraloría General del estado de Veracruz, cargo por cuyo desempeño ha sido severamente cuestionada al igual que sus colaboradores, quienes han sido bombardeados mediática y constantemente por asuntos diversos, que incluso tienen que ver con las llamadas empresas fantasma.
 
La abogada Garibo Puga, bien apadrinada desde la capital del país, ha aguantado los embates y mostrado cordura política, gracias a los “no te preocupes” del ejecutivo estatal, su jefe.
 
Habrá que esperar amable lector, a ver cuál será el desenlace de este manoseado asunto del ORFIS, que hoy inicia una semana crucial.
 
NEGOCIO QUE NO DEJA …Aficionados al fútbol, lectores de este espacio, se molestan cuando les preguntamos cuál es el verdadero negocio del equipo “Tiburones Rojos de Veracruz”, el líder de los perdedores, con 32 partidos sin ganar, o sea desde hace más de un año.
 
Se molestan porque dicen que no es posible que un equipo de tanta tradición y con una de las mejores aficiones de este país, tenga un equipo tan, pero tan malo.
 
Se enojan, pero al igual que los compañeros de las secciones deportivas no nos dan razón alguna que explique por qué sigue siendo negocio un equipo perdedor.
 
Otro empresario, dicen, ya hubiera vendido el equipo, pues aquí como en la vida misma es válido aquello de que negocio que no deja, dejarlo.
 
DÍGALO SIN MIEDO …. Comentarios y sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes