Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Un presidente no se puede equivocar

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

29/08/2019

alcalorpolitico.com

“La loca” no estuvo a nuestra disposición”
Jorge Winckler Ortiz
 
Un presidente no se puede equivocar
 
Cuando un presidente de México sale ante los medios de comunicación a informar sobre un asunto en concreto o a ofrecer, como lo hace López Obrador, una conferencia de prensa de preguntas y respuestas, tiene que hacerlo debidamente informado, como comúnmente se dice “con los pelos de la burra en la mano” para informar, de lo contrario, el desastre, como ocurrió la mañana de este miércoles en que dio a conocer datos sobre la tragedia o acto de terrorismo perpetrado en un antro de Coatzacoalcos donde perdieron la vida 28 personas más otras que se sumarán a esa cifra porque permanecen graves, con quemaduras que pronostican decesos.
 
López Obrador dijo, palabras más, palabras menos, que solicitaría a la Fiscalía General de la República que atrajera el caso ya que la Fiscalía del Estado (la de Yunes) no hacía bien su trabajo, insinuando que el autor material de la masacre Ricardo Romero Villegas “La loca”, había sido detenido a finales del mes de julio y puesto en libertad de inmediato.
 
No había pasado quince minutos cuando el escándalo mediático que desató esa declaración estaba en su punto: resulta que la Fiscalía del Estado no era la responsable del caso sino la Fiscalía General de la República, que lo puso en libertad tras detenerlo; es más, muy temprano el mismo gobernante había subido un tuit afirmando lo de la presunta omisión o complicidad de la Fiscalía del Estado…. ¿Quién mal informó al gobernante: el secretario de Gobierno Eric Cisneros Burgos?, quien después confirmó lo dicho por el gobernador y el presidente, ¿o el de Seguridad Pública Hugo Gutiérrez Maldonado? Quién sabe, pero qué empinada le dieron.
 
Podíamos aventurar la hipótesis de que el responsable de esa empinada fue Cisneros Burgos, el Secretario de Gobierno morenista, quien toda su vida académica, política y administrativa la hizo en Baja California, que llegó a Veracruz en 2010 para sumarse a las tareas de campaña proselitista del candidato al gobierno por el partido Convergencia por la Democracia, Dante Delgado Rannauro; muy amigo de Rocío Nahle, quien no oculta sus aspiraciones de suceder a Cuitláhuac García (en su segundo año o en 2024), que no repara en hacer quedar mal al gobernante incurriendo en visibles omisiones de lo que debiera ser su trabajo como secretario y no como auxiliar de la Editora del Gobierno o escritor de libros. O el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez, quien llegó al cargo gracias a su cercano parentesco con la primera dama del país, Beatriz Gutiérrez Müller, con pésimos antecedentes en su pasado inmediato como jefe policíaco. Cualquiera de los dos puede ser el responsable y ya lo estaremos confirmando cuando se presenten las consecuencias del caso porque hacer que un presidente como Andrés Manuel López Obrador mienta, la víspera de su informe de gobierno, es algo muy pero muy delicado.
 
Reacción tardía de la SSP
 
Al filo de las 2.30 de la tarde, cuando el escándalo había escalado la prensa nacional, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) había solicitado a la Fiscalía General de la República (FGR) atraer el caso del atentado en el centro nocturno “Caballo Blanco” de Coatzacoalcos, con el propósito de realizar una investigación exhaustiva bajo el contexto de omisión que hasta el momento se ha tenido por parte del órgano procurador de justicia en la entidad.
 
En la petición registrada por el titular de la dependencia, Hugo Gutiérrez Maldonado, se advierte que el hecho ocurrido este martes no es aislado, pues desde el pasado mes de julio se habían suscitado cuatro ataques a establecimientos en la misma ciudad, con incendios perpetrados por personas desconocidas. Cabe recordar –comenta el despacho de prensa– que, el 16 de julio, el bar “La Catrina”, ubicado en la calle Hidalgo esquina con Matamoros, de la colonia Benito Juárez, fue incendiado por presuntos sujetos armados; el día 18 se registraron dos atentados, uno en el negocio “Cocinas Integrales Williams” y otro en el lote de autos “Nuevo Milenio”, donde delincuentes incendiaron un vehículo; posteriormente, el día 23, fue atacado el bar “Los Mangos”, ubicado en la calle John Spark, esquina con Aldama.
 
La SSP lamenta que, frente a la gravedad de los hechos ocurridos tan solo en un mes en la ciudad, la Fiscalía General del Estado (FGE) se haya mantenido al margen de la investigación correspondiente, lo cual evidencia una omisión institucional.
 
Y, finalmente, pone a disposición de las autoridades federales y estatales toda la información relacionada con dichos eventos, para coadyuvar en su esclarecimiento y garantizar la verdad y justicia a las víctimas.
 
Mar de anomalías
 
El titular del ORFIS, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez sigue dando resultados y ha informado ya el total de las observaciones realizadas a la revisión de la Cuenta Pública 2018 que fue el último año del yunismo y el primero de las actuales alcaldías. Los resultados son abrumadores, al registrarse un total de 8 mil 527 observaciones luego de aplicar mil 648 auditorías realizadas a la Cuenta Pública 2018 por el ORFIS.
 
Fueron auditados 328 entes estatales de los tres Poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial); los órganos autónomos; la Universidad Veracruzana; los Organismos Públicos Descentralizados; los 212 ayuntamientos; entidades paraestatales y paramunicipales; empresas de Participación Estatal o Municipal. La etapa de solventación de observaciones ya se cerró y ha iniciado la fase de la integración del Informe General y de los Informes Especiales, que habrán de entregarse al Congreso del Estado a través de la Comisión Permanente de Vigilancia, el próximo 26 de septiembre, justo en el día que saldrá humo blanco de Palacio Legislativo.
 
El reporte que ha dado el titular del ORFIS desde luego que pondrá a varios yunistas a sudar, empezando por el jefe del clan…
 
Jorge Winckler aclara
 
Y muy a su estilo, frío, calculando los tiempos, Jorge Winckler Ortiz, el Fiscal de Yunes saca su comunicado: La Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGE) aclara que es totalmente falso que Ricardo "N", “La Loca”, haya estado a su disposición, al señalar que fue la Fiscalía General de la República (FGR) quien conoció el caso y determinó su situación jurídica. A través de su despacho de prensa aclara: la Fiscalía General de Veracruz señala que una tragedia no debe utilizarse para distorsionar hechos ni confundir a la opinión pública.
 
Hay que recordar que el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, informó desde primera hora que fue identificado el presunto autor intelectual del ataque a un bar en Coatzacoalcos, Veracruz, como Ricardo "N", “La Loca”, quien habría sido detenido el pasado mes de julio.
 
Y que, a través de su cuenta de Twitter, detalló el mandatario veracruzano: “Los indicios sobre el deplorable crimen en el bar de Coatzacoalcos señalan a que uno de los autores materiales es Ricardo "N" alias "la loca" a quien las fuerzas coordinadas de Veracruz detuvieron en julio de este año y fue liberado en menos de 48 hrs por la FGE.”
 
REFLEXIÓN
 
En medio de la discusión sobre quién es más responsable de la masacre de Coatzacoalcos, si la policía por no cumplir con su obligación de prevenir los delitos o la Fiscalía por dejar en libertad a peligrosos delincuentes que, según, han puesto en sus manos, Veracruz se baña en más sangre con más ejecuciones, más crímenes y más violencia que cobra decenas de vidas de paisanos quienes no tienen por qué pagar las consecuencias de la ineficiencia y los pleitos políticos.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes