Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Se desfonda el clan Yunes

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

05/09/2019

alcalorpolitico.com

“Vamos a partirle la madre a Morena”
Miguel Ángel Yunes Márquez
 
Se desfonda el clan Yunes
 
Luego de que el Fiscal General de Veracruz, Jorge Winckler, fuera removido temporalmente del cargo por el Congreso del estado, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que él no intervino en la decisión, pero consideró que en el pasado se designaron “fiscales a modo”.
 
“Nosotros somos respetuosos de las autonomías y de otros poderes. No tenemos el propósito de intervenir para quitar a funcionarios públicos de organismos independientes o autónomos”, aseguró el presidente desde Palacio Nacional.
 
“Consideramos que se cometieron errores en el pasado porque nombraron fiscales a modo. No solo se dio en Veracruz, sino en todos lados; es una práctica que viene, desgraciadamente, de lejos. No hay autonomía de los poderes, el gobernador sigue siendo el poder de los poderes”.
 
El Congreso estatal de mayoría morenista aprobó este martes la destitución de Winckler por no cumplir con la revalidación de su certificado de confianza.
 
La separación se dio en medio de una disputa entre el gobernador Cuitláhuac García, de Morena, y Winckler, a quien el mandatario estatal acusa de tener nexos con el crimen organizado y ser una herencia del exgobernador panista Miguel Ángel Yunes.
 
Y todo parece indicar que hasta aquí llegó el perverso plan de la familia Yunes del Estero, quienes desde que perdieron la pasada elección para la gubernatura de Veracruz tomaron la decisión de hacer todo lo que estuviera de su parte para descarrilar al nuevo gobierno de Morena, que encabeza Cuitláhuac Jiménez García, empezando por dejar sembrado al Fiscal Jorge Winckler, quien se aplicó y mostró eficiencia en eso de poner piedras en el camino, de proteger delincuentes y promover la violencia con su actitud de otorgar impunidad a los miembros de las bandas organizadas que han convertido al estado en un campo de guerra.
 
A lo anterior hay que sumar que les tumbaron a quien pretendían imponer como dirigente estatal del PAN, José de Jesús Mancha Alarcón (se sentía ya reelegido) quien a base de trampas trató de ganarle la elección para quedarse con la dirigencia y ponerla a disposición de su jefe Yunes; a Joaquín Guzmán Avilés, quien no se quedó con la derrota, impugnó el proceso y el tribunal le dio la razón. Hoy andan nuevamente en campaña, pero ya sin los apoyos económicos de Yunes Linares, y Guzmán Avilés cosechando el descontento que generó al interior del PAN veracruzano la familia Yunes, quienes desde que se apoderaron de las siglas del partido han decidido todas las candidaturas y han ejercido el poder solo para su beneficio, o sea, perderán sin duda la elección y la dirigencia estatal del PAN.
 
A lo anterior hay que sumar que ahora que su alfil Jorge Winckler no tiene fuero, será sometido a los procesos que por diversas denuncias tiene pendientes en la Fiscalía General de la República, pudiéndose llevar al mismo Yunes Linares entre las patas.
 
El rostro de los diputados panistas que intentaron ingresar al Palacio de Gobierno la mañana de ayer lo dice todo: ya no son los arrogantes protegidos del cacique, ya no ven por encima del hombro, ya no muestran satisfacción y arrogancia frente a sus semejantes, ya se ven cabizbajos, preocupados y tristes porque saben que han perdido el poder, que seguramente vendrá lo que siempre viene, la venganza de los ofendidos, de todos los veracruzanos a los que agredieron con su conducta soberbia y sus excesos en el poder… Ni modo, la política es una rueda de la fortuna, lamentablemente para ellos los panistas, hicieron todo para estar abajo donde permanecerán mucho tiempo porque para que se repongan de este madrazo va a estar muy difícil… ¡Claro que lo merecen y más!
 
Motivos de celebración
 
El Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) es una de las instituciones que mejor han recibido la separación de Jorge Winckler como Fiscal General del Estado, pues se espera que ahora sí caminen las denuncias que el propio Auditor Lorenzo Antonio Portilla Vásquez ha interpuesto por las irregularidades detectadas en la Cuenta Pública 2017 y seguramente las que vendrán de la de 2018, años en los que Miguel Ángel Yunes Linares se apoderó del Estado.
 
Realmente si hay alguien que conoce las triquiñuelas financieras que causaron perjuicio patrimonial a Veracruz durante el minigobierno de Yunes es precisamente el Auditor Portilla Vásquez, quien tuvo el tino de inscribirse para participar por un segundo periodo que sería vital para fincarle nuevas denuncias a quien se creyó vivir en la impunidad eterna que le daba el manto protector de su fiscal Winckler.
 
La agenda política de Veracruz es dinámica y lo evidente es que la congruencia siempre se premia, y en el caso del Orfis, y en particular de su titular, puede tener recompensa ser íntegro y soportar estoico las bravuconadas de un exgobernador Yunes Linares que hoy tendrá los días más amargos de su atribulada vida de enconos.
 
Puro Yunes en la Fiscalía ¿autónoma?
 
Luego de la sorpresiva destitución del fiscal estatal Jorge Winckler de la Fiscalía del Estado, en redes sociales se difundieron imágenes de personajes ligados a la familia Yunes Márquez, quienes fueron nombrados como fiscales regionales, donde cuestionan la autonomía del funcionario estatal. Entre las críticas, destaca que mientras Winckler Ortiz acusa que detrás del juicio político en su contra existen intentos por violentar la autonomía de la Fiscalía General de Veracruz, los nombramientos evidencian que algunos son cercanos a la familia Yunes.
 
A Jorge Winckler lo ubican como el fiscal carnal, debido a que en diciembre de 2016 fue nombrado en el cargo a propuesta del entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares y avalado por el PAN y sus aliados en el Congreso veracruzano.
 
Y tras la destitución comenzaron a circular fotografías en la red en las que se observa a algunos fiscales en actos de campaña de Miguel Ángel Yunes Márquez, cuando contendió por la gubernatura en 2018. Los comentarios en este caso son de reclamo hacia Winckler, pues cuestionan la simulada autonomía que presume, ya que las imágenes exhiben que recursos humanos y materiales de la Fiscalía fueron utilizados en la campaña para la elección de gobernador.
 
Una fotografía muestra a la actual fiscal Regional Zona Sur-Coatzacoalcos, María Isabel Hernández Cruz. En ese entonces se desempeñaba como fiscal Regional de Veracruz. Junto a la funcionaria se observa a excolaboradores, entre ellos el fiscal auxiliar de la Fiscalía Regional Veracruz, Alejandro Carlos Díaz Infante, así como a los fiscales auxiliar Manuel Pérez Peralta; fiscal primera, Delma Yameli González Escobar; fiscal segundo, César Gustavo Martínez Sampeiro; fiscal octavo, Xóchitl Jazmin Straffon Santos; fiscal noveno, Carmela Martínez Flores; y la encargada de la Subunidad de Boca del Río, Janet Santos Castro, quien ahora también labora en Coatzacoalcos.
 
Hernández ha sido señalada por su inacción, lo cual presumiblemente ha generado que queden en libertad algunos presuntos delincuentes capturados por la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en el sur del estado.
 
REFLEXIÓN
 
Dicen que el Secretario de Gobierno padece el “síndrome de Nopaltepec” que tiene Fidel Herrera, quien no quiere desperdiciar un minuto de su vida sin andar tras las faldas de alguna jovencita, aunque sea por pura pose porque muchas de ellas han llegado a confesar que El tío les pagaba para que fingieran… Los síntomas son los mismos.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes