Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Cabos Sueltos

Por: Silvia Sigüenza

12/09/2019

alcalorpolitico.com

"Hasta cuándo la duda nos brindará blasones/ por haber padecido! …/ ya nos hemos sentado / mucho a la mesa, con la amargura de un niño / que a media noche, llora de hambre, desvelado…"
(La Cena Miserable. / César Vallejo.)
 
A pocos días de celebrar un aniversario más de la libertad de nuestro país, lo hacemos con la convicción y esperanza de recobrar nuestra esencia de mexicanos. Recobrar la admiración y respeto por todos los hombres y mujeres que dieron sus vidas por un país libre. Un país en el que todos tuviéramos los mismos derechos que como humanos nos corresponden: alimento, techo, salud; una manera digna de vivir y ganar nuestro sustento y el de nuestros hijos. Acceder a la educación que ofrece el Estado.
 
Formar una familia a la que transmitamos nuestros valores, el respeto y amor a la familia y a la patria.
 
La historia de nuestro país tiene en su haber hombres y mujeres que dieron todo por ella. Y el resto es de todos conocido a través de la enseñanza escolar y de las vivencias que muchos de nuestros padres nos trasmitieron.
 
Ahora padecemos el total desconocimiento de lo que ha sido nuestro país; como resultado vivimos una forma de desarraigo que nos ha llevado a casi desconocer nuestro país y nuestra gente.
 
En este mes de la Patria, no permitamos que autoridad alguna nos minimice en nuestras celebraciones. Que devalúen a nuestros héroes, a los que nos dieron Patria y Libertad. Y recordemos nosotros y debemos hacer que los gobernantes lo recuerden y respeten: LA PATRIA ES PRIMERO.
 
Y pasando a la actualidad, pues realmente vamos día a día en pleno retroceso, con un Presidente que raya en la obsesión, que ha convertido a los tres poderes en su cuerpo de servicio personal en lo que a llevar las riendas del país se refiere. Un Presidente que no respeta nuestros símbolos patrios, que no saluda nuestro lábaro patrio en los actos oficiales, un Presidente resentido por haber llegado tan tarde a lo que fue su capricho vital; gobernar este nuestro país.
 
Un ¿Presidente? Que lleva doble o triple agenda. La que da al pueblo para entretenerlo, la que lleva con los enclaves económicos de país, petróleo, minerales, bosques, etc. Un Presidente que con sonrisa burlona y socarronamente, amenaza a los ciudadanos que reclaman fuentes de trabajo, escuelas dignas, respeto a nuestras etnias. No se trata de hacer lo que él hace, disfrazarse con los trajes y/o vestimenta de nuestros pueblos originarios. Presentarse a estos lugares con collares de papel, y artefactos que más parece son de alguna secta a la que pertenezca.
 
Doble actuar, como jefe de la nación y en ocasiones, no tan veladas, amenazas al "pueblo bueno."  En fin, por esto votaron una inmensa mayoría de mexicanos, adormecidos por el canto, no de las sirenas, sino del tiburón. Ojalá que este mes de las Fiestas Patrias, seamos capaces de reflexionar en nuestra situación que es reflexionar en el futuro del país y de nuestros descendientes. ¿Qué país les queremos heredar? La semilla del desarraigo, del primero yo, del acumular puestos y riquezas.
 
En fin, para nadie, incluyendo a los pueblos y/o comunidades alejadas de lo que llamamos "CIVILIZACIÓN"

Columnas recientes