Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Estremecimiento en el PAN

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

12/09/2019

alcalorpolitico.com

*No a puentes educativos
*Las razones de la milicia
*Pendientes en la Fiscalía
 
La contienda aún no finiquitada al interior de las filas azuladas del PAN, para obtener la dirigencia estatal del Partido en el que milita el anterior gobernador veracruzano, Miguel Ángel Yunes Linares, refiere los claros síntomas de un organismo partidista notoriamente vinculado a intereses anidados, desde tiempo atrás, en la estructura del mando nacional.
 
Dicen que de siempre en los organismos políticos con presencia en el territorio nacional (como es el caso del PAN), los de arriba tratan de imponer a los de abajo y, los de abajo, buscan la forma de evadir tales líneas de mando, salvo aquellos directamente vinculados con los senderos de poder.
 
En el caso de las regiones veracruzanas, no debe ignorarse que habitante de estas tierras lo es Miguel Ángel Yunes Linares, quien desde décadas atrás despacha en la zona conurbada integrada por el puerto veracruzano, Boca del Río, Medellín y últimamente Alvarado, lo que refiere un espacio territorial y poblacional sin igual en las costas de México, a lo que se suma la importancia tanto histórica como turística, comercial y portuaria que tales espacios representan.
 
Es incuestionable desde muchos años atrás, que Miguel Ángel Yunes Linares representa la figura partidista más destacada de esa importante zona costera, por lo que acertado sería pensar que, en lo que se refiere a su fuerza de opinión al interior del Partido Acción Nacional, pocos son los que se atreverían a ponerlo en duda.
 
Y debe tenerse claro que, si a ello se suma lo que representa ser el único gobernante estatal de tono azulado que ha despachado en tierras veracruzanas, entonces habrá que tener muy en cuenta que su presencia y opinión, incuestionablemente refieren especiales dimensiones y pesos en lo referente a la integración de estructuras partidistas al interior de Acción Nacional.
 
En los últimos días se habla de fricciones severas en escenarios de Acción Nacional en tierras veracruzanas, ello en torno a la definición de las nuevas estructuras de mando en ámbitos estatales, tales referencias son las menos convenientes para un organismo partidista que apenas acaba de ser derrotado en las urnas electorales por un organismo partidista que, como es natural, pretende extender su poder sobre el territorio nacional por muchos años más.
 
Así las cosas, el Partido Acción Nacional, al igual que el Revolucionario Institucional, por diferentes cuestiones, en lugar de encontrar senderos para el fortalecimiento ante una “Cuarta Transformación”, pareciera que se eclipsan aún con mayores dimensiones, panorama que facilita la sonrisa de los nuevos poderosos que ahora tienen frente a sí… Ni de más, ni de menos.
 
LO QUE SE LEE
 
Que con un real golpe de timón, de esos que en realidad marcan nuevos derroteros (o por lo menos la posibilidad de que así sea) las nuevas autoridades educativas que despachan en el marco de la Cuarta Transformación, han hecho circular instrucciones precisas para que todo maestro en todos los puntos del país donde operan escuelas oficiales, cumplan con el calendario escolar, el cual no tiene previsto para el presente año “ningún puente” de ninguna naturaleza.
 
Las enérgicas instrucciones giradas con precisión a todo el sector oficial, ciertamente tomó por sorpresa a todas las organizaciones magisteriales del país, quienes aún no salen de su “desagradable asombro”, en tanto que los maestros intuían que, por lo estilos imperantes en las acciones del nuevo Gobierno de la República, “hoy más que nunca” habría relajación y prebendas para ampliar “los periodos de asueto” en favor del siempre privilegiado sector magisterial.
 
De hecho, la instrucción refiere que el único día que no se impartirán clases con motivo de las fiestas patrias habrá de ser el 16 de septiembre, y ello porque los alumnos desfilarán, pero al día siguiente martes, todos los maestros y alumnado deberá acudir (como regularmente lo hace) a sus respectivas aulas.
 
Incuestionablemente que tales determinaciones apuntan sobre nuevos tiempos en el marco educativo del país.
 
LO QUE SE VE
 
Lo comentado ayer en este mismo espacio en el sentido de que no se volverá a aceptar por parte del Ejército Mexicano la mínima agresión en contra de sus integrantes, ha sido clara y totalmente ratificado por parte de la Fuerzas Armadas del país, referencia que la colectividad en lo general recibe con la clara interpretación que tales posturas se encuentran indudablemente apegadas a la legitimidad.
 
Y es que la razón les asiste a los mandos militares, en tanto que la milicia está cumpliendo con una de las tareas más complejas afrontadas en los últimos tiempos, dentro del territorio nacional, tal como lo es el frenar el desorden que impera ante la creciente presencia de actos fuera de la Ley, hechos que están dañando no sólo la estabilidad del país, sino a la economía en lo general, cuyas consecuencias resultan marcadamente dañinas para el conglomerado social en lo general.
 
Saludable para toda la colectividad resultaría que, ante la puntual advertencia de los mandos militares, la actividad delictiva tendiera (sin la necesidad de acciones coercitivas) con dirección hacia índices con tendencias hacia la baja, escenario que, por sí sólo, representaría no sólo un respiro sino un significativo avance con rumbo a los senderos de paz y prosperidad, en beneficio de todo el país.
 
LO QUE SE OYE
 
Que el tema de fricciones, desacuerdos e incluso procesos judiciales que se registra en torno al caso de Jorge Winckler Ortiz, más allá de su proceso de destitución, pareciera reflejar una historia de prolongada duración, escenarios cuyo telón sigue sin correrse y permanecen los actores sin la oportunidad de ocultarse de los ojos de miles de espectadores.
 
Porque válido es apuntar que suman miles los que cotidianamente ingresan a los sistemas electrónicos de comunicación o a los medios impresos, en busca de los resultados que refieren las pizarras sobre el duro desencuentro entre los actores protagónicos en dicha confrontación.
 
Está claro y no se puede ni debe ocultar que el tema del Fiscal veracruzano, sobrepasa los desacuerdos surgidos entre núcleos de poder para alcanzar niveles de indudable distanciamiento, desconexión y confrontación, como si existieran “cuentas pendientes” entre las partes y, de ello, para éstas fechas ya nadie lo duda.
 
Porque al margen de eficacias o ineficacias, enredos y desenredos sobre tales escenarios, la realidad es que dichos vientos soplaban desde los tiempos de las pasadas campañas electorales, días aquellos en los que originados en los pasillos del Palacio del Gobierno del Estado, se escuchaban expresiones como la de “Ya cállate loco”… ¿Lo recuerda Usted?

Columnas recientes