Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Si no encierran a Yunes, él los tumba

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

23/09/2019

alcalorpolitico.com

“Es que la Vero fue hombre en
su otra vida y se le quedó el gusto”

Niurka Marcos
 
Si no encierran a Yunes, él los tumba
 
El fin de semana anterior, el compañero Raymundo Jiménez recordó en su columna “Al Pie de la Letra”, un pasaje de don Ángel Leodegario Gutiérrez Castellanos, “Yayo”, cuando fundó su periódico “Política”, un crítico medio impreso xalapeño que surgió en 1987, recién iniciada la administración del exgobernador Fernando Gutiérrez Barrios, en el que “Yayo” no dejaba de reconocer al priista oriundo de Soledad de Doblado como un gran “gladiador político”, fama que Miguel Ángel Yunes se había ganado desde su confrontación como diputado local con el exgobernador Agustín Acosta Lagunes.
 
Y es que, efectivamente, el choleño ha sido el político mexicano que más veces se ha levantado de la lona, luego de estruendosos fracasos en los que se ha visto involucrado. Salió huyendo de Veracruz luego de subir a tribuna en el Congreso Local para pedir la desaparición de poderes en el gobierno de Agustín Acosta Lagunes, todo porque Acosta al tomar posesión del cargo inició una cacería de hernandezochoístas a los que consideraba corruptos, comenzado con José Luis Lobato Campos, exdirector del IPE, compadre de Yunes Linares quien reaccionó pidiendo la destitución del Tío Tín, lo que le costó el exilio.
 
Y son muchos los pasajes de escándalos y tropiezos de Yunes quien después ha logrado reaparecer mejor posicionado, al lado de Roberto Madrazo Pintado, como el chiquión de la maestra Elba Esther Gordillo Morales y como consentido de la familia del panista Felipe Calderón Hinojosa, quien filtró a la prensa nacional una grotesca foto donde está trambucando a Yunes Linares en un pastel, para después hacerlo candidato a gobernador de Veracruz por el PAN, y en dos ocasiones, porque la primera la perdió con Javier Duarte.
 
Pero el elevado nivel de perversidad y su habilidad para transitar por los sótanos más asquerosos de la política nacional no son para despreciarse. A Yunes Linares no se le espanta a periodicazos, no, a él si no lo ponen quieto en este momento es capaz de reaparecer como uno de los líderes de la alianza de partidos que se está formando a nivel nacional con miras a arrebatarle a Andrés Manuel López Obrador el poder… No en balde quienes lo conocen o han trabajado a su lado, aparte de respetarlo, le tienen pavor.
 
Resulta muy raro que cuando el presidente Andrés López Obrador ha pregonado que la corrupción se barre como las escaleras, de arriba hacia abajo, en Veracruz sus colaboradores hayan comenzado al revés, primero con la morralla, a menos de que Yunes Linares haya pactado su impunidad o… porque le tienen miedo, lo que sería muy grave para todos los veracruzanos y para el mismo gobierno de AMLO.
 
Sobre Winckler y el cascajo
 
Decimos que aquí en Veracruz se está comenzando a barrer al revés de cómo lo recomienda el presidente de la 4T en relación a la información que circuló la noche de este sábado 21 en la que se da a conocer que un juez libró una orden de aprehensión contra Jorge Winckler Ortiz, fiscal de Veracruz separado temporalmente de su encargo, y cinco ex funcionarios de su primer círculo de confianza, por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro.
 
La orden de aprehensión corresponde al proceso penal 296/2019, y fue librada contra Winckler, Luis Eduardo Coronel Gamboa, ex fiscal de Desaparecidos y fiscal Regional de Xalapa; Marcos Even Torres Zamudio, fiscal Anticorrupción; Roberto Mora Mil, responsable de la Fiscalía Especializada para la Atención de Denuncias por Personas Desaparecidas; y los policías ministeriales: Sergio García Celis y Uriel González…. El puro cascajo de la yunicidad, los gatos del ex gobernador.
 
El caso por el que Winckler Ortiz y sus colaboradores recibieron orden de aprehensión está vinculado a Francisco Zárate Aviña, jefe de escoltas de Luis Ángel Bravo Contreras, exfiscal estatal durante el gobierno de Javier Duarte.
 
Zárate Aviña presentó denuncias ante autoridades federales por el delito de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro e involucra a Winckler Ortiz y sus colaboradores.
 
Winckler es un abogado de medio pelo, vinculado al exgobernador Miguel Ángel Yunes Linares (2016-2018), quien tomó protesta como fiscal general de Veracruz el 31 de diciembre de 2016. De acuerdo con la legislación vigente, gozaría de autonomía en el cargo y su periodo duraría nueve años, de 2016 a 2025. Durante el gobierno del panista Yunes Linares, Winckler Ortiz encabezó las investigaciones en contra de varios exfuncionarios del gobierno de Javier Duarte de Ochoa. Además se distinguió por confrontarse con familiares de personas desaparecidas y por bloquear periodistas en redes sociales, todo siguiendo órdenes de su patrón, el jefe Yunes Linares.
 
Semana del ORFIS
 
Desde hoy, la agenda pública y particularmente la legislativa, estarán desarrollándose en torno al presente y futuro del ORFIS. El jueves 26 de septiembre el actual Auditor General del Estado, Lorenzo Antonio Portilla Vásquez estará presentando uno de los más completos informes de trabajo que permitirá definir un rumbo compatible con la justicia social que persigue el actual gobierno de Cuitláhuac García Jiménez.
 
Se trata de los Informes Individuales y el Informe General Ejecutivo de la Fiscalización Superior de las Cuentas Públicas 2018, en los que el equipo del titular del ORFIS ha hecho un trabajo serio que sacará chispas por el mar de denuncias que podrían desprenderse contra el último año de gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares y que fue clave para la promoción electoral de su hijo Chiqui que buscaba heredar el poder de papi. Hoy sin Winckler en la Fiscalía General del Estado, estando prófugo de la justicia su abogado protector, y con las cuentas revisadas y seguramente con anomalías que ya se revelarán, el panorama de Yunes Linares luce más negro que el color de piel de su acérrimo rival político. El trabajo del Auditor Portilla Vásquez dará rumbo a las acciones que emprenda el gobierno estatal para hacer justicia a los veracruzanos. La permanencia del titular del ORFIS sería estratégica para actuar de manera quirúrgica e impecable contra el exmandatario estatal, al fin que ya tiene experiencia en saber enfrentar al demonio azul. Veremos qué pasa.
 
Fox y Yunes contra la 4T
 
En estos días ha reaparecido públicamente el ex presidente panista Vicente Fox Quesada, a quien se unirá Miguel Ángel Yunes Linares, para participar en la cruzada antipeje, en la que participarán, ya lo aceptaron, el PRI, Movimiento Ciudadano, el PRD y otros partidos que así lo deseen para luchar por echar del poder a Morena.
 
“México es nuestra meta. Es ahí donde tenemos que sumar, donde tenemos que unirnos y donde tenemos que darle en la madre a esta Cuarta Transformación”, dijo Vicente Fox Quesada, visiblemente alterado, durante su discurso en el marco de la 24 asamblea del Partido Acción Nacional, a la que fue invitado luego de permanecer cinco años fuera del partido.
 
El guanajuatense dijo a los medios de comunicación que cubrieron el evento: “No tiene que ser todo azul, rojo, amarillo o México Libre. Cuando se trata del país, no hay colores, por el país nos sumamos todos. Estoy convocando a todas las fuerzas ciudadanas. Ya me reuní con el PAN, PRI, Calderón, los chuchos del PRD. Vamos a repetir el 2000, desnudando las mentiras de este personaje”.
 
“Las cosas van mal y se están poniendo peor, color de hormiga, cabalguemos en contra de las chinches bravas, víboras prietas y demás alimañas que se han refugiado en Morena y la 4T”. Y recomendó: La oposición debe aglutinarse porque México no es “ni de una secta ni de un pastor”. No debe caer en manos de “un mesías, de un profeta, de una persona que miente y engaña en cada mañanera. No puede reinventarse México en la mente de un personaje que ni siquiera parece mexicano. México no le pertenece, no lo va a controlar. Tenemos que restaurar los equilibrios del poder todos los partidos políticos”.
 
Beto Silva regresa a Tuxpan
 
Con el apoyo del Senador de la República Manuel Velasco Coello “La güera”, uno de los personajes de la vida política nacional más cercanos al presidente AMLO, el paisano Alberto Silva Ramos ha anunciado su intención de buscar la candidatura a la presidencia municipal de su natal Tuxpan, donde ya fue alcalde y dejó un legado de obra que difícilmente lo igualarán. El popular “Cisne” contenderá por los partidos Morena y el PVEM, además de su enorme capital político construido a fuerza de trabajo a favor de los tuxpeños.
 
El pasado sábado, más de mil 400 mujeres tuxpeñas desayunaron con Alberto Silva Ramos y Juan Cano en un ambiente de mucho afecto hacia Alberto Silva. Recordando su cercanía con el puerto de los bellos atardeceres, fue recibido por numeroso grupo de mujeres amigas que lo han apoyado siempre en su carrera política y de servidor público.
 
Alberto Silva Ramos, tuxpeño de corazón y de pasión, llegó nuevamente a su tierra para convivir con las mujeres de varias colonias y del centro de la ciudad a quienes contagió con un mensaje muy emotivo. Hoy Silva busca establecer un diálogo abierto y revivir las maravillosas cosas que realizaron juntos con él durante su administración como alcalde de su pueblo.
 
En el salón de eventos del SUTERM, en la carretera a Tamiahua, donde tuvo lugar el encuentro, Silva mandó un mensaje político a muchos que ya se sentían mandar en Tuxpan y al mismo tiempo convocó a los ciudadanos a unirse en un solo proyecto, sin distingo de partidos e ideologías políticas y juntos recuperar la tranquilidad, el orden y la prosperidad que Tuxpan merece; dejó en claro que su presencia en esta que es su casa es para construir un mejor futuro para todos los tuxpeños, a los cuales expresó con gran firmeza: “Nuestro proyecto se llama Tuxpan y en él son bienvenidos todos, aquí no habrá veto para nadie pero sí un Beto para todos”.
 
REFLEXIÓN
 
Jorge Winckler Ortiz era un abogado porteño quien a fuerza de trabajo construía un prestigio como litigante. Miguel Ángel Yunes Linares lo contrató para llevar el caso de Marijose Gamboa, una ebria que dio muerte con su vehículo a un ciudadano, la libró de la cárcel y ahí quedó enganchado en el cartel del Estero. Casado, con dos hijos y una vida familiar normal, a cambio de poder, fama y dinero, Winckler se sometió a los caprichos y mandamientos de Yunes Linares quien lo hizo Fiscal del Estado. Hoy es un prófugo de la justicia, acusado de haber cometido varios delitos graves en su calidad de Fiscal… Los Yunes lo contagiaron de ambición y soberbia.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes