Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Avestruces

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

04/10/2019

alcalorpolitico.com

AVESTRUCES
 
ESCONDIENDO LA CABEZA … Testimonio de que a casi un año de iniciada la actual administración estatal, el gobierno del estado de Veracruz carece de un programa de Comunicación Social, es el oficio circular SESVER/DSP/2031/2019, fechado el pasado 23 de septiembre y firmado por el director de Salud Pública, Salvador Beristaín Hernández, donde prácticamente prohíbe a los titulares de las 11 jurisdicciones sanitarias que existen en la entidad veracruzana, el hacer declaración alguna respecto al dengue, estableciendo que los únicos voceros oficiales para el caso, son el ejecutivo estatal Cuitláhuac García Jiménez y el secretario estatal de Salud, Roberto Ramos Alor.
 
Nadie más del gobierno del estado puede hablar respecto a esta enfermedad, cuyo crecimiento en Veracruz está a punto de convertirse en epidemia, dadas las condiciones que se están dando para ello.
 
Este oficio que se socializó a través de las redes sociales, fue enviado a los titulares de las jurisdicciones sanitarias de Pánuco, Tuxpan, Poza Rica, Martínez de la Torre, Xalapa, Córdoba, Orizaba, Veracruz, Cosamaloapan, San Andrés Tuxtla y Coatzacoalcos.
 
La “Ley Mordaza” como se le conoce y llama popularmente a este tipo de disposiciones, decíamos que es testimonio de que el gobierno del estado de Veracruz carece de políticas de Comunicación Social, pues de haberla y conforme lo indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de Salud (OPS), un factor importante para enfrentar la contingencia del dengue es la información.
 
La falta de información, sobre todo de parte de aquellos a quienes se les confió ser guías de los destinos del estado de Veracruz, genera incertidumbre y desconfianza, además de cierto dejo de desilusión, pues como en antaño, al viejo estilo priista, se le quiere tratar como ignorante a la ciudadanía, pretendiendo tapar el sol con un dedo.
 
Al no existir una política de comunicación social en la actual administración estatal, se recurrió a la llamada “Ley Mordaza” a la práctica del avestruz, de meter la cabeza en un hoyo para no ver la realidad, dejando de fuera- desafortunadamente- el resto del cuerpo, que queda vulnerable a cualquier tipo de acción.
 
Si hubiera política de comunicación social en el gobierno del estado de Veracruz, alguien conocería los principios básicos de la Comunicación de Crisis, que entre sus primeros preceptos precisa que: “el silencio no es una opción”.
 
Replegarse en el silencio es demostrar que no se tiene estrategia alguna, no solo para comunicar, sino para atender la contingencia; vaya, que prácticamente se está en ceros.
 
AL TORO POR LOS CUERNOS … El dengue, amables lectores, le está afectando y mucho a los veracruzanos, a grado tal que somos el estado número uno del país en casos confirmados, afectando incluso a los mismos funcionarios del gobierno estatal, entre ellos a la secretaria de Protección Civil, Guadalupe Osorno Maldonado, quien reconoció en su cuenta de Twitter: @lupeosorno lo siguiente: “… quiero compartirles algo, en las semanas pasadas tuve dengue y es algo que no le deseo a nadie".
 
Quizá sin pretenderlo, lo que hizo la titular de Protección Civil en Veracruz al reconocer que resultó afectada por el dengue, es lo que debiera hacer el gobierno del estado de Veracruz si tuviera la adecuada asesoría en comunicación social y enfrentar la situación, en principio aceptándola.
 
“Al toro por los cuernos”, dice el viejo refrán y eso tan simple, es lo que no han querido hacer quienes circunstancialmente están al frente de la actual administración estatal, aceptar que Veracruz está en crisis.
 
Salir a los medios de comunicación al menos una vez al día, o cada vez que se necesite, para darle certidumbre a la ciudadanía y definir un guión para que a su vez, lo repliquen los 11 jefes de Jurisdicción Sanitaria, debieran ser, entre otras, las acciones emergentes ante la avasallante presencia del dengue.
 
Ver, oír y ser testigos de que los gobernantes “le meten la mano” al asunto, le da certidumbre a los gobernados. Confianza.
 
DÍGALO SIN MIEDO… Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes