Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Le jalaron los bigotes al ratón

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

21/10/2019

alcalorpolitico.com

“Beca de Jóvenes Construyendo el
Futuro para el joven Ovidio Guzmán”

Eso dice Mario Tejeda
 
Le jalaron los bigotes al ratón
 
Son muchos los veracruzanos que tienen familiares en el estado de Sinaloa, o amigos cercanos, quienes platican sobre su forma de vida en esa parte del norte del país, poniendo por delante el trato que les dan quienes se dedican al tráfico de droga hacia los Estados Unidos de Norteamérica, donde tienen un mercado infinito con millones de gringos que consumen cocaína y otros estupefacientes y que cuentan con suficientes dólares para adquirir lo que sea; a estos traficantes de beneficiaros sociales no los bajan: dan empleo, ayudan a los necesitados, construyen lujosos campos deportivos, conviven con los ciudadanos y a cambio tienen el cariño y la protección ciudadana.
 
Estos paisanos desde hace tiempo se organizaron en una poderosa empresa (cartel) liderada por Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, preso de por vida en un penal de Estados Unidos, y hoy por sus hijos que aprendieron a manejar el negocio. No tienen problema con la justicia mexicana, pero por su actividad los gringos los traen en la mira con expedientes abiertos sobre tráfico de estupefacientes y lavado de dinero. Los llamados “Chapitos” o hijos de Joaquín Guzmán Loera son: Joaquín Archivaldo Guzmán Salazar (a menudo considerado como el hijo más poderoso de El Chapo), Jesús Alfredo Guzmán Salazar, Alejandrina Gisselle Guzmán, Ovidio Guzmán López, Joaquín Guzmán López, Emali y María Joaquina, Grisella Guadalupe, Rosa Isela Guzmán Ortiz (reclamada), Kim Guzmán Dolci, Laisha Guzmán, más tres muertos, todos engendrados con diversas mujeres.
 
La actividad del Cartel de Sinaloa o del Pacífico se circunscribe al trasiego de droga, lo que les permite obtener incalculables utilidades. Tienen que estar bien protegidos por un ejército de sicarios habilitados con armas de alto poder, mejores que las que usan los integrantes de nuestro Ejército Mexicano, sicarios adiestrados para la guerra como lo demostraron en las acciones de Culiacán, el fin de semana anterior, cuando policías o soldados (no ha quedado claro esto) trataron de detener a Ovidio Guzmán cuando se encontraba en un restaurante del centro de la ciudad en compañía de unos amigos. Y tiene que ser así, que se protejan, porque la actividad empresarial (delictiva) a la que se dedican es manzana de la discordia de muchos, defender la plaza o la empresa es cosa de vida o muerte.
 
La diferencia de estos delincuentes con otros cárteles que operan en el país es que ellos no se dedican a los secuestros, las extorsiones, el robo de vehículos y otros delitos más de los llamados del fueron común, que afectan directamente a los ciudadanos mexicanos, no por eso es que cuentan con el apoyo de una base social muy importante especialmente en el estado de Sinaloa, donde tienen su base.
 
Detener a Ovidio Guzmán López, conocido con el mote de “El Ratón”, en pleno centro de la ciudad para extraditarlo y entregarlo a las autoridades norteamericanas, fue un error porque las autoridades que lo ordenaron y quienes lo cumplieron pusieron en riesgo la vida de ciudadanos culichis ante la posibilidad de un intento por liberar a su jefe, como ocurrió, no en el centro de la ciudad pero sí en el multifamiliar donde habitan las familias de los militares de esa zona (más de 300) a quienes amenazaron con ejecutar si no entregaban de inmediato al jefe Ovidio, lo que provocó que altos mandos del Ejército Mexicano pusieran un hasta aquí al presidente López Obrador, exigiendo que pusiera en libertad al hijo de El Chapo porque las consecuencias de tratar de hacerle un favor al gobierno norteamericano de Trump, solo por quedar bien, las iba a pagar el gobierno de la 4T de inmediato.
 
Por eso fue que AMLO ordenó la liberación inmediata del joven y decidió apechugar las consecuencias de la tremenda pifia que le ha sumado más descontento de parte de los miembros de las fuerzas armadas. Las consecuencias de la necedad y la falta de experiencia política de los miembros del nuevo gobierno van a reventar cualquier día, el problema es que entonces no habrá ante quien rendirse “para evitar” males mayores.
 
Claudicó AMLO ante El Chapo
 
El periodista de la revista Proceso, Jesús Esquivel, publica en el número que está circulando, un trabajo que fue a hacer a la capital de los Estados Unidos, sobre el asunto de Culiacán.
 
Nos comenta que “en esta ciudad –Washington- funcionarios y exfuncionarios estadunidenses no tienen empacho en considerar la captura y liberación de Ovidio Guzmán López –hijo de Joaquín El Chapo Guzmán– como una claudicación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador ante el Cártel de Sinaloa.
 
“El presidente de México acaba de hacer un pacto con el Diablo, él esencialmente le dice al Cártel de Sinaloa: ‘Ustedes son los que mandan’”, comenta a Proceso Jack Riley, exjefe de operaciones de inteligencia de la DEA, que dedicó gran parte de su carrera a perseguir al capo sinaloense.
 
“Como Riley, dos funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos encargados de la cooperación con México en la lucha contra el narcotráfico se cuestionan por qué fue liberado Ovidio Guzmán, uno de los cuatro hijos varones sobrevivientes del capo nacido en Badiraguato. No lo podíamos creer cuando recibimos el reporte de nuestros agentes en México. Ovidio Guzmán es uno de los objetivos importantes de los esfuerzos bilaterales para desmantelar lo que queda de la célula del Chapo Guzmán”, comenta en entrevista uno de los funcionarios.
 
“En el operativo de Culiacán, donde se detuvo temporalmente a Guzmán López, no estuvo implicada la Administración Federal Antidrogas (DEA) como señalaron algunos medios mexicanos, aclaran los funcionarios.
 
“Nos enteramos cuando comenzó la refriega de los sicarios del Cártel de Sinaloa contra las autoridades mexicanas que acudieron a la casa donde se encontraba el delincuente. La cooperación que tenemos con el nuevo gobierno no es igual a la que había en el pasado”, expone el otro funcionario del Departamento de Justicia, quien pidió el anonimato, como su compañero.
 
“Y agrega: “Hay una confusión. La prensa mexicana comenzó a decir que se intentó capturar a Ovidio por exigencia nuestra. Falso. De haber ocurrido eso, hubiéramos pedido la intervención de la Marina mexicana, que está mejor preparada para operativos de alto riesgo”…Tan, tan.
 
Pero, qué re penitentes.
 
Las fuerzas armadas se rebelan
 
Y en un largo comunicado puesto en circulación el fin de semana, militares, marinos y policías del país amenazan al presidente López Obrador con un paro y una rebelión si no se actúa de manera inmediata en defensa de la integridad y la dignidad de los elementos de las corporaciones agraviadas y diezmadas, gracias a la torpezas de un gobierno tibio que quiere apaciguar al país con un ejército de ancianas mamás de los malandros, lo que es una burla, una vacilada.
 
Dicen en su escrito: “Manifestamos nuestro odio profundo, rechazo y rencor total como repudio al maldito partido de MORENA y sus integrantes diputados de mierda corruptos, insensibles e irresponsables, así como a usted señor presidente Andrés Manuel López Obrador. No nos obligue a perderle el respeto por sus estúpidos e idiotas pensamientos de abrazos no balazos, de acusar a narcotraficantes, ratas y delincuentes con sus abuelitas y mamas. Ya déjese de tonterías señor presidente. Ya deje de faltarle al respeto a los heroicos policías, militares y marinos de este país.
 
“Dígale a su Secretaria de Gobernación que no tiene ni idea de la problemática delictiva de este país que lo que pasó en Culiacán, en Aguililla y demás lugares donde militares y policías han muerto desde su inicio de gobierno no son animales, no son perros a los que matan.
 
“Qué escándalo armaría usted si mataran a un diputado o senador de morena. Ustedes y su partido Morena son gente de doble moral, hipócritas y corruptos.
 
“Usted no quiere establecer una política criminal frontal y de cero tolerancia contra los criminales y delincuentes de este país. La sociedad mexicana, los niños de México y los cuerpos policiales, militares y marinos le exigimos de manera tajante que detenga a El Mencho y cabezas del cártel Jalisco nueva generación y le exigimos que acabe con las narcotiendas y narcomenudeo en todas las calles, rincones y colonias de este país. No más niños mexicanos envenenados con droga, usted es responsable de que envenenen a nuestros niños y jóvenes mexicanos.
 
“Y ya deje de discriminarnos señor presidente ya dejé de hacernos controles de confianza para corrernos y quitarnos y robarnos nuestras antigüedades y nuestras plazas para no pagarnos pensiones y jubilaciones. Hágale control de confianza a todos los cerdos diputados de MORENA y verá como nadie pasa por corruptos y mentirosos.”
 
Parece que sí están muy molestos, ¿verdad?
 
REFLEXIÓN
 
Hoy es “día del empleado” (¿) y, por lo tanto, nadie va a trabajar. A ver hasta cuándo se animan a empezar, ya llevan casi un año y no arrancan.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes