Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Rezago educativo y laboral

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

21/10/2019

alcalorpolitico.com

*Positivo festival del café 
*La iglesia y la inseguridad
*Estadio de los Tiburones
 
Es indudable que el rezago educativo en el país, con datos confirmados ante los bajos niveles de escolaridad que se registran proporcionalmente en todo el país (ya no se diga en el renglón de niveles profesionales), constituye no de hoy, sino de tiempo atrás, uno de los problemas que mayor daño causan al desarrollo integral de los mexicanos.
 
Y es que pese a “la apertura” que priva en México en lo relativo a oferta educativa, desde los niveles primarios hasta los renglones de estudios universitarios, tanto la falta de estímulos e interés, como la ausencia de recursos económicos, que obligan al adolecente e incluso a millones de niños a trabajar, antes que estudiar, han conformado a un colectivo social con significativos niveles de incompetencia, hecho al que en los últimos años se suma la carestía de la vida, originada por el declive en el poder adquisitivo de nuestra moneda y los bajos salarios de amplios núcleos de población.
 
Muchos son los menores que para subsistir tienen que trabajar, lo que no resultaría de elevados niveles negativos si para ello se trabajara no para subsistir, sino para mejorar, pero la realidad es que, tales “exigencias”, han afectado con agudeza el derecho y las posibilidades para capacitarse en millones de niños y jóvenes, lo que les ubica en el presente y el futuro en rangos de “marginación laboral”, o sea, bajos salarios con limitadas probabilidades para un mayor desarrollo integral en lo general, que sean sinónimos de mayor bienestar y tranquilidad social.
 
Crear más y mejores fuentes de trabajo es probablemente la prioridad más importante (desde tiempo atrás) que priva en nuestro país, tema que sigue pendiente porque en la actualidad se brindan apoyos incluso para la capacitación, pero los pronósticos sobre el desarrollo industrial, comercial y económico en lo general son colocados por el momento en niveles de ceros, cifras que son validadas tanto a nivel internacional como al interior del país.
 
Hoy más que nunca, cuando la cifra del desempleo es angustiante y los pronósticos sobre crecimiento son desalentadores, es cuando las autoridades municipales, estatales y federales, deben o deberían de aplicar todo su esfuerzo y recursos a su alcance para encontrar las vías de concertación y acuerdos en firme, que siembren la confianza y la voluntad del sector económico nacional e internacional, para que impulsen la creación de fuentes laborales en nuestro país, ofertando para ello programas y estímulos realmente atractivos y efectivos, que conduzcan hacia el arribo de inversiones tanto de origen nacional como de empresas del exterior, lo que representaría consolidar nuevas fuentes de trabajo, que son el mejor antídoto para combatir la inestabilidad social y sus negativos reflejos como lo son el desarrollo del ámbito delictivo.
 
Por ello se insiste en sembrar tranquilidad social, en erradicar la violencia, en tanto que tales renglones son los que mayor desaliento causan en los inversionistas nacionales y del exterior, para decidir invertir en el país y crear industrias de alto impacto laboral y desarrollo económico… ¿Se alcanzaran tales metas en los marcos de la Cuarte Transformación?
 
LO QUE SE LEE
 
De manera exitosa y con un nivel de asistencia significativo se efectuó el pasado sábado y ayer domingo el Primer Festival del Café, evento que se realizó en el parque principal de la ciudad de Córdoba que, como efecto inmediato y directo, originó notoria concurrencia de asistentes, quienes a su vez elevaron la presencia de comensales en los bellos e históricos portales cordobeses, sitio en el cual acordaron y firmaron la Independencia de México, por parte del Imperio Español: Don Juan O’Donojú y por parte de las fuerzas de Independencia el Generalísimo Don Agustín de Iturbide.
 
En los últimos años en este mismo espacio hemos insistido en que la ciudad de Córdoba y los municipios del entorno, deben emprender acciones conjuntas para concretar eventos anuales, que originen el arribo no sólo de expositores originarios de distintos puntos del país y de la región, sino también de visitantes a los que se le debe de inducir hacia eventos atractivos tanto directamente vinculados con el evento central, como los que su pudieran encuadrar en el entorno de tales realizaciones.
 
Mucha falta le hace a la ciudad y la región de la zona centro, la suma de empeños de los distintos ayuntamientos de la región, que favorezcan la conformación de acciones cuyos atractivos despierten interés que de manera directa fomenten la presencia de visitantes en la región, ámbitos promocionales que con éxito se han consolidado en muchos municipios del país, pero que en la región central veracruzana y diversos puntos de la entidad, no se estimulan primordialmente por el desinterés que sobre el tema ha privada en los sectores oficiales de tierras jarochas.
 
LO QUE SE VE
 
La preocupación, la angustia y el consecuente reclamo, en torno a los elevados índices delincuenciales que rallan en el desaliento y la angustia de millones de ciudadanos en tierras veracruzanas, fue el tema central al interior del Arzobispado Veracruzano, cuando en el mensaje dominical signado por el arzobispo Hipólito Reyes Larios, se escucha el firme llamado para que las autoridades alcancen niveles de eficacia en el renglón de seguridad, que constituye el problema fundamental no sólo en tierras veracruzanas, sino prácticamente en la totalidad del territorio nacional.
 
Es más, claro debería de tener toda autoridad municipal, estatal y federal, que la inseguridad en tierras jarochos altera con severidad la vida cotidiana y origina un desplome financiero de dimensiones elevadamente preocupantes, que deja sin oportunidades de obtener ingresos a muchos millones de familias no sólo en tierras jarochas, sino en muchos otros puntos del territorio nacional.
 
El arzobispo Hipólito Reyes Larios, quien por cierto se ha recuperado después de ser afectado por el “dengue”, incuestionablemente refiere un tema que constituye el mayor reclamo del pueblo veracruzano, tal como lo son los intolerables niveles de inseguridad que roban la tranquilidad a toda la población veracruzana.
 
LO QUE SE OYE
 
Expresiones de tristeza, de furia y también en tono de reproche hacia la directiva de los Tiburones Rojos de Veracruz, equipo presidido por el exlegislador orizabeño Fidel Kuri Grajales, son “las tonaditas” que se escuchan en amplios sectores de la población veracruzana, panorama futbolero en rangos de claro fracaso que refirió un escenario desolador e incluso frustrante, cuando si el menor principio de solidaridad deportiva el equipo de Tigres aprovechó la pasividad que en señal de protesta adoptó por tres minutos el equipo de los escualos, para clavarles dos goles a los inmóviles jugadores del equipo jarocho.
 
Claro que las descalificaciones multitudinarias hacia los felinos no se hicieron esperar, no sólo en el estadio de los Tiburones sino en todo el país, dado que existen muchos antecedentes en muchas partes del mundo, que en casos similares los jugadores optan por paralizar el balón en una señal de respeto a la protesta ejercida por el equipo rival.
 
Lástima que esos gestos de solidaridad y caballerosidad no priven en algunos equipos incluyendo a cuerpos futboleros prestigiados como es el caso de los Tigres… Ni modo, opacaron sus galardones.

Columnas recientes