Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Ramos Alor, el peor enemigo de la 4T

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

23/10/2019

alcalorpolitico.com

“Fue un acto fallido y mal planeado,
me refiero al nombramiento de Durazo”

Andrés Manuel López Obrador
 
Ramos Alor, el peor enemigo de la 4T
 
Por sus genitales, el Secretario de Salud en Veracruz, Roberto Ramos Alor, no ha querido declarar la emergencia epidemiológica generada por Dengue, y es que por andar en abierta campaña política por un escaño federal o estatal, el irresponsable galeno no se ha percatado de la grave crisis de salud que se vive en el Estado, la cual nos ubica en el primer lugar a nivel nacional en los casos registrados de esta enfermedad, según datos de la Secretaria de Salud Federal.
 
Tenemos más de 6 mil 600 personas contagiadas y más de 20 fallecimientos entre hombres, mujeres y niños; si esto no fuera suficiente para desgracia de los veracruzanos, ahora se da a conocer un nuevo problema al interior de la Secretaría de Salud, que es el desabasto de reactivos para determinar el diagnóstico para Dengue, debido a que en el Laboratorio Estatal de Salud Pública, perteneciente a la Secretaría de Salud de Veracruz, atendido por su nuevo director, César Isaac Bazán Méndez, un funcionario sin experiencia en la administración pública y mucho menos epidemiológica, pero que es el responsable de estar recibiendo diariamente de 700 a 800 muestras de pacientes de todo el Estado para el diagnóstico de Dengue; sin embargo, no cuenta en estos momentos de emergencia con los insumos básicos para poder emitir resultados oportunos y confiables ante la contingencia epidemiológica causada por el Dengue por lo cual se ha acumulado un rezago de más de ¡cuatro mil 700 muestras congeladas sin procesar! y, obviamente, sin emitir resultados.
 
El rezago en las muestras no procesadas es un acto criminal ya que los pacientes no cuentan con un diagnóstico oportuno y veraz para el tratamiento de Dengue, sea éste grave o no grave, es decir, la población veracruzana no está recibiendo un resultado confiable para su tratamiento debido al desabasto de reactivos e insumos necesarios para procesar muestras de Dengue, las cuales se siguen acumulando por cientos día con día.
 
Esta atrocidad cometida por la ineptitud de los funcionarios del sector Salud en el Estado, jamás se había presentado en el mencionado Laboratorio Estatal, el cual siempre se había caracterizado por estar en los primeros lugares a nivel nacional con reconocimiento de laboratorio de primer nivel, ganador de premios a la Excelencia en dos ocasiones, Certificado, Acreditado y Tercer Autorizado.
 
Por esto que pone en juego la vida que tanto defiende AMLO, en este caso de los veracruzanos, nuevamente resaltan la improvisación, la ineptitud y la falta de experiencia, tanto del director del laboratorio Bazán Méndez como del mismo Secretario Ramos Alor, incapaces para resolver este grave problema que nunca antes se había presentado.
 
Sobra comentar que los cargos que les dieron a estos funcionarios sobrepasan sus capacidades, y es que no es posible que a gente mediocre, por el hecho de haber andado en la campaña de AMLO, ni siquiera en la de Cuitláhuac, los hayan premiado con importantes cargos como el de Secretario de Salud, que tiene que ver con la vida de los habitantes.
 
Y en el caso del mencionado laboratorio, es lamentable que en solo diez meses haya pasado de la excelencia en resultados a convertirse en un botín para los nuevos funcionarios de salud, puesto que están viendo en ese laboratorio una oportunidad para convertirse, sin serlo, en investigadores, utilizando recursos, datos y personal adscrito, evadiendo los protocolos éticos y normativos para el uso de información, con la anuencia de Ramos Alor y el Director del laboratorio estatal, el cual ha autorizado que se facilite la entrega de las bases de datos de resultados emitidos durante el presente año 2019 al Director de Protección contra Riesgos Sanitarios, Bartolo Avendaño Borromeo, otro improvisado inexperto de la 4T, quien juega al terrorista amenazando con clausurar a todos aquellos comercios y empresas que caen dentro de su jurisdicción, cobrando multas sin ton ni son, el equivalente a un vulgar cobro de piso con la anuencia del candidato-Secretario, Ramos Alor, sin duda el peor enemigo del proyecto de la 4T.
 
Se sanean las finanzas públicas
 
Durante la administración de Javier Duarte de Ochoa, las calificaciones comenzaron a mostrar un deterioro más que evidente en las finanzas del Estado. Para poner este asunto en su dimensión exacta, Moodys paso de otorgar una calificación de (A-) en 2014 a de (B-) en 2017, lo que significó una caída de 9 escalones. Por su parte, HR Ratings pasó de haber otorgado una calificación de (A-) en 2014 a (BB) en 2017, lo que representa una caída de 5 escalones en la calificación. Ahora, en el caso de Fitch, en 2014 se tenía una calificación de (BBB) y bajó hasta (BB-) en 2016.
 
La falta de transparencia en los estados financieros, el manejo discrecional de los recursos, el sobreendeudamiento que ha vivido el Estado los últimos 10 años, la poca o nula disciplina financiera con la que se había actuado, el excesivo gasto en el que incurrían los servidores públicos, el uso de la famosa licuadora, el desorden que había en la planeación, revisión, asignación, aplicación, supervisión y control del gasto, entre otras muchas variables, pusieron al Estado en los peores lugares a nivel nacional en materia financiera.
 
El estado, con Duarte, llegó a vivir su situación de deterioro y abuso más crítica, la cual se mantuvo exactamente igual durante la administración de Miguel Ángel Yunes Linares. No hubo mejora significativa, ni una tendencia que pudiera asegurar que las cosas se estaban haciendo de manera distinta. El Estado entró en una situación de terapia intensiva y dejaron pocos recursos para salvarlo.
 
Nuestro estado ha de recuperar su fuerza a través del orden, transparencia y disciplina financiera. Un cambio de prácticas, es un cambio de política. Buenas prácticas dan como resultado una buena política. El orden empieza a reflejarse en ahorros significativos para atender necesidades de la gente. Un buen manejo de los recursos propicia el crecimiento y desarrollo de una sociedad.
 
Más confianza por parte de la población para legitimar el manejo financiero del Estado. A más confianza, más posibilidad de hacer sinergias con empresas, proveedores, banca y con las personas.
 
Se empieza a ver a Veracruz con buenos ojos, y esto permite atraer más y mejores inversiones nacionales y extranjeras, las cuales se traducen en más y mejores empleos para los veracruzanos. Se acabó el abuso y los excesos de la clase gobernante. Los recursos empiezan a ser utilizados para lo que son: hacer más productivas nuestras sociedades, generando un ambiente que permita mejorar la calidad de vida.
 
Los beneficiarios de un buen Gobierno somos todos y los beneficios se van multiplicando con el paso del tiempo, de la mano de las buenas prácticas que ponen en su centro a la ciudadanía.
 
Vemos que, en el primer informe de gobierno de Cuitláhuac García Jiménez, hay cosas buenas, tangibles, resultados positivos de qué hablar: el adecuado manejo de las finanzas públicas, bajo la conducción del Secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco… Algo es algo.
 
REFLEXIÓN
 
AMLO está en plan de exterminar al PRI. Echa al principal patrocinador de campañas y partido, Carlos Romero Deschamps; congela las cuentas bancarias de Víctor Flores Morales, un líder sindical de un gremio que no existe; obliga a renunciar al PRI al líder de la FSTSE Joel Ayala Almeida; de igual forma lo hace con el de la CTM Carlos Aceves del Olmo y exhibe en los medios al presidente del CEN del PRI Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, por una riqueza en bienes inexplicable, con lo que agacha la cabeza y no vuelve a criticar a la 4T. ¿Alguien que quede del PRI quiere asomar la cabeza?
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes