Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

RSP se mantiene unido: Mario Rincón

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

25/10/2019

alcalorpolitico.com

“Estos puestos ni se buscan
ni se renuncian, se asumen”

Alfonso Durazo Montaño
 
RSP se mantiene unido: Mario Rincón
 
Estuvo y sigue de pronóstico reservado el encontronazo que se están dando la profesora Elba Esther Gordillo y Juan Iván Peña Neder, en la lucha por la presidencia de la Asociación Civil, Redes Sociales Progresistas.
 
El equipo de la Maestra le quiso dar un golpe de estado al fundador de la asociación, y para ello armaron una asamblea medio espuria con varios miembros del consejo nacional de RSP, en el Estado de México. La notaria que dio fe pública del acto en que se desconoció a Juan Iván como presidente fue ni más ni menos que una hija de Rafael Ochoa Guzmán, Arabela Ochoa Valdivia. Y quien quedó en lugar del suspendido fue Fernando González Sánchez, yerno de la lideresa que quiere regresar después de haber estado una larga temporada en la cárcel.
 
El delegado estatal de Redes Sociales, el martinense Mario Alberto Rincón, afirma que el partido no está dividido en dos, sino que hay una confrontación en el consejo nacional, y que los cientos de miles de simpatizantes de RSP en todo el país, así como los directivos en las entidades federativas, esperan que haya un fallo del Instituto Nacional Electoral, para tomar medidas de acuerdo con la resolución.
 
Don Mario, que es un político con larga experiencia y que lo trae en la sangre, le pide a los seguidores de Redes que esperen a que el INE aclare el panorama, y que entonces se tomen resoluciones en un sentido u otro.
 
Por lo pronto, tranquilos, dice el hermano de Cirilo y Bricio Rincón.
 
Se gobierna para todos
 
Muchos (la mayoría) de los funcionarios del gobierno estatal, así como los que forman parte del Congreso Local, son ciudadanos que nunca en su vida se habían encontrado frente a una responsabilidad como la que hoy tienen. Ellos, como ciudadanos con derecho para participar en la vida política del estado y del país, se sumaron al proyecto de Andrés Manuel López Obrador con la esperanza de echar del poder a los corruptos que por muchos años saquearon las arcas y usaron el poder para su beneficio personal, e incluso para causar daño a quienes se intentaron interponer en su camino, por eso es que el Movimiento Regeneración Nacional creció tanto al sumar el hartazgo social en torno al proyecto de Morena, de AMLO.
 
Al llegar al poder, en el caso del estado de Veracruz, nadie de los que fueron invitados a formar parte del gabinete ni los que se sacaron el premio de una diputación local, habían tenido experiencias previas en el ejercicio de gobernar, para ellos fue una novedad y asumieron el compromiso con una mentalidad equivocada en cuanto a la percepción de la realidad social y de cómo hacer las cosas en su novedosa faceta de servidores públicos o representantes populares.
 
Ignoraron el principio elemental de quitarse la chaqueta de morenistas y olvidar la lucha contra los corruptos para disponerse a servir a todos, tanto los que votaron por el movimiento que los llevó al poder como los que no votaron por ellos. Y estos últimos son finalmente ciudadanos que militan o militaban en otros partidos políticos, que participaron en la lucha electoral impulsando otros candidatos pero al final, después de la elección, siguen siendo ciudadanos con los mismos derechos y obligaciones que todos.
 
Siguen viviendo en el error los funcionarios y representantes populares morenistas de considerar a los ciudadanos en general y más a los militantes de otros partidos políticos como sus enemigos, como personas a las que hay que humillar porque pertenecen al pasado corrupto y deleznable, cuando eso es completamente falso, los malos veracruzanos que aprovecharon su permanencia en un cargo y se dedicaron a robar los recursos públicos, a hacer negocios al amparo del poder, a crear escuadrones de aviadores (familiares, queridos y queridas) que permanecieron en las nóminas del erario succionado un recurso que no ganaron mediante el trabajo, esos ya no están, esos se fueron junto con la pandilla de Yunes Linares, la de Javier Duarte y la de Fidel Herrera Beltrán.
 
Y si bien es cierto que varios corruptos del pasado se lograron colar en el morenismo, también es cierto que solo fueron unos cuantos, que están bien detectados y que depende de quienes hoy están en el poder que los toleren o los corran porque su estructura mental de bandidos no va a cambiar.
 
Lo que quisiera destacar hoy es que, pese a que ya van a cumplir un año en el poder como funcionarios públicos o diputados locales, a los morenistas todavía no les cae el veinte del compromiso que tienen con todos los veracruzanos y que deben actuar con responsabilidad para que demuestren que en verdad aspiraban a llegar al poder para encabezar un cambio, erradicar la corrupción, castigar a los corruptos y retomar el espíritu del servidor público que debe ser responsable y consciente de que un funcionario está para atender a todos sin distingo de partido político o proyecto, que se llega al poder para servir no para servirse.
 
Y si tanto quieren su proyecto, si ahora tanto anhelan permanecer donde están, en el ejercicio del poder, tienen que demostrar eficiencia en el servicio público que es el mejor capital político con el que se llega a las urnas con éxito. Está bien, echaron a los indeseables, pero esta es la hora, a casi un año de distancia, que no han podido demostrar que son mejores.
 
Finalmente, los veracruzanos y los mexicanos en general a lo que aspiramos es a tener autoridades eficientes, con pasión como servidores públicos, no a una partida de ignorantes resentidos trepados en el poder con una actitud de arrogancia insoportable que, al primer proceso electoral, el mismo pueblo que los encumbró, los va a echar.
 
En la 4T no cabe el nepotismo
 
En cuanto al presunto activismo político de su hermano Pío en Chiapas en favor de Morena, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que en su gobierno “no debe haber influyentismo, ni amiguismo, ni nepotismo, ninguna de esas lacras de la política”.
 
Este jueves, el diario Reforma publicó que el hermano del presidente intervino para que 21 alcaldes chiapanecos se adhirieran a Morena, a cambio de presuntos estímulos presupuestales.
 
Al respecto, el mandatario federal aseguró hoy en su conferencia matutina: “Lo que se me hace una exageración -y ojalá y se verifique- es asegurar de que se ofrece que no van a haber auditorías a quienes participen en Morena, como que pinta para calumnia, por aquello de que la calumnia cuando no mancha, tizna”.
 
“Está mal que familiares, que amigos, tomen esas decisiones”, dijo, aunque puso en duda la publicación bajo el argumento de que “los conservadores y sus voceros, sus medios, están últimamente muy nerviosos, como desquiciados, inventando cosas, vuelan mucho”… Usando el mismo discurso de descalificación que ha empleado en contra de medios como El Universal y Reforma, que publican notas críticas del gobierno de AMLO.
 
Reiteró que nadie de su familia está autorizado a hacer gestiones en su nombre. Incluso, leyó el memorándum que emitió el pasado 13 de junio, en el que aseguró que “ningún familiar, nadie vinculado a mí, familiar, amigo, puede cometer en nombre mío ningún acto ilícito; además, no sólo no deben de hacerlo, sino que caerían en la esfera del derecho penal y serían juzgados”.
 
El documento fue dirigido a secretarios del gobierno federal, directores de empresas u organismos paraestatales y servidores públicos en general.
 
REFLEXIÓN
 
Dice el refrán popular que “cada quien habla como le va en la fiesta”. La víspera del relevo o la ratificación en sus cargos de los dirigentes del Congreso Local, el presidente diputado José Manuel Pozos Castro y el presidente de la Jucopo, diputado Juan Javier Gómez Cazarín, ya se hacen apuestas y predicciones sobre cómo quedará este asunto al vencimiento del periodo… Un adelanto, quedará igual.
 
Escríbanos a [email protected] [email protected]

Columnas recientes