Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Inseguridad ante incapacidad?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

25/10/2019

alcalorpolitico.com

*De Trump y Obrador
*Furia por feminicidios
*¿Dinero a municipios?
 
No faltan en altos círculos gubernamentales quienes refieran que los índices delictivos que actualmente estremecen a las tierras veracruzanas “aún no tocan fondo”, como pontificando en el sentido de que son tales las dimensiones de irresponsabilidad e ineficacia, que en el pasado se registraron en el sector oficial, que aún le falta mucho al pueblo por ver, sufrir y aguantar, como resultado de la ineficacia de anteriores administraciones municipales, estatales y nacionales.
 
Y la verdad, nadie debe presumir que ha descubierto “el hilo negro” sobre el tema, en tanto que los empresarios, los catedráticos, los sectores laborales, los eclesiásticos, los profesionistas, los jefes de familia, el pueblo de todo Veracruz lleva años buscando la forma de fortalecer los niveles de seguridad en sus empresas, en sus escuelas, en sus plazas públicas, en sus viviendas, en todos los espacios que conforman parte del hábitat de la población en general.
 
Predicar o lo es que más, pontificar en la actualidad en sectores oficiales sobre tesis que refieran situaciones de elevada gravedad, como lo es referir “que los niveles de inseguridad en tierras veracruzanas no han tocado fondo” como si se le brindara a la ciudadanía una información de hechos que nunca dimensionó, realmente constituye una falta de tacto por parte de quien o quienes sostienen tales tesis, porque al finalizar el día, lo que realmente reflejan, no es doctoral sabiduría, no es una revelación estremecedora ante una sociedad que sí tiene claro, no de hoy, sino de mucho, muchísimo tiempo atrás, las complejas y escalofriantes dimensiones de los ámbitos de inseguridad en las que transitan.
 
Preocupante es que hoy, muy cercanos al primer año de la actual administración federal y estatal, apenas hoy, se declare en círculos oficiales de alto nivel, que la delincuencia registra ámbitos cuyas dimensiones no habían sido claramente advertidas y sopesadas en los ámbitos de la administración pública estatal, cuando las voces empresariales, de profesionistas, de maestros, de trabajadores y del pueblo en lo general, llevan desde hace más de una década rogando a Dios y a las autoridades municipales, estatales y federales, que se apliquen programas emergentes para frenar y disminuir la ola delictiva que invade no sólo a Veracruz, sino prácticamente a todo el país, en algunas zonas más que otras.
 
Claro que los actuales y estremecedores ámbitos delictivos no fueron generados en los espacios de la Cuarta Transformación, en tanto que sus orígenes vienen de tiempo atrás, unos dicen diez, otros 15 y no faltan los que apuntan antecedentes de hace dos décadas.
 
Pero el mismo tiempo que lleva de existir el desolador panorama delincuencial que sacude el país, ese mismo tiempo lleva el pueblo, incluyendo en tal concepto a los maestros, a los profesionistas, a los empresarios, a las organizaciones sindicales, a los religiosos, a los músicos y poetas, a los padres de familia, solicitando, clamando, exigiendo que se asuman las medidas de corrección apropiadas para erradicar los asaltos, los secuestros, los levantones, las extorsiones, así como la trágica pérdida de vidas humanas, renglones que incuestionablemente han dañado la productividad en todos los ámbitos y que registran una secuela de angustia, duelo, desesperanza y profunda preocupación en todos los sectores de la colectividad.
 
¿Qué no ha tocado fondo?... Por vida de Dios… Y entonces por qué nuestras autoridades de todos los niveles, en lugar de esperar el terrorífico fondo, no frenan la caída de la colectividad en el precipicio delincuencial, porque debe quedar claro que, sobre los ámbitos de los avernos apocalípticos, ni los más sabios han descrito el fondo, posiblemente porque las dimensiones del dolor y el espanto resultan inenarrables…
 
Es la sobriedad, en los marcos del reconocimiento de la realidad, de la capacidad y la eficacia para afrontar los retos, lo que la colectividad reclama de quienes se desempeñan como autoridades por voluntad del mismo pueblo, por lo mismo, no expongamos como funcionarios públicos ocurrencias enmarcadas en supuestas ironías, que notoriamente persiguen culpar al pasado de lo que, en ocasiones, nos resulta difícil de afrontar y resolver en el presente.
 
El colectivo social sí tiene perfectamente claro que los niveles de inseguridad provienen de ineficacias del pasado, nadie lo duda, pero yerro también lo representa el querer inculpar eternamente al pasado de lo que somos incapaces de corregir en el presente y, sobre los escenarios del presente, el conglomerado social también refiere notable capacidad para calificar, tarea en la cual históricamente lo ha hecho con propiedad, con puntualidad y con precisión… No lo olvidemos, ni tampoco ignoremos que lo escenificado el día de hoy, invariablemente se convierte en responsabilidad precisamente de quienes están al mando, podría no ser del todo culpabilidad directa, pero inevitablemente se integran el escenario protagónico de los hechos registrados en su tiempo y, en los días actuales, quienes gobiernan serán calificados por los escenarios en los que les correspondió ejercer la responsabilidad de gobernar… Ahí la dejamos.
 
LO QUE SE LEE
 
Queda claro, el Presidente Andrés Manuel López Obrador refirió que la política en materia de seguridad es total y absolutamente definida por México, calificando como de mal gusto que funcionarios de otros países, tengan el atrevimiento de externar opiniones sobre acciones emprendidas por el Gobierno de México al interior del país, punto de vista presidencial con el que se intenta frenar en el marco del territorio nacional, las reflexiones y apuntes que dejan entrever que México se encuentra entre la espada y la pared, en temas relacionados con la política interna, como es el caso de las acciones en materia de seguridad… Ya veremos el desenlace final del actual capitulo entre apuntes del señor presidente Donald Trump y su homólogo en tierras mexicanas Andrés Manuel López Obrador.
 
LO QUE SE OYE
 
Ahonda en el pueblo veracruzano la cadena de actos delincuenciales atentatorios contra la vida y la integridad de mujeres, escenarios lamentables que podrían agudizar y endurecer las protestas masivas en distintos puntos del Estado, escenario que obliga a una intervención inmediata y eficiente por parte de las autoridades, antes de que sobrevengan acciones de protesta con dimensiones de elevado impacto, sin antecedentes en la historia de tierras veracruzanas.
 
LO QUE SE VE
 
Surgen comentarios y supuestas intenciones en ámbitos federales, con la idea de canalizar mayores recursos federales en favor de las administraciones municipales, tales sugerencias podrían representar una acción que de siempre se ha reclamado por parte de los cuerpos edilicios, en lo referente a que deben de incrementarse los recursos municipales, pero no para engrosar nóminas innecesarias, sino para aplicar mayor inversión en programas de obras y acciones vitales, tal como lo son los retos en materia de procesamiento de desechos… Tiempo es para que los municipios sean revalorados y respaldados con la finalidad de fortalecer el desarrollo integral del País… Buen fin de semana y disfrute una hora más (por cambio de horario) el próximo domingo.

Columnas recientes