Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los Motivos del Lobo

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

20/11/2019

alcalorpolitico.com

*Incisivo el Presidente
*Herencia neoliberal
*¿Saquearon al país?
 
Ayer, el escuchar al presidente, Andrés Manuel López Obrador, en el transcurrir de su comparecencia cotidiana ante los medios de comunicación, me indujo a recordar la hermosa poesía escrita por Rubén Darío, titulada como "Los Motivos del Lobo", en tanto que el Ejecutivo de la Nación centró su participación en el tema de la corrupción, citando diversos antecedentes históricos desde el arribo a nuestras tierras del conquistador Hernán Cortés, pasando por la etapa inquisitorial, así como los tiempos porfirista, hasta arribar a los tiempos recientes, últimos sexenios presidenciales en los ámbitos del Neoliberalismo, escenarios a los que citó como "claramente marcados por la corrupción", cimentando su exposición con algunos ejemplos no del todo reveladores (ya disponíamos de suficiente información sobre el tema) pero incuestionablemente novedosos en cuanto a la voz de un Presidente, refiriendo el daño que la corrupción ha originado a la economía nacional y al pueblo de México.
 
Citó el Ejecutivo del País que, las prácticas frecuentes utilizadas por los marcos del neoliberalismo para otorgarle validez a la venta de empresas propiedad del pueblo de México, fue la de conducir artificiosamente al fracaso económico a empresas poderosas y vitales para la economía nacional, como pudieran ser Ferrocarriles Nacionales y Teléfonos de México, así como muchas más, con la idea de que tales compañías representaban una carga financiera a costa del pueblo, por lo que se debía de proceder a la urgente desincorporación del presupuesto de la República, procediendo de inmediato a su venta, cuyo dinero ingresado resultaría más provechoso para la colectividad, que continuar perdiendo recursos en compañías incosteables.
 
Y lo mismo debió haber acontecido (si nos acoplamos a la tesis de la Cuarta Transformación) con empresas como los ingenios azucareros, que en significativo número llegaron a formar parte del patrimonio de la Nación, muchos de ellos en tierras veracruzanas, que fueron subastados "al mejor postor" del sector empresarial, situación que de manera contundente impactó directamente y de manera negativa la planta laboral y, consecuentemente a los productores de caña, lo que se encuentra aparejado a un quebranto de la economía veracruzana en lo general, al tiempo que, de igual forma, dañó al patrimonio de la nación.
 
Y debemos de puntualizar que en principio, el apunte presidencial en torno a las maquinaciones estructuradas para vender lo que pertenecía al pueblo de México, como lo fueron los ingenios azucareros, favoreciendo con ello a empresarios en lo particular, constituye hasta la fecha un apunte elevadamente negativo por parte del pueblo de México hacia dichos escenarios, lo que actualmente se identifica como "un saqueo" al patrimonio nacional y no por lo que pagaron los empresarios al adquirir las empresas de origen paraestatal, sino porque tales compañías nunca debieron privatizarse, en tanto que sería como si hoy se vendieran Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad al sector privado, cuando constituyen una de las esencias de la actividad económica en el país, como lo fueron en su tiempo y lo siguen siendo varias de las compañías a las que se refirió el Presidente López Obrador.
 
Y de ninguna forma se deben contemplar tales apuntes como "una descalificación" hacia los inversionistas mexicanos, porque el empresario tiene la facultad de comprar la empresa que esté en venta, de ello no quedan dudas, como también puede referir su interés por adquirir una compañía en lo especial, sea propiedad de quien sea, ámbitos en los cuales esa obligado referir que quienes adquirieron las empresas que en aquellos días vendió el gobierno, de no haber sido ellos, seguro que la operación la realizaría alguien más, porque tal es la realidad en los ámbitos del mercado nacional e internacional.
 
Fueron y son escenarios como los apuntados, los que originaron golpes de timón "radicales" dictados por el electorado, como el registrado hace casi año y medio en nuestro país, cuando la ciudadanía de manera contundente, determinó en las urnas electorales que el PRI y el PAN no llegarían a la presidencia, porque ante las mayorías ciudadanas habían originado elevados índices de improductividad, de pobreza, de actividad criminal y de enriquecimientos inexplicables.
 
El PAN y el PRI y todos los demás, fueron derrotados por MORENA, precisamente en demanda de un Movimiento de Regeneración Nacional, encabezado por el actual Presidente Don Andrés Manuel López Obrador, pero lo que bien se puede referir es que si no hubiera sido López Obrador el candidato, probablemente también ganarían "los morenos", porque lo reclamado por el electorado fue dejar fuera a los rojos y a los azules, a quienes se les responsabiliza de los espantosos niveles delincuenciales, de la creciente pobreza, de la desesperanza que ha privado ante la escasez de empleos y la angustia por la sobrevivencia, es verdad, las administraciones dieron curso a hechos y circunstancias que incluso originaban "escenarios miserables", como los referidos en la poesía escrita por el brillante poeta Rubén Darío, titulada "Los Motivos del Lobo", texto en el cual la fiera advierte ante el Santo de Asís: "y recomencé aquí, a mí defender y a mi alimentar, como el oso hace, como el jabalí, que para vivir tiene que matar".
 
México en realidad atraviesa desde algunos años a la fecha un panorama dramático, tanto en lo económico, como en lo social y definitivamente en lo político y lo moral… Esos escenarios dramáticos de angustia ante ineficacia, saqueo y desarrollo delincuencial estremecedor, en lugar de fortalecimiento social en lo general, representa el instrumento que impulsó el triunfo de "los morenos", último reducto que le quedaba al elector para ejecutar el golpe de timón ante el reclamo de…: ¡Ya Basta!...
 
De hecho, ayer en el transcurrir de "las mañaneras", la prolongada exposición del Presidente de México sobre los orígenes que dieron paso a corrupción en México, y que, claramente fortalecieron el reclamo de "un Presidente que no comulgara con el neoliberalismo", representó una exposición perfectamente cimentada, del "por qué" su presencia en la Presidencia de la República fue contundentemente ordenada por la mayoría del electorado… Y ni duda cabe… En ése tema le asiste al mando nacional toda la razón… Ahí la dejamos.

Columnas recientes