Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Vulnerables los bancos?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

27/11/2019

alcalorpolitico.com

*Guarda Nacional al Pico
*Más “ganado lechero”
*Se recupera el turismo
 
Y… qué espera el gobierno de la Transformación para reconocer con toda claridad, que las estafas ejecutadas a los cuentahabientes por vía de la clonación de tarjetas bancarias, no constituyen una responsabilidad de los titulares de dichos instrumentos bancarios, sino que los responsables directamente acreditables, incuestionablemente lo constituyen, tanto quienes expiden tales instrumentos identificados comúnmente como dinero plástico, como las autoridades federales, estatales y municipales...
 
¿Y por qué involucramos a los cuatro sectores referidos?... Simple y sencillamente porque, de alguna manera, le están fallando al poseedor de la tarjeta, tanto en lo relativo a la vulnerable calidad en materia de seguridad de dichos documentos bancarios, como en lo relacionado con la investigación “frustrante” sobre las operaciones de tales actividades delincuenciales, sin que absolutamente ninguna autoridad ofrezca el rostro para asumir las responsabilidades referentes a un país, en el cual, la sociedad se encuentra indefensa y vulnerada en sus derechos, en su seguridad y en sus bienes, forjados precisamente por ése “pueblo bueno”, trabajador y leal a la legalidad, que pareciera no es precisamente al que se hacen referencias en los marcos de la Cuarta Transformación.
 
Debe quedar muy claro ante las instancias de la administración pública municipal, estatal y federal, que las tarjetas bancarias son un instrumento claramente avalado, tanto tecnológica como operativamente, por parte de las instancias correspondientes del sector oficial, marco en el cual se clasifican como documentos que permiten al cuentahabiente, “evitar el portar dinero en efectivo” precisamente para la debida “protección de su patrimonio”, tal característica queda fuera de cualquier duda o alegato y constituye la causa, el motivo, la razón, por la cual dichos documentos identificados como “tarjetas bancarias” han cautivado a la colectividad.
 
La confianza por “el dinero plástico” es tal, que incluso los grandes consorcios comerciales de rangos internacionales, incluyendo líneas aéreas y empresas turísticas, prefieren a quienes realizan sus operaciones con tarjetas de crédito que a los pagadores con “dinero contante y sonante”, expresión vigente desde hace muchos años, en tanto que las operaciones en efectivo han decrecido en su uso, al ser desplazadas tales prácticas precisamente por las tarjetas de crédito.
 
Hace ya décadas, un sabio y sereno maestro de “Ética y Moral” (así se le refería a su cátedra) nos explicaba que la moral la constituyen las normas que rigen el correcto comportamiento en el marco de un conglomerado social y, la ética, refiere el que efectivamente se practiquen en el quehacer cotidiano tales normas, así las cosas, bien se podría trasladar hacia tales conceptos, apuntando sobre el tema de la clonación de tarjetas bancarias, cómo ámbitos en los cuales es apropiado referir “no resultaría ético” que, precisamente quienes expiden tales tarjetas, no sean responsables de que los “rangos de seguridad” resulten alterados por estafadores, afectando el patrimonio de aquellos que confían en la seguridad del Banco de su preferencia… ¿O acaso el responsable de tales hechos es el poseedor de la tarjeta clonada?
 
LO QUE SE LEE
 
Elementos de la Guardia Nacional, equipados con instrumentos apropiados, acompañados de integrantes de la Secretaría de Seguridad del Estado de Veracruz, han iniciado operaciones en las áreas boscosas del Pico de Orizaba, con la idea de aplicar un plan especial identificado como “Sierra Brava”, cuyo objetivo fundamental es proteger con eficacia los bosques que aún subsisten en ésa región, vegetación que por más de medio siglo ha sido objeto de aberrante deforestación, práctica nefastamente tolerada que pese a diversos programas federales, sigue siendo referencia de variadas protestas y denuncias, sin que hasta la fecha tales reclamos registraran efectos positivos, que pudieran beneficiar de inmediato al medio ambiente, tanto para bien de toda la región central veracruzana como del Estado de Puebla y de todo el país en lo general.
 
Tiempo es que, de una vez por todas se dicte con severidad y eficacia, un “hasta aquí” a la impune barbarie de la deforestación, que está acelerando el cambio climático y que al mismo tiempo, como resultado de tales escenarios, los mantos acuíferos vitales para toda la región central veracruzana (incluyendo las áreas costeras identificadas como La Riviera Veracruzana) se encuentran en agudo proceso de extinción, tanto así que los tandeos para la distribución del agua potable se han incrementado en forma alarmante, mientras que las lluvias decrecen en perjuicio de toda la actividad agrícola y ganadera... Por tales causas y sus dañinos efectos, el pueblo de Veracruz aplaude el arribo de la Guardia Nacional y policías estatales al Pico de Orizaba.
 
LO QUE SE VE
 
Que hoy en los marcos de la Cuarta Transformación se pretende, con el respaldo del gobierno federal y del Estado de Veracruz, incrementar de manera significativa la producción lechera sobre tierras veracruzanas, poniendo en práctica para tal finalidad, un programa federal que permita estimular hacia tales finalidades al sector ganadero de Veracruz, que representa a uno de los ámbitos más sobresalientes sobre tierras nacionales.
 
La idea es positiva, pero sobre el tema valdría recordar que en la administración del entonces Presidente de México, Luís Echeverría Álvarez, en la región de las altas montañas fue impulsada la creación y operación de una “cuenca lechera”, estimulando al campesinado para que cultivaran alimento apropiado para ganado estabulado, de elevado rendimiento lechero, todo fue concretado e inaugurado con bombo y platillo, con establos y equipos de primer nivel así como ganado de elevada calidad, lo único que falló es que los “nuevos ganaderos” no estaban habituados a tal actividad y, el ganado de alto rendimiento lechero terminó en los tambos para barbacoas, al tiempo que los modernos y tecnificados establos quedaron prácticamente en el abandono.
 
Claro que sobre el tema de mayor prosperidad ganadera en tierras veracruzanas se debe de aplaudir y respaldar, pero aparejado a ello debe privar una supervisión directa tanto de autoridades estatales como federales, para otorgar exitoso curso a la conformación de prácticas ganaderas que induzcan hacia ámbitos de crecimiento y prosperidad, al claramente demeritado ingreso de las familias en los ámbitos rurales, en donde con frecuencia en logar de registrar mejorías se advierte estancamiento e incluso retroceso… Ahí la dejamos.
 
LO QUE SE OYE
 
De acuerdo al panorama planteado por la Secretaría de Turismo del Estado de Veracruz, en últimas fechas se ha recuperado la actividad turística, por lo que se han constatado cifras al alza en éste rubro, información que por ser reciente, no ha generado opiniones sobre el tema por parte del ámbito empresarial.
 
Pero si tales datos se encuentran aparejados con la realidad, bien se podría referir que se trata de un hecho significativo para la economía veracruzana, así como de igual forma constituyen puntos en favor de la actual administración estatal que encabeza el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.
 
Ya se verá con el transcurrir de los días si Veracruz inicia su recuperación e incluso crecimiento en materia turística, fuente sobresaliente de ingresos tanto para el ámbito empresarial como en el renglón laboral… Ya habrá tiempo para constatar los datos.

Columnas recientes