Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Obligado jugar para la casa

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

29/11/2019

alcalorpolitico.com

*¿Y los constructores locales?
*Aeropuerto: Polémica sin fin
*”El engaño” en Ayotzinapa
 
En el transcurrir de mi infancia, cierta ocasión en el rancho de mis abuelos en época de zafra, escuché decir a un estibador de caña una expresión que no se olvida: “No amigo -señaló- a ése cuate le falla el coco, porque es de los que se come el ala y reparte la pechuga”… Hoy recuerdo aquel apunte campirano, cuando escucho referir a empresarios veracruzanos (de los que siempre se la han rifado en tierras veracruzanas) que un importante número de las obras públicas estatales iniciadas en los tiempos de la actual “Transformación”, han sido contratadas con empresas de otros puntos del país, en lugar de canalizarlas preferencialmente hacia constructoras veracruzanas.
 
En respuesta a tales apuntes, funcionarios estatales refirieron que tales escenarios se registran porque las empresas de fuera de nuestras tierras, exhiben mayor capacidad técnica y experiencia para efectuar obras, que las registradas por los constructores de tierras jarochas, reflexión que, a bote pronto, pareciera suficiente para fundamentar las causas que originan escenarios adversos para los constructores locales, pero bien valdría que ha futuro (y me refiero al “futuro inmediato”) la argumentación en referencia, que limita la expansión de obras públicas ejecutadas por constructores veracruzanos, redujera su intensidad, con la idea de que las empresas de casa “no se queden con las alas al tiempo que la pechuga se le entregue a las constructoras foráneas”.
 
Porque con toda claridad se debe entender que no se podrá conformar una entidad próspera y con desarrollo permanente, como acontece en Nuevo León, Coahuila, Querétaro y otras más, si las obras ejecutadas con dinero de los veracruzanos, tanto por administraciones municipales, como estatales, se destinan hacia empresas originarias de otros puntos del país.
 
Muy claro se debe tener que las constructoras foráneas pagan impuestos con apego a sus operaciones, por lo general en otros ámbitos del país y, de la misma forma, sus ingenieros y sus cuadros operativos fundamentales, también son originarios de otros puntos del territorio nacional.
 
Si la administración estatal y los ayuntamientos llegaran a coincidir en cerrar filas entre sí para buscar los vericuetos apropiados, con la finalidad de que sean empresas locales las que realicen las obras municipales y estatales, Veracruz abriría un importantísimo e invaluable patrimonio para el ámbito laboral, así como para el sector de la construcción y del comercio, al tiempo que, de igual forma, por los mismos efectos resultarían beneficiados los ingresos de los ayuntamiento y del gobierno del estado.
 
Uno de los aspectos fundamentales que han permitido a entidades mexicanas del centro y norte del país, alcanzar mayores niveles de actividad financiera, ha sido la aplicación de políticas desde las estructuras de gobierno, forjadas con la participación del sector laboral y el empresarial, incluyendo al ámbito educativo, para que en con claridad y suma de esfuerzos, lo que se realiza en la casa “lo ejecuten los de casa”, auxiliados cuando sea necesario con aportaciones de fuera… Pero lo primero es, en todos los aspectos posibles, beneficiar de manera significativa al ámbito local y regional.
 
Aquellos regiones del país que son afines a tales prácticas, las han convertido en una forma invariable de conducirse y tomar decisiones, transformando dichos escenarios en una cultura, cuyos cimientos, orígenes y desarrollo, se encuentran en las escuelas, en las facultades, en el seno familiar, en los sectores de administración pública, en los ámbitos empresariales y, realmente les funciona con rangos de perfección, tanto así que de tierras semidesérticas dieron vida a un ámbito de desarrollo empresarial y social, con ejemplares resultados y beneficios para la colectividad.
 
Las condiciones geográficas y características de la naturaleza en tierras veracruzanas, no han sido apropiadamente aprovechadas por nosotros, los veracruzanos, precisamente por otorgar paso a escenarios como los que se refieren a obras públicas ejecutadas por empresas que vienen de fuera, cuando tenemos frente a nosotros al sector veracruzano de la construcción, afrontando complejos rangos de subsistencia.
 
“Jugar siempre para la casa” es lo que más requiere la economía de los jarochos, si es que aspiramos a mejores niveles de bienestar en lo general y, sobre tales prácticas, substancial, elemental, insustituible es que los mandos municipales y estatales: “jueguen precisamente para la casa”… Ahí la dejamos.
 
LO QUE SE LEE
 
“Dos payasos no caben en la fiesta”, fue el agudo comentario de Víctor Trujillo, mejor conocido como “El Payaso Brozo”, al recibir las instrucciones de que su programa diario fue suspendido vía rápida, hecho que obviamente se acredita a los agudos comentarios contra el sistema realizados por “El Payaso Tenebroso”.
 
Indudablemente habrá quienes difieran de las argumentaciones del “Payaso tenebroso”, pero el hecho no deja de llamar la atención y ello, incuestionablemente acredita puntos negativos que desgasta instancias gubernamentales de la actualidad.
 
LO QUE SE VE
 
Aguda preocupación y comentarios surgen ante informaciones difundidas en las últimas horas, en las cuales se advierte que en el caso de construir la nueva propuestas del aeropuerto de Santa Lucía, las pistas de ésta nueva instalación no podrían operar “una tras de otra” el aterrizaje de dos aeronaves, advertencia que ya siembra inquietud en los escenarios del gobierno federal.
 
LO QUE SE OYE
 
Se confirma que no fue el gobierno quien atentó para ejecutar la desaparición de los 43 normalistas en Ayotzinapa, tema que de tiempo atrás la mayoría de los mexicanos ya lo presentía, porque la manipulación sobre tales hechos por parte de grupos políticos y partidistas interesados en llevar “agua a su molino”, constituye una de las etapas sobre el cultivo de intereses partidistas, más significativa en la historia moderna de México, e incluso se piensa que tales especulaciones influyeron en los resultados de las pasadas elecciones en el país… ¿O nos equivocamos?

Columnas recientes