Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Rocío Nahle va por Zacatecas

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

17/01/2020

alcalorpolitico.com

“Ojalá hubiera desabasto de pendejos
pero esos salen hasta de las alcantarillas”

Mario
 
Rocío Nahle va por Zacatecas
 
Tremendo revuelo causaron las declaraciones de la secretaria de Energía del gobierno de López Obrador, Rocío Nahle García, durante un recorrido que realizó por su natal Zacatecas, donde se declaró abiertamente aspirante a la gubernatura de su estado natal, donde habrá relevo gubernamental el año entrante.
 
A la pregunta de si le interesaría ser candidata al gobierno de Zacatecas, la señora dijo: “!Ah, caray! Bueno, yo soy zacatecana de nacimiento. Estoy cubriendo ahorita la secretaría de Energía y, pues, vamos a trabajar fuerte en eso”.
 
Esta respuesta de ninguna manera niega que la jefa política de dos importantes personajes que actúan en Veracruz, aspire a gobernar su estado, y aunque ella ha dicho que su ombligo está en Zacatecas pero su corazón en Veracruz, esto se antoja como dar un paso adelante con la mira puesta en Zacatecas.
 
¿Por qué decimos que esas declaraciones causaron gran revuelo en Veracruz?, porque el escenario que se viene construyendo según los analistas políticos es para que la señora dueña de la energía y el cerebro de López Obrador, sea la sucesora del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, para el 2024. Y aunque Cuitláhuac fuera requerido en el gabinete federal este fin de año, quien quedaría al frente de los destinos de Veracruz en automático sería el secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos, por ley y ratificado en el cargo por el Congreso para terminar los cuatro años de gobierno, allanando el camino para que “la jefa” llegue a Veracruz con todos los honores a gobernar el estado donde tiene su corazón y no el ombligo.
 
Si fuera gobernadora de Zacatecas este proyecto al que hacemos referencia se iría al cesto de la basura, quedando el terreno libre para que morenistas como Ricardo Ahued, Manuel Huerta, Rafael Hernández Villalpando u otro entre al quite y participe con las siglas de Morena en la contienda por la ansiada gubernatura de Veracruz.
 
Lo cierto es que mientras los tiempos llegan al interior del gobierno de Cuitláhuac Jiménez, los principales actores políticos se están dando hasta con la cubeta. Para nadie es un secreto que el secretario Eric Patrocinio Cisneros se ha apoderado de todo, lo que ha causado serias molestias entre los colaboradores del gobernador con aspiraciones legítimas de crecer, pero que además han sido víctimas de las malas artes del secretario quien no se tienta el corazón para echar a quien sea del círculo cercano del gobernador con tal de mantener el control.
 
El problema que vemos para el gobierno de Morena es que mientras ellos se pelean por el futuro, con mucha anticipación, se desentienden de lo más importante que es gobernar el estado con eficiencia, dando buenos resultados, convenciendo al electorado de que no se equivocaron al votar en su favor en la anterior elección, y están generando un desencanto que cada día aumenta el cual se puede convertir en su principal adversario para mantenerse en el poder.
 
Las bondades del Insabi
 
En opinión de Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, el cuestionado Insabi, en conjunto con los 80 hospitales del IMSS-Bienestar, fortalecen la medicina preventiva.
 
Al presentar el plan de salud, con énfasis en el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que este espacio tendrá el objetivo de brindar atención médica y medicamentos gratuitos a los mexicanos que no tienen seguridad social, y que esto se convertirá en una realidad el 1 de diciembre de 2020.
 
“Es un compromiso que se tiene que cumplir, pueden decir algunos que no se va a lograr, que es la utopía, pero el sueño se va a convertir en realidad y la utopía es lo que nos hace caminar hacia los ideales”, dijo.
 
El problema real es que mientras el presidente sueña con que las utopías se hagan realidad, miles de compatriotas sufren por falta de medicamentos y atención medica e incluso mueren porque al gobierno mexicano se le ocurrió desaparecer el Seguro Popular para crear otra institución que lleve el sello de Morena.
 
López Obrador afirma que el propósito se logrará porque el presupuesto de salud para este año va a incrementarse en 40 mil millones de pesos para mejorar las instalaciones de unidades médicas, centros de salud, hospitales; para que no falte el equipo médico indispensable, para que haya abasto suficiente de medicamentos, no solo en cuadro básico, y para que la atención médica sea gratuita en todos los niveles de atención.
 
Jorge Alcocer Varela, secretario de Salud, afirmó que la actual administración ya logró sentar las bases para que el derecho a la salud de toda la población mexicana sea una realidad, pero sobre todo, para los 69 millones de mexicanos que no tienen seguridad social. ¿Qué otra cosa podía decir el empleado del presidente si no hablar de bondades de un proyecto que tiene en el filo de la navaja la salud de esos 69 millones de mexicanos?
 
“Se ha tomado una decisión importante de establecer un sistema de salud bajo los principios de universalidad, reducción de la desigualdad, combate a la corrupción y un buen uso de los recursos para la salud”, 
 
Indicó que la creación del Insabi, en conjunto con los 80 hospitales del IMSS-Bienestar, fortalecerá la medicina preventiva, cuyo centro de atención será la familia y se encargará de proveer y garantizar la prestación gratuita de servicios de salud, la dotación completa de medicamentos y otros insumos.
 
En tanto, el arqueólogo Juan Antonio Ferrer Aguilar, director general del Insabi, quien de salud sabe lo que nosotros de medicina nuclear, recordó que este espacio fue refrendado por ley el 30 de noviembre de 2019 y entró en vigor el pasado 1 de enero.
 
Sostuvo que el Insabi tiene por objeto garantizar la prestación gratuita de servicios de salud, medicamentos y demás insumos asociados a las personas sin seguridad social bajo cuatro pilares: Abasto y distribución de medicamentos, material de curación y equipos médicos; Que no falten médicos, enfermeras y especialistas en los establecimientos de salud; La construcción y mantenimiento de los establecimientos de salud, que involucra el rescate de 307 inmuebles abandonados por anteriores administraciones; La basificación de 87 mil 300 trabajadores que hoy tienen contrato por honorarios.
 
Dios permita que así sea por la salud de los mexicanos...
 
REFLEXIÓN
 
¿Alguien sabe del paradero del secretario de Salud de Veracruz, doctor Roberto Ramos Alor?... Hace un buen que no aparece en público, se extrañan las sandeces que dice y los ridículos que hace. Es lo mejor del elenco.
 
Escríbanos a [email protected] | [email protected]

Columnas recientes