Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Cuitláhuac paga lo que Fidel y Duarte sustrajeron a la UV

Prosa Aprisa

Por: Arturo Reyes Isidoro

22/01/2020

alcalorpolitico.com

El sábado 16 de agosto de 2014, en el transcurso de un desayuno, el entonces reciente exrector de la Universidad Veracruzana (UV), Raúl Arias Lovillo, me reveló que durante su sexenio Fidel Herrera Beltrán (FHB) había dejado de pagar a la casa de estudios 1,500 millones de pesos.
 
Aquel encuentro me lo había pedido para hacerme aclaraciones a una columna que había publicado en el que le hacía cuestionamientos como máxima autoridad que había sido de la universidad.
 
Cuando me dijo lo de Fidel, quien había dejado el cargo el 30 de noviembre de 2010, le pedí autorización para hacerlo público. No tuvo objeción. Me contó que sin ninguna explicación ni justificación, FHB se había quedado con cinco pagos anuales de 300 millones de pesos cada uno. El dinero lo había enviado el Gobierno federal para que se entregara a la UV.
 
Con Javier Duarte (JD) la deuda llegó a crecer hasta 2,500 millones de pesos. Al final de su sexenio se debía al Sistema de Administración Tributaria (SAT) 1,400 millones de pesos que no se habían pagado de Impuesto sobre la Renta (ISR) (incluía la suerte principal, multas y recargos). JD también se quedó con el dinero que había descontado a los trabajadores por concepto de impuestos y no lo había pagado a Hacienda. Pero la deuda crecía porque seguía sin pagarse el impuesto a lo que se agregaban más multas y recargos.
 
Al asumir el gobierno, Miguel Ángel Yunes Linares reconoció el adeudo y ofreció pagarlo pero solo pudo abonar 500 millones de pesos al principal.
 
El 30 de noviembre de 2018, al concluir el bienio del panista, la rectora Sara Ladrón de Guevara, en una declaración, expresó su esperanza de que el nuevo gobierno, que empezaba al día siguiente, asumiera el compromiso y lo resolviera.
 
Un año después, ayer, el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, en conferencia de prensa en la que estuvo acompañado por la rectora, hizo el gran anuncio: el gobierno cuitlahuista saldará la deuda, que actualmente es de 2,000 millones de pesos, en cuatro pagos mensuales. El próximo viernes se hará el primer abono.
 
El titular de la Sefiplan exculpó de la irresponsabilidad a la casa de estudios que, dijo, era de administraciones anteriores, “pero nosotros lo estamos solucionando. En Veracruz hacemos cosas buenas por la educación y más si se trata de nuestra alma mater”. Lima Franco estudió en la Facultad de Economía de la UV.
 
Como reacción, la rectora publicó en su cuenta de Twitter: “Reconozco la voluntad política, honestidad y eficiencia del gobierno de @CuitlahuacGJ, quien a través del secretario de @SEFIPLANVer_, @JoseLimaFranco, anuncia hoy el acuerdo de liquidar el adeudo con el @SATMX.”
 
El 5 de febrero de 2016 la rectora Sara Ladrón de Guevara informó que tres días antes había presentado una denuncia contra quien resultara responsable ante la Coordinación de la Fiscalía Especializada en Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción cometidos por Servidores Públicos, dependiente de la Fiscalía General del Estado, por la no entrega de 1,625 millones de pesos hasta entonces.
 
Otra denuncia la hizo ante un agente del Ministerio Público de la Federación por la no entrega de 451 millones de pesos. Ambas acusaciones sumaban 2,076 millones de pesos por dinero que no se había entregado durante las administraciones de Fidel y de Duarte.
 
El 12 de septiembre de 2018 el abogado general de la UV, Alberto Islas Reyes, dijo que con el Nuevo Sistema de Justicia Penal se podía indagar permanentemente para integrar las carpetas de investigación mientras no prescribieran los presuntos delitos.
 
A la fecha, no se sabe que la Fiscalía General del Estado (FGE) y la ahora Fiscalía General de la República (FGR) hayan actuado ni que se haya llamado a declarar a Fidel Herrera y a Javier Duarte para que respondan por los hechos. Duarte ya está preso. Los angelitos desviaron más de 2,000 millones de pesos, que no se sabe dónde fueron a parar, o a los bolsillos de quién.
 
Cuitláhuac acaba de salvar de la quiebra a su casa de estudios (estudió ahí y es académico de la UV); ha terminado por pagar los platos rotos. Ha repetido que con él no habrá impunidad. Habrá que ver si reclama y exige que se reabran las denuncias y que se actúe contra los exgobernadores priistas. Habrá que ver si la Fiscal tiene los suficientes olanes y actúa en consecuencia.
 
La acción de ayer confirma plenamente el buen trabajo del secretario de Finanzas Lima Franco, acaso el mejor funcionario de toda la administración estatal y el que más satisfacciones y brillos está dando al gobierno cuitlahuista.
 
Ayer dije que cada vez más me convenzo de que Cuitláhuac terminará su gestión, en contra de quienes lo ven solo dos años en el cargo. Hechos como el de ayer refuerzan mi creencia. Empieza a ofrecer resultados, y de gran calado, como el de ayer.
 
Así, el secretario de Gobierno Eric Cisneros tendría que ir deshaciendo su maleta, que ha venido preparando para dar el salto hacia arriba, pero también toda la oposición política tendría que tomar nota porque si el gobierno cuitlahuista sigue así ya será más complicado ganarle la elección del próximo año, incluso salvarían Xalapa si quitan a Hipólito de la alcaldía y lo “invitan” al gobierno del Estado.
 
Con Winckler, escándalo; con Giadáns, silencio
 
En su comparecencia en el Congreso local, ayer la encargada de la Fiscalía General del Estado, Verónica Hernández Giadáns, reconoció abierta y públicamente su parentesco familiar cercano con una mujer quien estaba (¿o está?) vinculada con un grupo criminal de la delincuencia organizada.
 
¿Se imaginan si algo similar hubiera dicho y aceptado el fiscal (separado “temporalmente”) Jorge Winckler Ortiz? El propio Eric Cisneros hubiera juntado leña verde (a fin de que demorara más tiempo encendida) para levantar una hoguera en la Plaza Lerdo y quemar vivo al abogado oaxaqueño. Pero como se trató de su empleada, guardó silencio.
 
Preparan homenaje a Carlos Brito
 
Marlon Ramírez Marín, dirigente estatal del PRI, organiza un homenaje de reconocimiento a la trayectoria del maestro Carlos Brito Gómez, actual presidente de la Comisión Estatal de Procesos Internos. Será en febrero o en marzo. Personajes políticos, priistas y expriistas, se han sumado a la iniciativa y han ofrecido participar.

Columnas recientes