Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Qué está pasando?

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

11/02/2020

alcalorpolitico.com

“México necesita a un estadista
y no a un bufón como López Obrador”

Diputado Marcelo Torres
 
¿Qué está pasando?
 
Será parte del proceso de transformación; una defensa a ultranza de los afectados por este cambio tan radical; será que nos cambiaron el escenario de la noche a la mañana y, como no estábamos acostumbrados a estas nuevas formas de ver el progreso, no las entendemos, es que nada nos embona, como dice el doctor Ramos Alor cuando se refiere a los chiles; será que quienes llegaron al poder, transitando por un camino construido para ellos ex profeso por Enrique Peña Nieto, no tienen la capacidad mental suficiente para asumirse como estadistas y confunden su nueva condición de autoridades y no más oposición; será que con ellos llegó una nueva forma de autoritarismo como el que vivimos los mexicanos con el PRI, solo que con otras siglas, por aquello de partido único... sea lo que ustedes quieran y manden pero lo que nosotros advertimos es una terrible descomposición que cada día que pasa nos lleva directo al despeñadero.
 
Ayer los empresarios se pronunciaron por iniciar una lucha social que tenga como objetivo principal rescatar al país del fracaso. Tuvieron definiciones muy lamentables para el Presidente López Obrador, como nunca antes habíamos escuchado hacia un mandatario porque la investidura se respetaba.
 
Vemos acciones mediáticas aisladas, como queriendo convencer de que se está haciendo la tarea al lado del pueblo que es el que manda, pero no le han dejado un ápice de poder a ese pueblo; vemos que los medios de comunicación que han logrado sobrevivir a esta tremenda crisis y ataques directos del gobierno de AMLO, suman con temor a sus filas a ilustres pensadores, a periodistas críticos, a los intelectuales mexicanos que estuvieron en su momento en contra de los corruptos del PRI y el PAN apoyando un gran movimiento social que hoy ven como el inicio de una dictadura, pero sin la debida planeación, una dictadura de ocurrencias, de ataques vulgares a los opositores, de burlas a los más jodidos que debieran ser su capital político, de reparto de migajas a hordas de jóvenes mexicanos que no están dispuestos a continuar por este camino de mediocridad, manteniendo a cambio a un gobierno, si en su futuro inmediato tienen la riqueza, la abundancia y todo lo que quieran con solo sumarse a las filas de la delincuencia organizada: tres mil 500 pesos mensuales, a cambio de millones de varos, viejas, carros del año, chupe fino, la mejor vida, viajes por el mundo, ¡al carajo con las instituciones!, dicen.
 
Los mexicanos hemos transitado por una vida pacífica: antes, el que se dedicaba a trabajar honestamente y era bien administrado, inevitablemente acumulaba riqueza; los que no se interesaban por la abundancia, gastaban sus ganancias en viajes, en buenas comidas, en buena vida; los flojos, los holgazanes vivían de la caridad, pero con dignidad, no se alimentaban de cualquier mendrugo. Así estábamos acostumbrados, y si nos valía gorro que los priistas se mantuvieran en el poder era porque ellos nos brindaban seguridad en nuestras personas y en nuestros bienes, podíamos trabajar y ganar de acuerdo a nuestras capacidades y ambiciones sin que nadie nos robara el producto de nuestro esfuerzo, había buenas carreteras, el IMSS y el ISSSTE así como las clínicas del sector salud daban servicio de primera y jamás se escaseaban los medicamentos, en fin eran otros tiempos en los que no nos preocupaba mucho quiénes estaban al frente de las instituciones porque estas funcionaban bien.
 
A quienes les platicamos sobre la “ley fuga” que se aplicó hasta los tiempos de don Fernando López Arias, se espantan, nos preguntan ¿y los derechos humanos?. ¡Al gorro con eso!, un asesino confeso que había actuado con las tres agravantes de premeditación, alevosía y ventaja, se consideraba que jamás se readaptaría, por lo que del penal era sacado en la madrugada por un grupo de policías e informado de que sería trasladado a otra cárcel. Al cabo de un rato de camino se detenía la patrulla, le informaban al reo que habían decidido darle una oportunidad, le quitaban las esposas y lo conminaban a que huyera lo más pronto posible, apenas había corrido cincuenta metros y el estruendo de las balas interrumpían la tranquilidad de la madrugada, el criminal era asesinado con la justificación de que se había tratado de escapar.
 
En los penales, donde hoy los derechos humanos les permiten a los más peligrosos reos llevar vida de jeques árabes, con teléfonos celulares para manejar sus bandas a control remoto, antes no había nada de eso, los sentenciados de acuerdo al delito eran tratados dentro de los penales. Si habían ingresado por el delito de violación a un menor, después de una semana de justicia terrenal, pedían al señor que los salvara de esas bestias. Nadie, de los que purgaron condenas por este delito y obtuvieron su libertad, reincidieron, al contrario, hasta de acólitos terminaron.
 
Pero vinieron las luchas sociales por la reivindicación de la vida de los ciudadanos, por los derechos humanos de los criminales, de los narcos, de los violadores, de los ladrones, de los funcionarios corruptos, el puta debido proceso que no es otra cosa que dar facilidad a los más pesudos para que obtengan su libertad a cambio de dinero, y todo se jodió.
 
Tristemente, la 4T lucha por los derechos de estos y de otros delincuentes más, con el cuento de que eso significa progreso... Y bajo el principio de “abrazos no balazos” a nuestro país lo tratan de convertir en una gigantesca comunidad gay.
 
La pregunta sigue siendo: ¿Qué está pasando?
 
2 mil mdp para medicinas
 
Comentaba ayer el diputado federal Héctor Yunes Landa, que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tenía dos mil millones de pesos para pagar la rifa “del avión” hasta el 15 de septiembre, por lo tanto, que dispongan de ese dinero para comprar los medicamentos que hacen falta para habilitar las clínicas y así estarán resolviendo un problema que urge atender, total con la venta de los cachitos el dinero no van a recuperar.
 
Se trata de la opinión de un político pragmático quien tiene razón, si esos dos mil millones se invierten en medicinas se salvarán muchas vidas de inmediato y al final se entregará el dinero a quien lo gane en el sorteo. Y es que el fiscal general Alejandro Gertz Manero entregó al Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep) un cheque de dos mil millones de pesos que se obtuvieron tras indagatorias realizadas sobre un caso de corrupción. Durante la conferencia matutina, explicó que esto se logró gracias a una denuncia que presentó el gobierno a través de la Consejería Jurídica de la Presidencia y con la cual, la FGR inició acciones de carácter penal para recobrar los bienes de la nación. “Hoy podemos decir con mucha satisfacción que le estamos entregando al Indep un cheque por 2 mil millones de pesos. Es un solo caso, un caso que se inició gracias a una denuncia del Ejecutivo y que en este momento nos permiten que en ese proceso que va a continuar y en el que tenemos la esperanza de obtener más reparaciones y recuperaciones”.
 
Gertz Manero indicó que la tarea más importante que tienen como funcionarios del Estado es “recuperar la confianza, devolverle al pueblo lo que merece y hacer todas las gestiones que sean necesarias para que este mal pueda ser resuelto de esta manera. Tengo la esperanza que en los próximos días, quizá el próximo mes, podríamos tener otra noticia de esta naturaleza y así sucesivamente recuperemos el patrimonio de nuestro país”.
 
REFLEXIÓN
 
“La jefa es la jefa”, si hoy impone a su prima hermana como Fiscal por nueve años, tendremos que ir a cuadrarnos con ella... Esta es la verdadera transformación.
 
Escríbanos a [email protected] | [email protected]

Columnas recientes