Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿A poco habrá candidatos independientes?...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

11/02/2020

alcalorpolitico.com

1.- Y sí, en efecto. Estamos en febrero del 2020 y las elecciones del 2021 están muy lejanas. Sin embargo, el síndrome Peña Nieto [Que propició el “lanzamiento” de Meade muy tarde hacia la candidatura por la presidencia de la república y cuyos resultados vaya que si se conocen] ha puesto a todos a correr y por razón y desde ya, desayunos, comidas y cenas de quienes aspiran a un cargo de elección popular, se programarán semana con semana.
 
Pero no todos los que quieren podrán llegar al final del camino. Y también tendrá que verse con que siglas partidistas jugarían, devaluadas como están algunas franquicias electorales. Que esto también cuenta.
 
Para el caso, vale citar lo que un aspirante a una candidatura municipal me soltó a bocajarro cuando le inquirí “por cuál partido iría para la elección”: me la jugaré como “independiente”; total sólo hay que recabar algunas firmas y me anotaré ante la autoridad electoral, concluyó.
 
Le comenté que eso parecía muy sencillo, pero de entrada, tendría un hándicap en contra y eso contaría durante la campaña y elección.
 
Pero siguió con el rollo de la candidatura independiente y así dejé las cosas.
 
Y así por el estilo proliferarán desayunos, comidas y cenas, cuando ni siquiera se ha celebrado el carnaval...
 
En fin, cada quién su lucha.
 
2.- Al parecer, los puentes no serán dinamitados totalmente. Algunos han tirado atarrayas y salvavidas al mar para evitar que eso suceda.
 
Y es que los dueños de las inversiones protestaron bajo el argumento de que “el turismo local” también merece ser estimulado y nada mejor que un puente entero para que pueda transitar.
 
Ahora se sabe que “una Comisión sobre puentes largos” se ocupará de emitir una opinión con tal de salvarlos...
 
P.D.- Las chivas se derrumban. Ahora no sólo especulan que se “irá” el entrenador: incluyen al Jefe Peláez. Cuando los ladrillos se caen, el culpable es el albañil, no el arquitecto...

Columnas recientes