Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Si balazos no amedrentaron, menos el Covid-19

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

24/03/2020

alcalorpolitico.com

“Apenas se fue Winckler y
bajaron los secuestros”.

Durazo
 
Si balazos no amedrentaron, menos el Covid-19
 
En un acto muy doméstico, solo con los integrantes de la directiva de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado, su líder estatal Isidro Pulido Reyes al frente, se celebraron ayer los 97 años de la fundación de la primera Liga Agraria del país, que dio origen a la Confederación Nacional Campesina (CNC), organización que en sus mejores tiempos supo aglutinar a los productores del campo veracruzano e impulsar la producción agropecuaria.
 
La Liga sobrevive.
 
Para quienes fuimos testigos de los mejores momentos de esta central campesina, antes de la firma del TLC que arruinó la producción de nuestros hombres del campo al poner en competencia sus productos con los de los gringos, con mejor tecnología y apoyos gubernamentales, vimos cómo también se desplomó la estructura política del campesinado mexicano, recordamos en el modesto acto de los 97 años de la LCASC que México fue un país próspero gracias al trabajo de los campesinos y ganaderos.
 
Fue cuando don Agustín González Alvarado dirigía la Liga y contaba hasta con una secretaría de comercialización a cargo del ingeniero egresado de Chapingo, Guillermo Enrique Loera, quien se encargaba de promover en el mercado los mejores precios de garantía para los hombres del campo local.
 
Y fue en el gobierno de don Agustín Acosta Lagunes, un economista brillante, que se lograron los mejores resultados en el agro con el apoyo de su gobierno. La leyenda de su campaña en busca del voto popular fue “Veracruz, granero y yunque de la nación” y lo consiguió, en su administración, cosa que poco se dice y reconoce, en cada una de las ocho ramas de producción los campesinos veracruzanos alcanzaron los primeros lugares nacionales en cantidad y calidad de sus productos, fueron los últimos años de gloria de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado, de donde salieron además importantes políticos que ocuparon cargos de senadores de la República, diputados federales y locales, así como infinidad de presidentes municipales, la presencia de la Liga como uno de los tres pilares del PRI era fundamental, primero estaba el sector campesino, luego el obrero y finalmente el popular.
 
Curiosamente, uno de los sobrevivientes de ese importante movimiento campesino, don Isidro Pulido Reyes, es quien nuevamente lleva la batuta de la Liga. Don Isidro fue líder cañero en el estado y posteriormente a nivel nacional, su posición como dirigente de los cañeros del país lo llevó a convertirse en candidato al Senado de la República junto con don Julio Patiño Rodríguez, Alger León Moreno y el capitán Rafael García Anaya, pero de todo el más poderoso económica y políticamente era sin duda don Isidro Pulido Reyes.
 
El tiempo se va y solo los recuerdos quedan, a los campesinos veracruzanos los han menospreciado los últimos gobiernos, por la falta de canales de comercialización abandonaron el campo y muchos se fueron de mojados, otros emigraron hacia otras tierras y otros llegaron a las grandes ciudades del estado como Xalapa, Veracruz, Poza Rica y otras a formar los cinturones de miseria; de la lucha campesina solo queda el local donde siempre ha estado la Liga, en la vieja casona de San José y un líder, Isidro Pulido Reyes, que dice no rajarse porque si en los tiempos de lucha las balas no los amedrentaron menos una pandemia como la del coronavirus los va a doblar. Para Don Chilo, la lucha sigue, la realidad es distinta.
 
¿Que bajaron los secuestros?
 
La entidad veracruzana registra una disminución del 55.88 por ciento respecto a la incidencia de los secuestros, afirma el titular de la Secretaria de Seguridad federal Alfonso Durazo Montaño, quien en la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, dio datos referentes a las estadísticas que en materia de seguridad se registran en las últimas semanas en el país.
 
“Uno de los principales logros en materia de combate al secuestro es la implementación del operativo conjunto en Veracruz, que logró una disminución del 55.88 por ciento en la incidencia de secuestro”, apuntó.
 
Mencionó que la disminución de los secuestros en territorio veracruzano, coincide con el cambio titular de la Fiscalía General del Estado, que hoy encabeza, Verónica Hernández Giadáns, así como también al trabajo de coordinación entre Estado y Federación.
 
“Aquí también tenemos que recordar que alrededor de esta fecha se ubica el cambio de fiscal en el estado de Veracruz, el cambio en la fiscalía nos permitió incrementar o consolidar la coordinación con la Unidad Estatal Antisecuestros y se ha logrado este resultado”, dijo y recordó que Veracruz era noticia nacional “lamentablemente”, por la cantidad de secuestros que registraba, sin embargo, la tendencia en este momento va a la baja.
 
Esa es una buena noticia, lo que resulta extraño es la coincidencia de la baja en la comisión de ese delito con la salida de Jorge Winckler de la Fiscalía, lo que quiere decir que era él y obviamente su jefe Miguel Ángel Yunes Linares, quienes operaban este delito como negocio particular, como lo hizo Fidel Herrera en su momento.
 
Al menos ya hay una ganancia para los veracruzanos con el cambio de gobierno aunque los otros delitos sigan a la alza y el cobro del llamado “derecho de piso” se haya diversificado, tanto que hasta los maestros, taxistas, vendedoras de fritangas y otros tienen que pagar a los malandros una cuota, a cambio de que les permitan vender.
 
Se quejan por malos tratos en la FGE
 
Un grupo de trabajadores de la Fiscalía General del Estado nos manda una carta para que sea publicada en este espacio, para dar a conocer los abusos que comete la ingeniera Laura Hernández, en contra de los trabajadores de limpieza de la Fiscalía. La carta dice:
 
“Nos quejamos del trato prepotente con que siempre se dirige hacia nosotros, trabajadores de limpieza de la FGE, la ingeniera Laura Hernández, adscrita a Servicios Generales, quien nos amenaza con retirarnos del trabajo al momento que ella lo decida cuando sus órdenes no se lleven a cabo como lo indica aun cuando tenemos un jefe inmediato nombrado por la empresa a la cual pertenecemos pero ella es quien dirige a su manera, argumentado muy buena relación con los jefes superiores, por lo tanto nos hace prohibiciones de tomar café, uso de celulares aún en nuestros descansos y otras más.
 
“Hacemos del conocimiento de las autoridades superiores de la FGE, para que se enteren de la soberbia con la que se dirige a nosotros. Somos honestos y trabajadores, vivimos de nuestro salario y manifestamos nuestro temor a quedarnos sin empleo por un capricho de la ingeniera”.
 
Un caso más de coronavirus en Veracruz
 
Nos enteramos que el diputado federal suplente del PAN, José Ricardo Medina Hernández, dio positivo a coronavirus luego de realizarse la prueba en un laboratorio particular de la ciudad de Veracruz.
 
El diario porteño Notiver tuvo acceso al resultado el cual fue emitido el pasado 19 de marzo por la mañana, último día que se realizaron pruebas en el laboratorio particular, esto luego que el Gobierno de Veracruz notificara a propietarios y responsables sanitarios de los laboratorios clínicos privados de la entidad la prohibición de realizar pruebas para COVID-19 ya que podrían hacerse responsables de acciones legales.
 
REFLEXIÓN
 
¿En verdad AMLO le apuesta a que enfermen muchos mexicanos de la tercera edad y así pueda deshacerse de ellos? De paso cambia a su gabinete... Todo es posible con una persona como él.
 
Escríbanos a [email protected] | [email protected]

Columnas recientes