Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Tres pandemias mexicanas

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

27/03/2020

alcalorpolitico.com

*Eficacia e incompetencia
*Quebranto en hotelería
*Revaluar los programas
 
Y cuál habrá de ser ante las impactantes variantes que actualmente se nos cruzan en el camino, el proyecto de país por el que deberíamos de aplicarnos todos los mexicanos, con la finalidad de cimentar un porvenir de mayor bienestar, capaz de librar “las tres pandemias” que actualmente transitan, de norte a sur, en el antes afamado “cuerno de la abundancia” con mares, ríos, volcanes, florecientes llanuras y productivas montañas, cuya riqueza ha dejado de generar bienestar, como efectos directos de niveles de improductividad que han desdorado el prestigio de nuestro país.
 
Porque “las pandemias” que hoy afrontamos no sólo son los impactos del coronavirus, sino otras más como son los elevados niveles de inseguridad que siembran dolor e improductividad en los diversos sectores del país, a lo que debemos de agregar que, por décadas, también hemos cultivado los virus de la deshonestidad y la incompetencia, los cuales nos han conducido hacia riesgosos niveles de estancamiento en lo general, escenarios que incluso nos resultan ya familiares, lo que apunta que el ser humano es capaz de adaptarse e incluso convivir con el enemigo en casa.
 
Las pandemias de la improductividad en campos y ciudades, la del gigantesco e inefectivo aparato burocrático, al que se agregan los cuadros magisteriales y académicos en lo general, así como el virus delincuencial cuyo desarrollo tiene su origen en la ineficacia en la administración de justicia y elevados rangos de incompetencia en materia de seguridad, han dejado sentir sus efectos desde muchas décadas atrás y, en lugar de registrar tendencias hacia el declive, pareciera que mientras mayor longevidad adquieren se fortalecen sus crecientes tentáculos de estrujante permanencia y dominio.
 
Años, sexenio tras sexenio gubernamental, hemos referido escenarios intolerables de estrujante inseguridad, lo mismo han escuchado alcaldes y legisladores, pero todo para nada, porque las manos de los funcionarios públicos se encuentran abultadas de ofrecimientos, compromisos y promesas, pero están vacías en resultados que no sean los beneficios del poder para fortalecer sus personales intereses.
 
Existen ciertamente excepciones, no se duda, pero la suma debería de ser a la inversa (al revés volteado como dicen en el rancho) en tal forma que, quienes incumplieran en la función pública en los ámbitos de la eficacia y honorabilidad en el desempeño de sus funciones, resultaran casos verdaderamente extraños y excepcionales, en lugar de lo contrario.
 
Obligadamente se debe coincidir, que son las tendencias hacia el incumplimiento del deber juramentado, así como el desgano y la escasa experiencia en los marcos de la honorabilidad, lo que mayor daño ha generado al país en el transcurrir de las últimas décadas, vicios que en lugar de registrar decrecimiento pareciera que se incrementaron, panorama que supo explorar e identificar la propuesta presidencial de MORENA, registrando como resultado el arribo a la Presidencia del país de Andrés Manuel López Obrador.  
 
La Cuarta Transformación tiene como origen claramente identificable, los elevados niveles de hartazgo que entre la ciudadanía privaba porque el país continuaba girando en la ruleta del abuso, del enriquecimiento inexplicable y de un tráfico de influencias y manipulación de conveniencias personales, que por décadas incluso originaron la desincorporación de valiosas y exitosas empresas propiedad del pueblo de México, que fueron maquilladas como improductivas para “justificar” su traslado hacia manos del sector empresarial... La historia ya la hemos referido en entregas anteriores.   
 
Hoy ya se podría referir que existirá un México antes y otro después de la pandemia que nos flagela, ya no podremos anotar a un país antes de López Obrador y otro después del ahora polémico Presidente, porque ante las dimensiones del coronavirus que nos amenaza, deberíamos de apostar sobre un México del ayer y de uno posterior a la pandemia, si es que logramos frenar sus efectos mortales erradicando la presencia de víctimas fatales.
 
Las propias características de la pandemia obligan a nuevos proyectos, nuevas acciones y nuevas prácticas en la administración pública y privada, renglones que obligadamente registrarán efectos directos en las conductas del conglomerado social, escenarios que sea para bien o para mal, habrán de ser factores influyentes en los comportamientos del conglomerado social en lo general.
 
Históricamente, “LAS PESTES” han influido significativamente, tanto en el comportamiento como en el registro de nuevos moldes en la conformación de la sociedad en lo general, no resultará extraño que hacia el futuro inmediato, hagamos referencia de los escenarios colectivos tanto del antes, como del después de la pandemia que actualmente deambula sobre la faz del globo terráqueo... Ya veremos.   
 
LO QUE SE LEE
 
Que la eficacia en los marcos de la función pública tarde o temprano surge por sobre la incompetencia, ejemplo reciente de ello es que ahora, dentro y fuera del Estado de Veracruz, muchas son las organizaciones civiles e incluso autoridades locales, que demandan ante las estructuras de Gobierno estatales y federales, se apliquen en todos los municipios los programas preventivos ante el desarrollo del COVID-19, diseñados y ordenados por el cuerpo edilicio del Ayuntamiento de Orizaba, acción por la cual las plazas públicas y parques, los paseos como el del Teleférico, los centros de festividades, los bares y cantinas, los museos y áreas turísticas, las actividades comerciales incluyendo a los mercados, los sistemas de transporte, las áreas peatonales, en fin, todo lo que conforma parte de las estructuras sociales, religiosas, laborales, empresariales y gubernamentales, se encuentran sujetas a medidas extremas de seguridad integral, claramente reglamentadas en calidad de emergencia por el Ayuntamiento de la vieja y remozada Pluviosilla.
 
El reconocimiento y aplauso permanente que se otorga al cuerpo edilicio orizabeño presidido por Don Igor Rojí Uribe, queda de manifiesto cuando se escucha en otros estados de la república, que se asuman medidas exactamente iguales a las que, desde los inicios de ésta semana se aplican con rigor en el municipio de “las aguas alegres”, que por su desarrollo urbanístico integral sostenido por más de una década, se ha convertido en un ejemplo a seguir incluso ahora en los marcos de la Cuarta Transformación, en tanto que el tema en referencia registra efectos directos en escenarios nacionales... Bien por Orizaba y los orizabeños.
 
LO QUE SE VE
 
Los economistas del mundo refieren en sus evaluaciones, que la actividad turística representa a nivel global uno de los sectores que de mejor manera consolidan la actividad económica de numerosos países en el mundo, con ejemplos claros como Italia, España, Alemania, Bélgica, Suiza, Francia, Estados Unidos y podría usted seguir agregando países de todos los continentes, cuya economía en gran medida la refiere un sólido puntal en la actividad turística.
 
Así las cosas, si en los días actuales evaluamos con serenidad que varios países han cerrado fronteras y que, incluso los sistemas de transporte terrestre y aéreo se encuentran en etapa de recesión, todo ello como resultado de la pandemia que cotidianamente externa sus amenazas, podríamos coincidir en que al afectarse de manera dramática la actividad turística, surgen en muchas regiones del orbe los dañinos síntomas del derrumbe financiero, escenario al que se suman los declives dramáticos en los sectores comerciales de todos los niveles, desde el marchante que con su canasta de aguates recorre el mercado local ofreciendo su producto, hasta las grandes cadenas de supermercados, efectos que de igual forma debilitan la actividad en centros de reunión, salas de espectáculos, cines, centros comerciales y, obviamente, hoteles, restaurantes y bares.
 
Ayer mismo trascendió en los marcos de informaciones confiables, que son varios los hoteles que en el puerto de Veracruz están de hecho programando su cierre parcial, total e incluso podría ser definitivo, como resultado del desplome en la demanda de habitaciones, escenario que no refiere alternativas en tanto que, por los efectos de la pandemia, los potenciales huéspedes en lugar de proyectar nuevos viajes apresuradamente refieren avisos de cancelaciones... Es indudable que un temporal negativo desde la perspectiva financiera se predice para largo trecho, incluso en Estados Unidos ya se apuntan renglones económicos en peligro de quebranto.
 
LO QUE SE OYE
 
Que los siguientes 20 días serán determinantes para medir los efectos de la pandemia en nuestro país, espacio en el cual el contagio ya no provendría del extranjero, sino que fue originado por alguien de nuestra ciudad, de nuestro barrio e incluso de nuestra familia o vecindad.
 
Para los expertos el dato referirá la efectividad de los programas de autoprotección aplicados por las autoridades de nuestro país, confiando en que tales medidas en verdad resulten exitosas con índices hacia la baja... Lo contrario acrecentaría la preocupación generalizada de los mexicanos... Ahí la dejamos.

Columnas recientes