Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

JFK: Perdona a tus enemigos, pero no olvides sus nombres...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

18/05/2020

alcalorpolitico.com

1.- Si se debiera creer a la Secretaría de Salud [federal], el pasado sábado 16 publicó una lista de los que llama “municipios de la esperanza” [esperanza de qué¿?], nos encontramos que en 14 estados del país solamente hay 324 municipios en ese privilegiado listado.
 
En los municipios listados, se podrán retomar actividades escolares y laborales a partir del lunes 18, pues han comprobado que no tienen contagios ni colindan con municipios que tengan casos confirmados del COVID-19 en los últimos 28 días, según el subsecretario de Salud, aunque hemos leído que algunos estados del país [como Michoacán y Jalisco] de plano no le entran a este tema para el día de mañana, ni pasado, ni en lo que resta del mes de mayo.
 
Y qué cosas importantes para la educación y la economía se desarrollan en los municipios de Tlaquilpa, Tezonapa, Los Reyes, Astacinga, Alpatláhuac, Las Minas, Citlaltépetl, Ixcatepec, Mixtla de Altamirano, Chontla, Texhuacán y Tatatila, que merecieron figurar en el listado de municipios “limpios” de toda duda de infecciones por el Covid-19.
 
Que los indaguen los “expertos”.
 
2.- Atribuyen a Jhon Fitzgerald Kennedy esta frase: Perdona a tus enemigos, pero no te olvides de sus nombres, tan en boga actualmente que se podría pensar que no viene de tan lejos.
 
Por cierto, que todos recordamos que JFK perdió la vida en 1963, hace ya más de medio siglo, y con ello desencadenó en USA, una auténtica cacería de “sospechosos” y a partir de entonces se inició una leyenda negra que amenaza en acabar con la dinastía de los Kennedy en aquél país.
 
3.- No les estorbaría al diputado federal Héctor Yunes y a las dirigencias de los partidos políticos inconformes con la recién aprobada reforma a la Constitución Política del Estado, que en cuanto ésta sea combatible legalmente, dejaran saber a la sociedad del estado, en qué términos lo hagan si es que realmente pretenden que los equilibrios subsistan y no queden truncos. Y que cada quién, por cierto, quede con sus excusas por haber emitido sus votos aprobatorios.
 
Como si todos tuviéramos que creerles.

Columnas recientes