Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Las filas en la Delegación del ISSSTE, lamentables...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

20/05/2020

alcalorpolitico.com

Nota discreta: En la columna de ayer, el Duende del Teclado volvió a las andadas: Suprimió la sílaba GI y dejó anotado INE, lo que fue incorrecto. Lo adecuado era INEGI y nada más. Disculpas.
 
1.- El presidente nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, de otorgar facultades constitucionales al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para que pueda entrar”, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas”.
 
Por cierto: Ya entrado en gastos, el propósito de Ramírez Cuéllar sería que el INEGI al levantar la información del patrimonio inmueble de cada persona, y esta información la “podría” utilizar para que sus huestes, ya servido el plato, tuviera información de que cuántas viviendas tiene una persona; si están ocupadas por su familia; si están vacías y no se han rentado, para que las ocupen y se apoderen de ellas. El dictador tropical Chávez concibió algo similar, ¿o es copia de su estrategia?
 
2.- Ayer por la mañana pasé por la avenida Xalapa y lo que vi lo creí porque allí estuve: Aún no daban las ocho y había un jaloneo y gritos: ¡A la cola; a la cola! se oía una voz fuerte.
 
Se trataba de que las personas que recién llegaban al lugar, y que trataban de ponerse a la cabeza de la fila, lugar que no merecían, eran increpadas a gritos.
 
Un espantado empleado de la Delegación, con una “máscara” de acetato, tapabocas y las letras de ISSSTE en su uniforme, no atinaba a poner orden: Alcanzaba a escucharse por lo tenue de sus gritos: Los “citados” [que tenían cita previa] del lado de la banqueta hacia abajo; los “nuevos” hacia arriba [hacia el estacionamiento] y los otros, en esta fila. Se trataba, seguramente, de solicitantes de crédito.
 
Después de un estira y afloja, ayudado por una señora [presumiblemente también empleada], se puso orden. Orden en que no se incluía a los de tercera o cuarta edad que no tienen trato preferencial en esta dependencia.
 
El delegado o delegada del ISSSTE debe ocuparse de que las filas mañaneras [unos decían que llegaron desde la cinco horas], tengan orden y que a los jubilados de más de 70 años, se les trate adecuadamente.
 
Total: las filas son para obtener los créditos que anunciaron pomposamente como “salvavidas” en estos tiempos en que el dinero escasea en los bolsillos, en algunos casos; en otros para informarse de los estados de cuenta y los menos para trámites de vigencia de derechos.
 
Y por cierto: ¿A cuántos jubilados y activos del ISSSTE atenderán por día? ¿y qué cantidad de dinero les anticipan como créditos?
 
Allí queda.
 
3.- El tiempo se les vino encima a los de Morena; sin carnaval ni comparsa. Los globos buscadores andan escasos y de allí que haya que buscar cómo llamar la atención.
 
Por iniciativa propia o instruido, las pedradas no aflojan contra Alfonso Ramírez Cuéllar, dirigente de Morena, que acaba de darse cuenta de que la tierra no es cuadrada, aunque le parezca.
 
En Morena hasta se turnan para mentarle la ma...era en que expuso cómo buscar en el pajar la riqueza de “los fifís” para quitárselas y darse “a los pobres”... Y no nada más en ese partido critican el afonsazo. También “afuera” le llueven mameyazos, y bien ganados por ciertos.
 
¿Qué no tendrán que hacer esos grillos morenos ahora redentores de la nueva sociedad?
 
Lo rescatable es que al presidente AMLO le pareció impropia y muy jalada la propuesta de Ramírez Cuéllar.
 
Que sea cierto.
 
3.- La “flota” de la oposición [PRI, PAN, PRD] apenas si se nota. Tal parece que la Covid-19 los tiene callados y paralizados. Apenas si calificaron al dueño del Barzón como autoritario y distractor. Hacen faltan magos y payasos... Promueven amparo para que el Dr. López-Gatell deje las mañaneras y sus dichos...

Columnas recientes