Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

De tiliches y cachivaches (2 y fin)

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

03/06/2020

alcalorpolitico.com

“Basta, para ser rico, un cigarro caro y cerrar los ojos fumando.” (F. Pessoa).
 
A Jany Iris Luna
Ella sabe porqué
 
Muchas veces me he preguntado si vale la pena preguntarme quien soy yo. Digo: nadie. Según el Diario Oficial de la LIV legislatura, en sesión extraordinaria, se le concedió al gobernador en aquel entonces Fernando Gutiérrez Barrios... Son mis cachivaches. La vida está en un pendón que no vendo.
 
Encontré un libro firmado por su autor, de Augusto Monterroso, nada significa (me lo autografió): “La oveja negra y otras fabulas”, para ya no fastidiarles con cachivaches, les recomiendo leer. Si su angustia es por salir, salgan. Miren que la vida pal mejicano vale madres.
 
Un amigo me pidió (loco que está en este encierro) escribir en cuatro palabras un texto de terror. Obediente que soy, cual llamada de Amlito, y también estúpido que soy igual que él, escribí:
 
*Nunca nada un cubreboca.
 
Pero soy honesto con ella y contigo, a ella la quiero... Uta madre, este México está jodido. Tons, me dije, ahí te voy:
 
*Un espejo lo asesinó.
*Asesiné al hombre invisible.
*Los muertos gritaron: ¡Vivimos!
*Ciegos vieron al Diablo.
 
Y me dediqué a perderte... Otra vez.
 
México sin rumbo. Vuelta al revés. No a la nueva normalidad. México aquí te quiero, intubado. ¿Estamos?
 
Los días y los temas
 
No hay días, son los mismos días, ahora con muchos temas y más asesinatos y más muertes por... ¿A quién le echamos la culpa? Bebamos vino, no importa de dónde vino. Todos somos culpables. ¿O no, inche jodido? Hay que razonar con el corazón.
 
De cinismo y anexas
 
Del libro Un agujero de la taza del baño, de Williams Deer:
 
“Usted disculpe
 
Escupir es un acto, pareciera, normal, pero cuánto nos desagrada hacerlo y ver que lo hacen, sobre todo si el escupitajo te cae en el rostro. Contestas con otro escupitajo normal: “¡Pendejo, fíjate lo que haces!” Y la reacción a esto es otro escupitajo: “Usted disculpe”, y se aleja en un mundo inundado de escupitajos. ¿Cuándo lo volverás a ver?”
 
Ahí se ven.

Columnas recientes