Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Vandalismo

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

17/06/2020

alcalorpolitico.com

VANDALISMO
 
ESPADA DE DAMOCLES ... A poco más de una semana de lo sucedido en la zona centro de la ciudad de Xalapa, donde una turba integrada por no más de 50 jóvenes caricubiertos y ataviados con ropas color negro, rompieron, destrozaron y pintarrajearon todo a su paso, ninguno de ellos ha sido arrestado, ni lo será según vemos, pues el gobierno del estado de Veracruz, ya les notificó a los comerciantes afectados en sus frentes de negocios, que les dará a cada uno 10 mil pesos, en tanto que el ayuntamiento xalapeño les pintará sus fachadas, para ayudarlos a resarcir los daños, mientras siguen buscando a los maleantes para que respondan por los delitos cometidos.
 
Sin embargo, amables lectores, los mismos empresarios de Xalapa y de otras ciudades, como Veracruz- Boca del Río, varios de ellos dueños de grandes almacenes y supermercados, sabedores de que esos diez mil pesos no son nada, siguen fortificando sus negocios, colocando disimuladas barreras en sus fachadas y puertas de acceso, pues temen que en cualquier momento y dada la evidente impunidad con que se desenvuelven, puedan volver a hacer de las suyas los menos de 50 jóvenes caricubiertos y ataviados con ropas color negro, que escoltados por patrullas de tránsito van rompiendo todo a su paso, hechos con los que tienden gruesas cortinas de humo que opacan pifias politiquerías separatistas.
 
DE LA CALLE... Los conservadores, los neoliberales, los claridosos, los inconformes, los incrédulos, los ningún chile les embona, o como quiera llamarles el presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, Andrés Manuel López Obrador, han insistido y con sobrada razón, sobre lo paradójico de haber traído y estar manteniendo médicos cubanos disque para ayudar a paliar la crisis provocada por el Coronavirus, pagándoles en dólares- porque de gratis no vinieron- mientras en nuestro país, los galenos y personal de enfermería carecen todavía de los insumos necesarios para atender enfermos y sobre todo, para protegerse ellos mismos y evitar el contagio.
 
Hace unos días hicimos eco en este mismo espacio, de los comentarios que amigos profesionales de la salud hacían sobre 108 médicos cubanos que desde mayo arribaron a Veracruz para ayudar en las tareas relacionadas con la atención de enfermos de Coronavirus, según se publicitó en diversos medios de comunicación.
 
La primera queja de los médicos veracruzanos, decíamos e insistimos ahora, es que sus homólogos cubanos realmente no se están apersonando en los hospitales, aun cuando se les está pagando por su participación.
 
Entre las voces discordantes con la importación de médicos cubanos, surgió hace unos días y fue la del presidente del Colegio de Medicina Interna de Veracruz, Alejandro Barrat Hernández, quien calificó como “gasto innecesario” el haber traído a los galenos de la isla cubana, cuando en lo local se le propuso al gobierno del estado integrar una mesa de trabajo para sopesar las acciones a seguir ante la pandemia.
 
Mesa de trabajo que por supuesto nunca se integró y como dijo Don Teofilito, ni se integrará aun cuando los casos de contagio y defunciones a causa del COVID 19 siguen incrementándose.
 
Al gasto innecesario de traer a México y Veracruz médicos cubanos, se suma al quisquilloso asunto del desplazamiento y desdén para los galenos mexicanos y por ende los veracruzanos, que cuentan con probada y sobrada capacidad para atender esta contingencia como lo han estado haciendo hasta ahora, incluso con sus propios recursos.
 
Obvio, de esto no se habla ni se hablará en las ruedas de prensa diarias que ofrece el titular de la Secretaría de Salud en Veracruz, Roberto Ramos Alor.
 
SENTIDO PÉSAME... A la familia del capitán retirado Rafael Cisneros Morales, quien se nos adelantó en el camino que todos tarde o temprano vamos a seguir, como dijera mi padre, “hasta que Diosito quiera”.
 
El Capi Cisneros, como se le llamaba cariñosamente por su don de la amistad y su amenidad que contrastaba con su formación militar, fue de esas personas que dejan tantas anécdotas, tantas vivencias, que aun cuando hayan partido, dejan su presencia entre nosotros para mantener vivo su recuerdo.
 
Para el Capi Cisneros, pedimos al creador por su eterno descanso, así como pronta resignación para su Esposa Elsa y sus hijas.
 
Descansa en paz amigo, buen viento y buena mar allá a donde fuiste llamado.
 
DÍGALO SIN MIEDO.... Comentarios o sugerencias a través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes