Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Otra tarea para la Suprema Corte de Justicia...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

26/06/2020

alcalorpolitico.com

1.- Cuando la diputada del PAN, presidenta de la mesa directiva de la Cámara de Diputados en San Lázaro firmó y anuncio que había introducido ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación una controversia constitucional para impugnar el Acuerdo emitido en el mes de mayo pasado, por medio del cual se autorizó por parte del gobierno federal, el uso de las fuerzas armadas para el desempeño de tareas de seguridad pública, para reforzar y apoyar a la Guardia Nacional, "los duros" de Morena se le fueron encima pidiendo que dejara el cargo porque no era el sentir de la mayoría, y qué, además, "echarían abajo" tal promoción.
 
Debe recordarse que las fuerzas armadas del país ya desempeñan labores para actuar, se dice en el medio, "de manera extraordinaria, regulada, fiscalizada y complementaria, hasta por un tiempo que concluirá el marzo del año 2024.
 
Sin embargo, el recurso interpuesto por la diputada del PAN, es la tercera acción que se acciona contra la misma disposición porque antes, el gobierno de Michoacán y la municipalidad de Colima, habían hecho lo propio, pero desde diferentes ópticas jurídicas.
 
Respecto a la controversia interpuesta por la diputada Laura Rojas, presidenta de la Cámara Baja, aún no se dicta el acuerdo correspondiente de admisión y hecho esto, en su tiempo y procedencia, se le dará el curso que en derecho proceda.
 
2.- Luego entonces, los morenos tienen campo libre para contender con las armas de la ley y el derecho, en un campo donde "sus mayorías" no decidirán, sino los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, quienes examinarán fundamentos para su procedencia y resolución, en su caso.
 
Porque, por lo que hace a la acción del gobierno Michoacano, ya se emplazará al gobierno federal, demandado en el diferendo, para que conteste a lo que su interés convenga.
 
No menos.
 
3.- Le hicieron la lucha y lo lograron. En la actualidad de Veracruz estado, cuatro partidos políticos esperan sus prerrogativas para gastar y actuar, que su trabajo les costó.
 
El Consejo General del Organismo Público Local Electoral (OPLE) les entregó sus "cartas credenciales" a los "nuevos partidos" [mismas caras, mismos nombres, mismas actitudes, seguramente] para que hagan su debut en la liza política local.
 
Estos son los nuevos: Podemos Veracruz, Todos Unidos por Veracruz, Bienestar y Justicia Social y Unidad Ciudadana.
 
Todos tienen migas y contactos con los "viejos del circuito": PRI, PAN, Convergencia y PVEM.
 
Todos han actuado en política local con "más o menos" presencia. Pero, también, por alguna razón que sólo ellos conocen, decidieron cruzar las aguas con patente propia; con nombre no tan propio, pero con prerrogativas propias, que para algo servirán.
 
Francisco Garrido, de Podemos Veracruz; y Cinthya Lobato, de Unidad Ciudadana, lograron diputaciones por los difuntos AVE y el PAN, respectivamente, ya que ambos lograron los cargos por lista privilegiada, es decir, por la vía plurinominal.
 
Jesús Vázquez de Todos por Veracruz, ya fue diputado federal y local, y ganó en dos ocasiones por voto directo.
 
El cuarto partido, Bienestar y Justicia Social pertenece a la agrupación Cardenista, que de siempre ha manejado Antonio Luna Andrade, dueño de la franquicia cardenista desde hace muchos años.
 
Debe señalarse que los nuevos partidos sólo competirán por cargos de elección directa y de representación popular, en esta entidad.

Columnas recientes