Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Analfabetas funcionales

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

16/07/2020

alcalorpolitico.com

“Muy bien, hay que evitar que los
carros circulen para que no se contagien”

El Bizarro
 
Analfabetas funcionales
 
Por lo que entendemos, los servicios de salud pública tienen como finalidad la prevención de las enfermedades. No es mejor estado el que construye más hospitales y clínicas, el que cuenta con la plantilla más numerosa de trabajadores del sector salud, el que tiene los montones de especialistas permanentemente ocupados curando enfermos, el que compra más medicamentos para abastecer a sus almacenes para satisfacer la alta demanda de fármacos, al contrario, mejor es el que menos necesidades tiene de contar con estos servicios porque sus encargados del área de salud pública cuentan con los conocimientos suficientes y la experiencia necesarias para mantener sana a la población.
 
Lo anterior viene a cuento a propósito de que el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, dio a conocer que tuvo la oportunidad de platicar con el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, quien relataba sobre el acontecer de la epidemia en Veracruz, y le dio gusto saber que están trabajando en varios frentes, están abriendo unidades temporales Covid y se le están enviando 130 ventiladores.
 
Y que también el Gobernador de Veracruz le informó que va a emitir (ya lo hizo) un decreto con carácter de inmediato para ejercer acciones administrativas, por lo que celebra la decisión ya que es un ejemplo de actuar de una forma contundente para disminuir los riesgos de transmisión.
 
A lo anterior hay que agregar que, desde el pasado lunes, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se hace cargo del Centro de Atención Médica Expandida Covid-19 (CAME C-19) Hospital Materno Infantil de Coatzacoalcos, el cual recibirá exclusivamente a pacientes contagiados por Covid-19 en la zona sur del estado de Veracruz.
 
El nosocomio es operado totalmente por instancias federales como la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), en coordinación con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi). Cuenta con 20 camas con monitor de signos vitales, tomas de oxígeno, red de gases medicinales y equipo de última generación.
 
La mitad del personal que atiende en esta instalación son médicos profesionales de la Sedena.
 
Los mismo ocurre en los otros dos espacios habilitados como CAME C-19 en la entidad, como el Centro de Raqueta de la ciudad de Boca del Río, y el Velódromo de la ciudad de Xalapa, ya que la Secretaría de la Defensa Nacional entró a hacerse cargo de dichos espacios, desplazando así a una desbordada e inoperativa Secretaría de Salud de Veracruz (SSA-Ver), que tiene a sus hospitales saturados de pacientes, sin las instalaciones óptimas, sin los equipos necesarios y sin las medicinas necesarias para los pacientes infectados por el Covid-19.
 
Todo esto, que afortunadamente están haciendo para enfrentar la pandemia que cada día se extiende más en territorio veracruzano, dejando a su paso muerte y contagios, para muchos es motivo de festejo: para que vean cómo el gobierno federal, la Sedena y otras instituciones apoyan al gobierno de Veracruz, porque nos quieren mucho y nos tienen respeto; para que vean la fuerza política de este gobierno ante la Federación, nos comentan con orgullo y no, están completamente equivocados: vergüenza debería darles que por su indolencia e irresponsabilidad la pandemia llegó, se instaló en la entidad, comenzó a infectar, a matar gente y se extendió hasta poner en peligro la vida de todos los veracruzanos.
 
Ojalá Veracruz pudiera presumir al resto de los estados por ser el que menos casos de contagio y muertes por Covid registra, eso sí es para festinar, lo otro es vergonzoso, es el fracaso de un sistema de salud operado por una bola de analfabetas funcionales.
 
Vamos por la prevención
 
Y para no salirnos del tema, bueno sería, tras esta dramática o trágica experiencia, que se reorganizara el sector salud de Veracruz. Primero, echando de la secretaría al doctor Roberto Ramos Alor, la antítesis de lo que debe ser un organismo sano. Su obesidad es el ejemplo de lo que no debemos tener, eso nos lleva a la diabetes, a la hipertensión, al Sida y a otras enfermedades que ponen en riesgo la vida de cualquier gordiflón.
 
Luego habría que establecer, en los centros escolares, programas de orientación sobre una sana alimentación y la obligación de ejercitarse todos los días para que nuestros niños crezcan sanos.
 
En las clínicas y hospitales atender otros casos como la desnutrición infantil, llevar un control estricto de vacunación, estar pendientes con nuestros paisanos de la tercera edad que ya requieren controles sobre padecimientos propios de su estado. Pero lo más importante, que los servicios de salud no estén saturados de enfermos con padecimientos crónicos adquiridos por consumir productos chatarra o bebidas endulzadas y embotelladas. Insistimos, entre menos hospitales se requieran es clara señal de que la salud pública se está atendiendo adecuadamente, aunque no haya moches por construir el montón de clínicas y hospitales, y moches por la compra de los equipos y la adquisición de los medicamentos.
 
Pero al paso que vamos, al rato don Hugo López-Gatell nos da la noticia de que por instrucciones del señor presidente, y por tratarse de Veracruz, nos van a construir diez o más crematorios distribuidos a lo largo y ancho del estado, para atender las necesidades de los veracruzanos, suertudotes, y nos van a pedir que se aplauda la deferencia presidencial agradeciendo el cariño que nos profesa el paisano que despacha en el palacio real cuyo padre nació en Veracruz y su madre en Tabasco: ¡Es un honor contar con Obrador!... gritarán los deudos.
 
¿En verdad van por Jaime Téllez?
 
Parece increíble pero el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito está por determinar como improcedente un recurso de queja que promovió el exsecretario de Seguridad Pública, Jaime Téllez Marié, en contra de la nueva revisión a las cuentas públicas del ejercicio fiscal del año 2018 elaborada por el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis). En esta nueva revisión realizada por el Orfis, las observaciones por presunto daño patrimonial serían por mil 51 millones de pesos, el cual puede generar responsabilidad penal al exfuncionario del Gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares.
 
Y es necesario recordar que un juez federal desechó un amparo que promovió Jaime Téllez Marié contra la nueva revisión a la Cuenta Pública del año 2018 realizada por la LXV Legislatura de Veracruz, sin embargo, el exsecretario optó por utilizar el recurso de queja que está próximo a ser desechado nuevamente, lo que se podría interpretar como que las autoridades tienen, por fin, voluntad para aplicar justicia en este indignante caso que ofende a todos los veracruzanos.
 
El Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Séptimo Circuito, en sesión realizada vía videoconferencia, ordenó dejar en lista el asunto señalado, toda vez que de oficio se estima la posible causa de improcedencia prevista en la Ley de Amparo. Las autoridades determinaron lo anterior en virtud de que del contenido del decreto 295 a través del cual no se aprobó la cuenta pública 2018 y se ordena al Órgano de Fiscalización Estatal (Orfis) efectuar una nueva valoración sobre las aclaraciones y documentación justificatoria y comprobatoria presentada por los entes fiscalizables.
 
Pese a todas las artimañas legales a las que ha recurrido el empleado de Yunes Linares, en febrero del año 2020 el Poder Legislativo aprobó las Cuentas Públicas y en lo referente a la revisión del Suministro e Instalación de las Cámaras que integran el Sistema Estatal de Videovigilancia, donde se determinó la existencia de un presunto daño patrimonial por un total de 1 mil 51 millones 975 mil 896.57 pesos... Ojalá por fin caiga un pez gordo del yunismo, lo aplaudiríamos pensando en que ahora sí habrá un verdadero cambio, de la impunidad a la legalidad.
 
REFLEXIÓN
 
Deberían investigar a los funcionarios de la Procuraduría del Medio Ambiente, por intentar extorsionar con 400 mil pesos a los propietarios de la funeraria La Luz, del Puerto de Veracruz, a la que amenazan con la clausura por negarse a pagar el “derecho de piso” que le pidieron los de la PMA. La voracidad de los integrantes de la 4T no tiene límites.
 
Escríbanos a [email protected] | [email protected]

Columnas recientes