Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Los diputados que vendieron su voto

Apuntes

Por: Manuel Rosete Chávez

23/07/2020

alcalorpolitico.com

“Ahora, por 5 mil pesos, Felipe Calderón
enseña a preparar cubitas bien cargadas”

Yo
 
Los diputados que vendieron su voto
 
Es una práctica añeja de los gobiernos, es más, quienes se dedican a la política prefieren ser diputados de los partidos de oposición al que está en el poder, para ser sujeto de compra, en cambio, los de la bancada del partido al que pertenece el gobernante se friegan porque ante una iniciativa que al Ejecutivo le interese tienen que votar por la afirmativa, a chaleco, y de gorra.
 
Esto lo traemos a cuento porque ahora que detuvieron y extraditaron a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex en el gobierno de Enrique Peña Nieto y encargado de impulsar la reforma energética gracias a lo cual consiguieron cometer los fraudes más grandes en la historia del país, los morenistas que creen en lo que les dice AMLO y se entusiasman porque piensan que los políticos priistas, que en el tiempo de la mencionada reforma eran diputados federales y senadores de la República, van a ir a la cárcel en cuanto Lozoya los mencione, y lo que hacen es un cálculo equivocado porque no será así: los diputados priistas que aprobaron la reforman lo hicieron por obligación, ellos dirán que por convicción, pero no, era un asunto que venía de la presidencia y obedecían o dejaban el cargo a su suplente y enfrentaban algún juicio por alguno de tantos delitos que cometieron a lo largo de su carrera y que arrastran como larga cola susceptible de ser pisada por el jefe cuando desacatan una instrucción.
 
Los que sí están adentro son los panistas, que también aprobaron la reforma, pero a ellos el señor Emilio Lozoya les tuvo que dar su respectivo y jugoso moche. Dicen que les dieron puro cash en bolsas de los almacenes más caros, y que fue tanto el cinismo que mostraron que se paseaban por los pasillos de San Lázaro con sus bolsas presumiendo el moche.
 
Ese es el viejo estilo de “operar” políticamente en las cámaras para ganar una votación, la otra era ofrecer, para los familiares de los diputados cuyo voto se necesita, plazas en la estructura gubernamental, y vámonos, a mayoritear cualquier proyecto de ley enviado por el titular del Ejecutivo.
 
Cuando Fidel Herrera Beltrán inventó lo de la bursatilización de los fondos públicos, que no fue otra cosa que cobrar por adelantado el 2 por ciento a la nómina y el impuesto de las tenencias vehiculares a la banca privada, sin mayor problema obtuvo la aprobación del Congreso Local, que no era de mayoría priista, mediante la compra de los votos que le faltaban, y quien llegaba a las instalaciones del Palacio Legislativo con las maletas llenas de dinero en greña era su hombre de más confianza, Erick Lagos Hernández, quien por cierto capaba los entregos para que el vencedor (él) no se fuera en blanco.
 
Los representantes populares no nos representan, se representan ellos mismos, así ha sido, así es y así será siempre.
 
Eric Patrocinio, en gracia de Dios
 
Sin duda, el señor Eric Patrocinio Cisneros Burgos es un bendecido, está en gracia de Dios.
 
Llegó a Veracruz y se instaló en una residencia, que a la fecha ocupa, en el pueblo mágico de Coatepec, donde casi está abonado en el restaurante de Bonilla (el más caro); no se supo de sus andanzas en la campaña pero dice que manejó todo lo electoral y que por eso Morena logró los resultados tan positivos que se reflejaron en las urnas.
 
Cuitláhuac García Jiménez, Gobernador del Estado, lo nombró Secretario de Gobierno, y él a su vez montó una estructura con sus cuates, que le sirve a él, no al gobierno de Veracruz y menos al gobernador. Luego metió la mano en el Congreso hasta que derrotó al diputado Pozos Castro, quien fungía como presidente pero no comulgaba con él; Pozos le es leal al gobernador porque si de algo sabe es de ser institucional. Total, que el Secre puso a su gente y tomó el control del Congreso para imponer a su Fiscal, luego impuso a la presidenta del Tribunal Superior de Justicia y al titular del IVAI.
 
De momento, Eric se contagia e Covid-19, estando entre los casos de mayor riesgo por su obesidad (dicen que es diabético, lo que no le deseamos), se va al CAE donde prefiere no permanecer y sale volando para Veracruz a internarse en el hospital más caro que es el de la Beneficencia Española, ahí se atiende y al día siguiente le toman una foto todo lleno de vida y alegría, sale en tres días del problema, y se va a su casa en Coatepec a cumplir con la recuperación... Nunca se le vio mal, no se le notó la enfermedad esa que ha tumbado al más bragado, dice que a él “difícilmente lo van a doblar” y casi está listo para reaparecer porque sus “buchacas” lo extrañan. Sí, está en gracia de Dios.
 
El He-Man reaparece
 
A lo mejor guarda la esperanza de ser candidato del PAN a la presidencia municipal de Xalapa, como era su proyecto original hasta antes de que Miguel Ángel Yunes Márquez perdiera la elección gubernamental. Sergio Hernández Hernández, diputado local en el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, empleado de esa familia que hizo lo que le dio la gana con los fondos del Congreso pues nunca quiso dejar de ser presidente de la Junta de Coordinación Política, montó por todo Xalapa unas casas de asistencia (¿así les llamó?) donde se apoyaba a las madres de familia con la impartición de talleres y el regalo de despensas... el proyecto para la alcaldía.
 
Había permanecido calladito hasta que algo lo empujó y ha decidido hablar, opinar.
 
Sergio, quien nunca ha ganado una elección en las urnas, dice que México va en camino a colocarse entre los tres países con más fallecimientos por Covid-19.
 
La gestión de la pandemia ha sido desastrosa, con todo y subregistro van más de 40 mil muertes, más de 2 mil de ellas en Veracruz. Han sido insensibles con el dolor de miles de familias y nada han hecho por evitar el quiebre de miles de empresas y la pérdida de millones de empleos.
 
Y se pregunta: ¿Se pudo haber evitado todo esto?
 
Por supuesto que sí, si hubieran actuado de forma responsable como lo han hecho en otros países. La pandemia está fuera de control en Xalapa, Veracruz y México y nadie responde por los pésimos resultados, los líderes encargados de cuidarnos y dirigir esta contingencia lo han hecho muy mal. No, pos sí, y si su patrón fuera el góber estaríamos peor.
 
Hasta pronto, padre Alvarito
 
En la colonia donde vivo lo recordamos con mucho cariño. El padre Álvaro Fernández Ávila fue párroco de la iglesia de La Piedad cuando menos diez años, y su forma de ser, atento, humilde, generoso, sencillo, hizo que todos los fieles de las colonias Modelo, Pumar y Dos de Abril, le profesáramos un especial cariño.
 
Ofició la misa de los 15 años de mi sobrina; la de los 50 años de casados de una pareja de familiares políticos, nos hizo el honor –a mi familia– de aceptar compartir el pan y la sal en nuestro domicilio. Cuando desempeñó el cargo de exorcista oficial de la arquidiócesis de Xalapa, por mi escepticismo a esas cosas me invitó a estar presente en un ritual de esos, lo que no acepté por collón, me visitó antes de que me operaran de emergencia en el hospital San Francisco, para hacer oración y pedir a Dios que me ayudara a salir bien de ese trance... y en fin, muchas anécdotas que hoy son recuerdos muy bonitos de un representante de Dios como hay pocos.
 
Ojalá me toque ir al cielo ahora que deje lo terrenal, para buscarlo y decirle “gracias por su amistad, padre, gracias por todo lo que hizo por mi familia y por mí”. Lo que no pude hacer aquí.
 
REFLEXIÓN
 
Claro que será un gran problema para las finanzas de la federación, de los estados, de los municipios y de los empresarios, la reforma que anunció ayer el presidente AMLO que impulsará para aumentar, en un 40 por ciento las pensiones de los jubilados. Decisiones electoreras que producirán más desempleo y más miseria.
 
Escríbanos a [email protected] | [email protected]

Columnas recientes