Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

López-Gatell para bien o mal

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

10/08/2020

alcalorpolitico.com

*La economía pandémica
*Policías en el desamparo
*Derrumbes por ineficacia
 
No son pocos los que coinciden en que los actuales rangos de la pandemia que consterna a los mexicanos, podrían resultar menores si en algunas medidas preventivas se hubiese actuado con mayor efectividad, referencia polémica que se agudizó y tiende a incrementarse, cuando un grupo de gobernadores levantó la voz solicitando la separación del doctor Hugo López-Gatell Ramírez, como responsable de las actividades y la información oficial sobre el tema de la pandemia.
 
La interrogante, que de manera natural nos queda aún vigente, estriba si en verdad a los gobernadores que demandan la renuncia del ahora afamado galeno, con un muy particular don de la palabra, les pudiera asistir la razón, en el sentido que existen apuntes y medidas en torno a los avances y contenciones de los ámbitos pandémicos, no del todo “acertados” y que, por obviedad, no están referidos con puntualidad en los informes del más elevado vocero sobre el tema.
 
En lo que muchos mexicanos coinciden y así se aprecia tanto por vía de medios de información, como por conducto de mensajes en las redes de Internet, es en que la apertura a la llamada “nueva normalidad”, indudablemente representó un paso desacertado y, prueba de ello lo es el disparo inmediato en el número de contagiados por el coronavirus, al tiempo de agregar tal escenario en favor al descrédito oficial, a lo que se debe agregar que muchos son los mexicanos que hemos entendido con cierta tardanza, que debemos aplicar con puntualidad e incluso al extremo, las recomendaciones de los médicos para mantener la apropiada distancia entre unos y otros, al tiempo de utilizar tapabocas y portar gel para sanearnos manos, brazos y rostro, las veces que sea necesario.
 
Pero también se debe reconocer que ante una epidemia que avanza implacable y que ha colocado a México entre los más castigados del continente, e incluso de varios países de Europa, en cierta forma es obligado el pensar que no todo ha resultado acertado por parte de quienes nos gobiernan y, en ese marco, se convierte en el blanco de las críticas quien todos los días es portador de la voz oficial, nivel en el cual (también “todos los días”) nos informa calamidades, números invariablemente rojos, lo que por razones obvias no podría ser calificado con efectos de aciertos, sino que simple y llanamente, referimos que no hemos tenido la capacidad suficiente para detener al destructivo monstruo.
 
Los números, las siempre frías cifras, indudablemente en nada alivian el desgaste que impacta a quienes encabezan las estrategias para la contención del monstruo, escenario altamente riesgoso que de ninguna forma deja entrever luces hacia su extinción, por el contrario, los datos, los números y los escenarios en lo general cada día están peores que el día anterior.
 
Paralelamente a ello, los escenarios pandémicos han colocado en notable estado de indefensión al comercio, a la industria, a la actividad financiera y social en lo general, porque incluso los consultorios médicos se encuentran bajo resguardo y con enérgicas normas de contención que alteran su funcionamiento... Hoy el problema socioeconómico alentado por la sombra pandémica, es de proporciones ya no alarmantes, sino escalofriantes, panorama que por razón natural cargan en sus espaldas precisamente quienes constituyen la primera línea de responsabilidad, para brindarnos un país sin amenazas de muerte y quebranto, en esa primera línea se encuentra el Presidente López Obrador y obviamente el Doctor López-Gatell... La lógica indica que las primeras pedradas por lo negativo del panorama las habrá de recibir mayormente uno de los dos, ahí es donde aparece el sonriente epidemiólogo mexicano, cuya participación en la historia de México habrá de resultar de elevadas controversias... Al tiempo y nos amanecemos.  
 
Lo que se lee
 
Todo hace indicar que “las cuotas por inscripción” que se cobran a los padres de familia cuando registran a sus hijos en escuelas propiedad del pueblo mexicano, pareciera que “por el momento” no serán aplicadas, como una gentileza de los directivos escolares, que permanecerá “vigente” hasta que nos encontremos “con semáforo pandémico” en verde, situación que obliga a reflexionar, que los directivos escolares han concluido que con el semáforo en verde ya el problema financiero en México y el mundo se conjuró, reflexión muy distante de la realidad.
 
Y debe quedar claro que no es una conclusión anticipada de rangos catastróficos en relación a los escenarios económicos que afrontará el país, sino que de hecho ya constituye una ruta imposible de evadir marcada en el presente y, sin duda alguna, con expansión hacia el futuro inmediato de México y de muchos otros países en el mundo, sobre todo de quienes ya desde antes de la pandemia reflejaban notables declives en su economía, como es el caso de México que en los inicios del año (antes de que nos topáramos con la pandemia) ya nos encontramos con menos dos puntos en el renglón de desarrollo en lo general, escenario que tenía muchos años que no se había registrado en nuestro país... Hoy ya se habla de que las perspectivas económicas rondan entre menos cuatro o menos seis puntos, apuntes en materia de retroceso financieros que resultará verdaderamente complicado afrontar.
 
Lo que se ve
 
No es nuevo para la sociedad mexicana el conocer hechos que refieren la vinculación de elementos de seguridad municipal, estatal o nacional, con actividades fuera de la Ley... Tales escenarios incluso se han registrado en marcos internacionales, dado que en todas las corporaciones de seguridad del mundo es factible que existan vinculaciones en dichos sentidos.
 
Pero por lo mismo se hace necesario que en los marcos de elevado nivel administrativo tanto municipales, como estatales y federales, se tomen medidas no sólo de apropiada selección de aspirantes a policías, sino de la misma forma de una excelente capacitación en todos los rangos, que sea efectivamente de alto nivel incluyendo la realización de exámenes psicométricos, que definan una clara vocación en los aspirantes para servir a la sociedad, en los marcos de lealtad a las instituciones y apego irrestricto a la legalidad.
 
La eficacia de todo cuerpo de seguridad debe tener su origen en la vocación de servicio y la honorabilidad, de lo contrario, nunca se dispondrá en el país de cuerpos de seguridad confiables y, mucho menos eficientes.
 
Paralelamente a la selectividad y capacitación de los elementos de seguridad, se les debe de dotar de los equipos e instalaciones requeridas para su servicio, así como para su seguridad y el bienestar de sus familias, porque no se puede servir con honorabilidad arriesgando la salud e incluso la vida, cuando se sabe que en casa, la familia no sólo carece de la protección que la propia autoridad debe diseñar y aplicar con eficacia, sino que de la misma forma el ingreso no alcanza para una vivienda digna, así como para buena escuela en beneficio de sus hijos, todo ello en los marcos de un sistema de protección familiar, que el propio Gobierno debe diseñar y tutelar.
 
Con frecuencia los mexicanos dirigimos el dedo acusador en contra de grupos policiacos que no afrontan los riesgos “como debiera de ser”, pero omitimos el reflexionar en los niveles de auto-seguridad, e incluso de armas y equipos en lo general de que disponen los cuerpos policiacos, así como la seguridad en el presente y hacia el futuro que pudieran tener los integrantes de su familia, si el policía pierde la vida o es lesionado con secuelas de por vida.
 
Claro que ya es tiempo que los pueblos y ciudades tengan policías eficaces, lo que por lo mismo agrega honorabilidad, pero poco se ha hecho para que todos los municipios sin excepción, dispongan de sistemas que garanticen el real bienestar, tanto de los uniformados como de todos los integrantes de la su familia, incluyendo ese bienestar extendido en caso que el policía pierda la vida.
 
Sólo será cuando Gobierno y Sociedad logren conformar núcleos policiacos con tales características, precisamente cuando lograremos disponer de cuerpos policiacos, similares a los mejores que operan en el mundo.
 
Lo que se Oye
 
Que en las zonas serranas de tierras de tierras veracruzanas se están incrementando los derrumbes, que no sólo podrían afectar directamente a viviendas, causando tragedias entre la población, sino que de la misma manera constituyen escenarios que al bloquear con lodo y rocas los caminos, dejan incluso en total aislamiento a pueblos y rancherías, lo que otorga curso a efectos colaterales que agudizan los problemas de comunidades y pueblos ubicados en las áreas afectadas.
 
Los hechos históricos con tales escenarios de daños y múltiples afectaciones, en realidad reflejan por sí mismos la complejidad para atender tales panoramas en el momento de registrarse, pero bien se lograría disminuirlos si en tiempo y forma se ejecutaran las obras necesarias para disminuir este tipo de amenazas, mismas que tal como hemos señalado, son recurrentes en cada temporada de lluvias.
 
Es la significativa desatención sobre tales problemas, lo que viene tradicionalmente originando que año tras año se registre casi exactamente lo mismo que aconteció en el pasado... Por ello se debe insistir en la eficacia de las autoridades no sólo municipales, sino sobre todo estatales y federales, para que “en tiempo y forma” o sea “con oportunidad”, enfoquen parte de sus esfuerzos en construir los antídotos para disminuir los terribles impactos originados por los derrumbes en las temporadas de lluvias... Que le resulte un excelente inicio de semana.

Columnas recientes