Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Falta de inexperiencia

Tierra de Babel

Por: Jorge Arturo Rodríguez

26/08/2020

alcalorpolitico.com

Aperitivo: “Es temporada de videos, denuncias y de “Yo te aseguro que yo no fui”. (Dicho por un transeúnte).
 
La pandemia, el confinamiento, la violencia, la inseguridad, la desigualdad, la desesperación, la depresión, la opresión y lo que ustedes quieran agregarle, todo eso y más sube. La Ley de Gravedad: “Todo lo que sube tiene que bajar”, pos nomás no aplica. Hay excepciones, como en la intimidad, sin ser mal pensados. Un poquito de picante a la vida, es saludable. Pero nada de comida chatarra, azucarada y etc., puesto que ahora, dicen, por ahí se filtra la COVID-19. La culpa es del indio, no de quien lo hace compadre. Los primeros serán los primeros, y los últimos los “péngamos”. Faltaba más, faltaba menos, o lo que es lo mismo, falta más que menos. Ahí están los números, manoseados, cada día son más los muertitos, los que padecemos y ahí la llevamos sobreviviendo. Porque una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Con la Chimoltrufia, expresamos o pensamos sobre las declaraciones de Amlo y López-Gatell:
 
*Pos será el sereno, pero...
 
*No nos hágamos tarugos, pos ya sabes que yo como digo una cosa digo otra, pues si es que es como todo, hay cosas que ni qué, ¿tengo o no tengo razón?
 
*¿Puedo saber qué es lo que estás pretendiendo tratar de querer ensinuar?
 
*Pero volviendo al principio inicial del comienzo de donde estábamos empezando...
 
*Claro que por supuesto, que desde luego que sí.
 
*Es que tú careces de mucha falta de inexperiencia.
 
*La mera verdad verdadera...
 
Claro, no es de ahora, lo venimos arrastrando desde hace años. “¿Quién podrá defendernos?” Paco Ayala, bajista de Molotov, en entrevista expresó que el Gobierno actual no ha cambiado en nada, “cambian siglas, pero yo siempre he dicho que cualquier persona que sea político ya desconfíes de él inmediatamente. Desgraciadamente yo no veo cambios ni propuestas que avancen a favor de la sociedad, quizá se hablan, se toman todos los espacios para decir lo contrario y se trata de coartar lo que va en contra y lo que siempre se cuestiona al Gobierno en turno, pero si hay cambios son mínimos como en la seguridad y la desigualdad porque es algo que siempre hay. Cada vez estamos peor”. (sinembargo.mx, 24-08-20).
 
Sí, cada vez más peor. El dramaturgo Pierre Corneille escribió: “¡Llorad, llorad, ojos míos, y deshaceos en llanto! / La mitad de mi vida ha arrojado a la otra en la tumba.” ¿Pesimismo? Habrá que encontrar otros caminos, pero hay que buscar, no de otra manera se encuentra. Quizás tengamos que hacer “como el médico examina el excremento y la orina, hay que examinar los basureros de las barriadas para saber lo que le falta a la ciudad”, dijera Georg Christoph Lichtenberg, quien también escribió: “Hacer que el tiempo sea cultivable”.
 
Quien tenga oídos…
 
Los días y los temas
 
Les comento, para imprimirle arte y belleza a la vida, lo siguiente. “En el círculo plano”, del maestro de Danza Marcel Sierra (vecino recién instalado con quien he hecho amistad en sana distancia, ah qué caray), con coreografía de su autoría, interpretada por él mismo y Michele Ferrer, disfruté mi vida misma –así es la expresión artística-, además de otras emociones y significaciones. Recordé lo que escribió Jules Renard: “Pon un poco de luna en lo que escribes”. Y en esa obra escénica estaba la luna, es decir, estaba un escritor, pero podría ser cualquier otra persona en su afán de “ser, estar y hacer”. En ese entorno creativo, siempre está alguien más que uno mismo. Entonces me acordé de lo que dijo Enrique Anderson Imbert: “Escribe en forma de O. No, no en forma de bostezo, sino en forma de isla: que tu lector no tenga alternativa, que no pueda –ni siquiera- escaparse”.
 
El movimiento es vivir, pero no cualquier movimiento. El filósofo Byung-Chul Han, en su texto “El aburrimiento profundo”, escribió (perdonen mis fans la cita un poquitín larga): “Quien se aburra al caminar y no tolere el hastío deambulará inquieto y agitado, o andará detrás de una u otra actividad. Pero, en cambio, quien posea una mayor tolerancia para el aburrimiento reconocerá, después de un rato, que quizás andar, como tal, lo aburre. De este modo, se animará a inventar un movimiento completamente nuevo. Correr no constituye ningún modo nuevo de andar, sino un caminar de manera acelerada.
 
“La danza o el andar como si se estuviera flotando, en cambio, consisten en un movimiento del todo diferente. Únicamente el ser humano es capaz de bailar. A lo mejor, puede que al andar lo invada un profundo aburrimiento, de modo que, a través de este ataque de hastío, haya pasado del paso acelerado al paso de baile. En comparación con el andar lineal y rectilíneo, la danza, con sus movimientos llenos de arabescos, es un lujo que se sustrae totalmente del principio de rendimiento. Con la expresión vita contemplativa no debe evocarse aquel mundo en el que originariamente fue establecida. Está ligada a aquella experiencia del Ser, según la cual lo Bello y lo Perfecto son invariables e imperecederos y se sustraen de todo acceso humano. Su carácter fundamental es el asombro sobre el Ser-Así de las cosas, que está libre de toda factibilidad y procesualidad. La duda moderna y cartesiana reemplaza al asombro. Sin embargo, la capacidad contemplativa no se halla necesariamente ligada al Ser imperecedero. Justo lo flotante, lo poco llamativo y lo volátil se revelan solo ante una atención profunda y contemplativa. Asimismo, el acceso a lo lato y lo lento queda sujeto al sosiego contemplativo”. Les dejo el link para que lo disfruten: https://www.youtube.com/watch?v=TjQ2IsGImqw
 
De cinismo y anexas
 
Para no variarle con eso que nos llueve sobre mojado, dice Georg Christoph Lichtenberg: “Llovió tan fuerte que todos los cerdos se limpiaron y todos los hombres se emporcaron”. Ah, y también escribió: “¿Quién está ahí? ¡Sólo yo! ¡Ah!, con eso sobra”.
 
Ahí se ven.

Columnas recientes