Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Porfirio Muñoz Ledo tras un record: dirigente nacional del PRI, del PRD y de Morena si se dejan...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

09/09/2020

alcalorpolitico.com

1.- Entre periodistas, analistas, consultores y “todólogos”, la felpa de ayer a cargo del INE [Instituto Nacional Electoral] contra la Organización México Libre y otros aspirantes, es muy flaca y hace agua en la línea de flotación, y todo apunta a que si doña Margarita Zavala y Gómez del Campo, promueve en forma y tiempo [le quedan horas para hacerlo] ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación [TEPJF] una demanda sólida y robusta, es factible que le entregue una escalera a los togados para que se revoque la decisión que hasta ahora, la tiene fuera de la contienda del 2021.
 
Todo apunta a que los Consejeros del INE [motu proprio o sugeridos] utilizaron una plataforma muy gastada en los prolegómenos de su decisión final ya que, el tema utilizado: “las aportaciones no identificadas” no da luces a que su origen sea ilícito si bien es cierto que tuvieron dificultades para identificar de dónde venían, pero es descartable que sean ilegales por los montos pequeños.
 
Además “que las aportaciones no identificadas” ya habían dado lugar u origen a una multa, severa para una organización en vías de ser calificada como partido político.
 
Por todo ello, es viable que el TEPJF le amelle el filo a la guillotina del INE y México Libre esté en la contienda del año entrante.
 
Ahora que, bien y despacio: ¿A quién beneficiaría que México Libre se quedara “chiflando en la loma”? ¿Al PRI? ¿al PAN? ¿al MC? ¿o a Morena?
 
Que lo explique la experiencia.
 
2.- Es cierto, todos estos ilustres ciudadanos quieren ir al sacrificio y de ser electos, hacerlo cierto: contienden por la Presidencia de Morena antes de que el año termine y se “abata” la pandemia: Mario Delgado Carillo, Javier Hidalgo Ponce, Gibrán Ramírez Reyes, Yeidckol Polevnsky, Alejandro Rojas Díaz Durán, Porfirio Muñoz Ledo, Adriana Menéndez Moreno, Joel Flores Bonilla, Pablo Salazar Vicentello y los demás que se acumulen.
 
Al grito de que “en nuestro partido hay libertad de expresión y así lo demostramos dando a conocer nuestro interés genuino por dirigir” han gritado a los cuatro vientos.
 
Como se sabe, el cargo se definirá a través de una encuesta abierta; también en la “cosecha” se determinará quién ocupará la Secretaría General.
 
Como se sabe, el pasado 20 de agosto, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ordenó al INE renovar la Presidencia y la Secretaría General de Morena, tras rechazar la prórroga [una más] solicitada por el presidente interino, Alfonso Ramírez Cuellar quien pretendía quedarse más tiempo en el sillón de mando que le prestaron.
 
Pero falta lo más importante: Que la militancia de Morena les crea todas las maravillas que les prometan... y como están las cosas, su credibilidad anda a la baja, como la economía y la pandemia del Covid-19.
 
3.- Se lo entregó el Secretario de HCP Arturo Herrera, a la diputada Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa directiva de la Cámara de Diputados:
 
El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2021 será “balanceado y sensible”, porque “se presenta en un momento en que el país enfrenta dos crisis simultáneamente: la sanitaria y la económica”, anticipa información que ya circula sobre el paquete económico del próximo año.
 
Además, señala que se atenderá la emergencia sanitaria por el coronavirus, se dará soporte a la recuperación económica y reforzará la red social que atiende a los más vulnerables.
 
Un documento que se atribuye a la Secretaría de Hacienda plantea que el paquete económico 2021 dará prioridad a tres objetivos de política pública:
 
Entre otras cosas, pretende ampliar y fortalecer las capacidades del sistema de salud, particularmente los servicios orientados a la atención de los grupos en situación de vulnerabilidad; promover una reactivación rápida y sostenida del empleo y de la actividad económica; y continuar reduciendo la desigualdad.
 
Se mantendrán las políticas de austeridad, pero se reforzarán áreas sensibles como salud, educación, seguridad y se anuncia un plan de contratación de médicos residentes y basificación de plazas en el sector salud.
 
El gasto total en salud se anticipa en 667 mil 236 millones de pesos.
 
El programa de médicos residentes considera una inversión de 2 mil 497 millones de pesos, para 10 mil plazas, lo cual ampliará a 47 por ciento de contratación de los aplicables del Examen Nacional de Aspirantes y permitirá duplicar el número de médicos especializados
 
Asimismo, se prevé destinar 2 mil 225.9 millones de pesos a basificación de plazas; 90 mil 572.4 millones a compra de medicamentos.
 
También se considera la designación de 151 mil 622.9 millones de pesos a programas de derecho a la salud.
 
Además, se prevé destinar 826 mil 810 millones a gasto educativo; 79 mil 449 millones a becas para el bienestar y 92 mil 455 millones a las universidades y al Instituto Politécnico Nacional.
 
En materia de seguridad pública, el proyecto prevé 113 mil 926.5 millones, de los cuales 35 mil 71 millones se destinarán a la Guardia Nacional, y 500 millones para construir 76 nuevos cuarteles para esa corporación.
 
Respecto del contexto en que el paquete económico se presenta, señala que el PEF 2021 “se constituye, al mismo tiempo, como el plan de actuación para el logro de las prioridades que define el Plan Nacional de Desarrollo 2019– 2024 y como un instrumento para atender a los grupos de población más vulnerables e incentivar las actividades productivas que nos permitan hacer frente a los impactos económicos generados por esta situación contingente”.
 
Además, se plantea que el regreso a la nueva normalidad debe ir acompañado de la convicción de profundizar en los cambios ya iniciados por el gobierno y avanzar en la construcción de un estado de bienestar, que permita reducir el impacto de los factores externos en la economía nacional y las condiciones de vida de la población.
 
“Por tanto, propone un reordenamiento de las políticas públicas y la asignación de los recursos asociados a ellas, a fin de reflejar un equilibrio entre las necesidades de la población y de la economía, en el marco de una política pública dirigida al bienestar compartido, al incremento de la eficiencia en la administración de los recursos públicos y a la mejora de los estándares de calidad en la provisión de los bienes y servicios públicos que la población demanda”.

Columnas recientes