Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Sin Ley y sin orden

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

11/09/2020

alcalorpolitico.com

*Humillan a guardianes
*Reapertura o quiebra
*Gritos en el desierto
 
Parte de las declaraciones “mañaneras” que ayer jueves el Presidente Andrés Manuel López Obrador externó ante representantes de medios de información, versaron sobre el tema de la ejecución de un reportero en tierras del municipio de Tezonapa, municipio veracruzano que colinda con el municipio oaxaqueño de Cosolapa, región a la cual el Presidente mexicano refiere conocer, advirtiendo sobre el tema del crimen en referencia, que no quedará impune y que ya se efectúan las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos.
 
Cierto es que al pueblo y a los medios de comunicación les preocupa singularmente el asesinato de un reportero, pero de igual forma les preocupan los elevados rangos de inseguridad no sólo en Tezonapa y Cosolapa, sino en toda la región, al igual que en todo el país... Y la preocupación podría ser calificada como mayormente notoria, porque más importante y notoriamente sobresaliente o cuando menos, apegado al mismo nivel, sería que todo acto delictivo fuera con puntualidad esclarecido y sancionado conforme a las leyes que nos rigen, ello verdaderamente que lo agradecerían las poblaciones hermanadas de Tezonapa y Cosolapa, así como de todo el territorio veracruzana y oaxaqueño, con reacciones semejantes sobre todo en el territorio nacional.
 
México requiere de su Presidente, Andrés Manuel López Obrador, que responda con claridad al compromiso pactado con el pueblo mexicano, de lograr erradicar los ámbitos delictivos de alto impacto, así como generar ámbitos que favorezcan el desarrollo integral de la colectividad, por vía de la paz social y la generación de empleos suficientes y equilibrados, que impulsen con celeridad el bienestar de los mexicanos en lo general.
 
Ley, orden y productividad, deberían ser los reales escenarios del México al que aspiran los mexicanos, que lo mismo entregaron su voto en favor del actual Presidente, Andrés Manuel López Obrador, reflejo electoral que influenció para que el Movimiento de Renovación Nacional, lograra conquistar al electorado y ordenará que “los morenos” también legislaran en el Senado y la Cámara de Diputados, hechos que de igual manera se registraron en los marcos gubernamentales estatales y distritales.
 
Las referencias de escalofriante inseguridad en el municipio de Tezonapa, debemos considerarlas como un efecto directo de los panoramas de violencia, que heredó la Cuarta Transformación casi en todo el país, escenarios que en poco o en nada han variado y que no representaban ninguna responsabilidad en el pasado, del entonces candidato López Obrador, pero “el borrón y cuenta nueva” ya se inició hace 22 meses, cifra que por sí misma permite el referir que el actual Presidente de México ya pudiera ser calificado “como un veterano en la materia”... Incluso ya rindió su segundo informe presidencial, en el que las cifras no le resultan afortunadas, ni en materia de desarrollo integral, ni en lo referente a mejorar en los niveles de seguridad y tranquilidad social.
 
Lamentarse y solidarizarse emotivamente con la familia del reportero que perdió la vida, vale en los marcos de un protocolo que ha sido tradicional, pero lo importante que se espera de un Presidente y de todo gobernante, es que recuperemos la tranquilidad perdida, escenarios de impactos negativos que provienen de tiempo atrás, pero que fueron la causa fundamental por la que el elector favoreció el arribo del Gobierno de La Transformación, con la esperanza de rescatar la tranquilidad y suprimir las tragedias, como la registrada en Tezonapa, tierras que ayer el Presidente López Obrador identificó como ámbitos en los que ha convivido con sus habitantes, pueblo enlutado porque en los marcos de las políticas transformadoras, no ha sido posible cumplir con la promesa de La Ley y el Orden.
 
Lo que se lee
 
Algunos “especialistas” que saben de éstas cosas, en últimas fechas han hecho lo observación, en el sentido de que uno de los más severos problemas que se afrontan actualmente en el Palacio Nacional, es que el Presidente de la Cuarta Transformación no tiene quien le opere los renglones de las políticas internas, porque hacia el exterior sí cuenta con Marcelo Ebrard Casaubón, precisamente titular del ramo, personaje que de siempre se ha distinguido por su talento y su claro sentido de ubicuidad, pero en otros renglones singularmente delicados, como lo es el tema de la aterradora inseguridad, así como los vinculados en materia de desarrollo económico integral, o el Presidente “no tiene quien le escriba” o simple y sencillamente quienes le escriben, no refieren capacidad para exponer o no registran la oportunidad para ser atendidos.
 
Los hechos registrados a mediados de esta semana en la zona rural de Chihuahua, en torno a desacuerdos sobre usos y destinos del agua, en el cual integrantes de la Guardia Nacional aparentemente dispararon contra campesinos desarmados, incluso sin que se registrara un peligro inminente que pusiera en riesgo al comando de la Guardia Nacional, refiere un panorama preñado de agudo desconcierto entre la colectividad, dado que, mientras frente a las referencias de núcleos delincuenciales, se practica “la política” de “abrazos, no balazos”, frente a grupos de campesinos que reclaman derechos, se ejecutan disparos que pasan a la historia no sólo como un hecho de barbarie, sino que tales excesos difundidos por los medios nacionales de información, apuntan hacia el posible surgimiento en el contexto de la Cuarta Transformación, de virulentas medidas represivas, no contra quienes actúan fuera de la Ley (como pudieran ser las bandas de criminales) sino agrediendo a quienes hacen uso de sus derechos, para reclamar hacia su favor la aplicación de medidas apropiadas, como lo es lo referente a proteger para su beneficio, los recursos hidráulicos que existen en sus entornos.
 
Al final... La Guardia Nacional recibió órdenes del Palacio de la Transformación para que se retirara, hecho que se registró en los marcos de la humillación de los militares frente a la irritación de los campesinos.
 
Los disparos que según medios de información se ejecutaron en contra de campesinos del norte del país, incuestionablemente habrán de marcar parte de la historia del sexenio de la Transformación, que de confirmarse los hechos en las referidas dimensiones, habrán de configurar una real mancha indeleble para la actual administración gubernamental... Lástima que en éste escenario no imperó el criterio transformista de “abrazos, no balazos”.
 
Lo que se ve
 
Muchos son los mexicanos comentando que el cambio de estrategia en los marcos operativos para combatir la pandemia, no es precisamente porque los riesgos de contagio hayan decrecido, sino porque los riesgos de mayores quebrantos económicos se han disparado, panorama financiero que, frente a los proyectos del Gobierno de la Transformación, está resultando elevadamente negativo, lo que obviamente coloca en riesgo sus niveles de simpatías y obviamente de poderío.
 
La factible preocupación en base a tales escenarios es que al ya desgatado sistema económico nacional, como resultado de las medidas precautorias para evitar mayores índices de contaminación pandémica, se influya en que la actividad productiva prosiga estancada, colocando en mayor riesgo los niveles económicos del ámbito gubernamental, al tiempo de originar un desgaste financiero al sector empresarial, superior al ya registrado en últimas fechas.
 
Tiempos probablemente aun con mayores complejidades, son los que habrá de transitar el pueblo de México, días en los que “las malas noticias” habrán de ser las predominantes.
 
Lo que se oye
 
Que prácticamente la totalidad de las ceremonias vinculadas con las fiestas patrias, incluyendo el siempre emotivo “Grito de Independencia”, se realizará en los marcos de la inasistencia del pueblo mexicano, por lo que ante escenarios desiertos en el renglón de asistencia, bien pasará a la historia como un “Grito de Independencia Pandémico”... Disfrute usted de un excelente fin de semana.

Columnas recientes