Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Y ahora señor Presidente?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

05/10/2020

alcalorpolitico.com

*Duras críticas inglesas
*Insensibilidad y crimen
*Semana cuesta arriba
 
Realmente “transformado” en un tema prácticamente imposible de evadir, en tanto que ha saturado todos los espacios sociales del país, y ya no se diga de las referencias en el extranjero, los escenarios de protestas que se registraron el pasado sábado en la ciudad de México, como una respuesta al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se comprometió de muto proprio a presentar su renuncia a la Presidencia de la República, si el núcleo FRENA realizaba una manifestación donde participaran 100 mil mexicanos, al lograrse incuestionablemente tal objetivo, no con 100 mil marchistas, sino con una cifra muy superior a los 100 mil mexicanos, hechos con los que se registran en México de manera ineludiblemente, escenarios que obviamente sientan un precedente de un antes y un después en la historia moderna del país.
 
Y es que por sobre los declives en materia financiera, los traspiés en renglones de seguridad pública donde “los abrazos no balazos” no han tenido efectos positivos, los yerros en obras como las del aeropuerto y la refinería, los rangos de irresponsabilidad en el renglón de atención a niños con cáncer y otras deficiencias en materia de salud, así como un prolongado proceso de dimes y diretes en materia de corrupción, circo, maroma y teatro, en el que han quedado al descubierto estructuras y personajes cercanos a quienes actualmente gobiernan en el país, que constituyen referencias del mismo sistema, las cuales demeritan al sistema, que conjuntamente con el tema de inseguridad y remoción de funcionarios, han desgastado la credibilidad en la administración federal, marco en el cual se practican maniobras de aparentes rangos inconstitucionales, hechos que han desgastado la confiabilidad en amplios sectores de la sociedad.
 
Delicado fue que en fechas muy recientes, el Presidente de México lanzara “un reto” dirigido al conglomerado social, apuntado que si los simpatizantes del Frente Nacional “FRENA” ejecutaran una manifestación que congregara a cien mil mexicanos, él presentaría su renuncia (o solicitud de licencia) a la Presidencia de la República.
 
¿Cómo entonces se afrontará ahora en los ámbitos del Palacio Nacional el planteamiento en referencia?...
 
Existen vías factibles y muchas más ocurrencias, para evadir el apartarse del sublime poder que se detenta en la Presidencia de la República e intentaré sintetizar, no todas, pero sí algunas de ellas:
 
1.- El número de asistentes al mitin no fue certificado por una autoridad federal competente y digna de crédito y, los números que tiene el gobierno refieren menos de 100 mil asistentes.
 
2.- Cualquier acta notarial sobre la confirmación del número de asistentes a la protesta, podría originarse en meras apreciaciones porque la Cuarta Transformación tiene otros números.
 
3.- La Presidencia de la República es un cargo irrenunciable, por lo que es una aberración que se solicite la renuncia del Presidente electo democráticamente, por una clara mayoría de ciudadanos mexicanos y, siempre vale más la opinión del pueblo ante las urnas, que frente a “grupos manipuladores”, en los marcos de la vida política mexicana.
 
4.- El apego a las responsabilidades presidenciales otorgadas democráticamente por el pueblo de México, refieren el sufragio de millones de mexicanos, por lo que al final “sería irresponsable” violar la ley y el mandato que me confirió el pueblo de mexicano.
 
5.- Ayer domingo el propio Presidente, Andrés Manuel López Obrador, ante la imponente respuesta de FRENA, refirió que los mexicanos no coman ansias y que esperen a que vengan el proceso de votación para la revocación del mandato y, ello, sí lo acatará... O sea, ante la respuesta de MORENA, al reunir mucho más de 100 mil ciudadanos solicitando púbicamente su renuncia presidencial, el Presidente da marcha atrás e incumple con lo anunciado ante los mexicanos.
 
Por tales vertientes y muchas otras más, como las apresuradas respuestas oficiales a los escenarios en referencia, el que se pudiera registrar una renuncia a la silla Presidencial en firme, clara y contundente, no existe la menor disponibilidad para presentarla para su aprobación y para su ejecución, como lo demuestra el resultado de que, al ámbito gubernamental se le olvidó que fueron en esos niveles donde se lanzó el reto de los 100 mil manifestantes “y me voy”.
 
Pero lo que también habrá de resultar ineludible, es que los escenarios registrados en México sobre el tema en referencia, incuestionablemente están desgastando la imagen presidencial, no sólo en el presente sino incluso hacia el futuro, no sólo en el territorio mexicano sino también en los ámbitos internacionales, y no sólo con efectos negativos en los ámbitos políticos, sino también en los renglones de la economía, así como programas para el desarrollo integral.
 
El reto envalentonado del Presidente y la exitosa respuesta del colectivo social, aclaran y ensanchan la brecha negativa que priva entre quienes gobiernan y quienes son gobernados, quienes dirigen la economía del país y quienes encabezan la fuerza productiva del territorio mexicano, entre quienes operan en los marcos de la administran gubernamental y quienes dirigen destacadas fuentes productivas y generadoras de empleo, entre profesionistas del sector privado y operadores de las diversas instancias gubernamentales y, por todo ello se incrementan las diferencias y se agigantan las rallas divisorias, con riesgosas disidencias entre los llamados chairos y fifís.
 
¿Quiénes ganaron y quienes perdieron con los hechos del pasado fin de semana?:
 
Con los escenarios que se registran entre los mexicanos, la verdad es que todos estamos perdiendo y, la única transformación ha sido hacia una sociedad con mayores calvarios que los anteriores... Sólo basta abrir los ojos para ver nuestra amarga realidad... Y ahora ¿Cuál será la ruta señor Presidente?
 
Lo que se lee
 
Publica ayer el influyente diario británico Financial Times (uno de los más sobresaliente del orbe) un duro cuestionamiento y enérgica crítica al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a quien señalan como “la nueva figura del autoritarismo en Latinoamérica, que se está convirtiendo en un caudillo autoritario”.
 
Refiere el influyente diario británico que el Presidente de México es un funcionario “intolerante”, acusándolo de operar en favor del “desmantelamiento de las instituciones”, que en décadas fueron creadas y respaldadas por el pueblo mexicano.
 
Apunta el periódico inglés de renombre y prestigio internacional: “Cuando un Presidente exige lealtad ciega a los funcionarios, deberían sonar las alarmas”...
 
Resalta el rotativo: “Cuando pide una votación del pueblo para enjuiciar a sus predecesores... Lanza una andanada contra el cuerpo electoral independiente y... A más de ello, avergüenza en público a quienes lo critican, hay buenas razones para sentir miedo”.
 
Lo que se ve
 
Resulta hasta escalofriante que cuando en un mes, como el del pasado septiembre, registramos oficialmente en México 77 asesinatos sobre nuestro territorio, en los medios de comunicación referimos que registramos un declive en crímenes cotidianos, como sucedió en el reciente mes de septiembre, en el que “solo” murieron 77 mexicanos víctimas en escenarios criminales...
 
Y hasta las autoridades sonríen satisfechas porque “vamos mejorando”, cuando lo ideal en un país que aspira a la tranquilidad, es que no se registrara ni un solo asesinato.
 
Pero hasta las propias autoridades festejan al amparo de tales cifras, que vamos mejorando en materia de “tranquilidad social”... porque en éste mes “sólo fueron asesinadas 77 personas”.
 
Bien me referían expertos en la materia que en los ámbitos policiacos, de manera paulatina “se van perdiendo los valiosos rasgos de la sensibilidad”.
 
Lo que se oye
 
No es bueno lo que se escucha este fin de semana, ni en torno a la pandemia que inicia repuntes en diversos países e incluso en regiones de México, ni que en lo referente a la economía, persistan los rangos de quebranto sobre el territorio nacional... En verdad priva urgencia para que cuando menos, en el renglón político y de la administración pública, surgieran rangos de tranquilidad y despunte hacia la recuperación financiera, pero ni tranquilidad ni desarrollo integral tenemos a la vista... Pese a ello, iniciemos la semana alentados por buenas vibras.

Columnas recientes