Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Que nos dejen como estábamos

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

09/10/2020

alcalorpolitico.com

*¿Aberración electorera?
*Gasolina: litros de a litro
*Amenaza contra bosques
 
No se recuerda en nuestro país por parte de las generaciones de adultos mayores (o sea: nosotros los viejos) un panorama social, económico y político tan complejo y preñado de retos superiores, como el que actualmente afrontamos los mexicanos y, la validez de tales referencias las reflejan con toda claridad y puntualidad nuestros propios entornos, en los que se convive cotidianamente con rangos preocupantes, no sólo en el delicado tema de los efectos pandémicos en relación con la salud y subsistencia de la población, sino de los coletazos que el coronavirus ha originado al quebrantar, tanto a los proyectos gubernamentales, como a todas las actividades de la población, incluyendo en ello a los renglones fabriles, comerciales y turísticos, así como afectando los programas gubernamentales que conforman parte de un proyecto sugerido presidencialmente como “transformador”.
 
La esperanza de un país “hacia arriba” en su desarrollo integral, del que tendríamos respuestas contundentes en el primer tercio gubernamental del actual sexenio, simple y sencillamente se derrumbó y, lo mayormente preocupante (por si alguien piensa lo contrario) es ahora el reto de impulsar al país para, en primer término, “dejarlo como estaba” al iniciarse hace dos años el “Gobierno Transformador”...
 
Tales referencias (al fin y al cabo veracruzanos) nos hacen recordar a un cómico de tiempo atrás, que agregaba como parte de su espectáculo la escena de una persona con afectaciones en su organismos que le impedían caminar, por lo que para trasladarse lo apoyaba un chamaco de corta edad que empujaba la silla de ruedas, pero estando cerca de una pronunciada bajada el niño se distrajo y soltó la referida silla para saludar a un amigo, hecho que originó que la silla, ya sin control, rodara con gran velocidad descendiendo la peligrosa pendiente, al tiempo que el pobre hombre ante su impotencia y la virtual fatalidad, elevaba el angustiante ruego con la mirada puesta en el cielo: “Señor... Que por lo menos me quede como estoy”.
 
Y cuando decenas de millones de mexicanos nos vemos obligados en estos meses, a contemplar el complejo precipicio que frente a nosotros contemplamos en los escenarios que nos refieren riesgos en nuestra salud, retos superiores en nuestra economía, proyectos de desarrollo del núcleo social en proceso de quebranto, estancamiento e incluso agudo retroceso en las perspectivas de bienestar de las familias campesinas y de los trabajadores en lo general, escenarios de inseguridad que continúan quebrantando la tranquilidad social, al tiempo que se registra creciente incertidumbre, en torno a los rumbos que “la Cuarta Transformación” pudiera establecer para el país en lo general, cuando evaluamos tales panoramas, pareciera que nos encontramos al borde del precipicio tratando de evitar el dramático resbalón, “para por lo menos quedar como ya estábamos”.
 
Claro que cada amanecer nos inoculamos una buena dosis de optimismo (no faltaba más) porque debemos contemplar y valorar nuestras circunstancias frente al aparente precipicio, para construir muros de contención... Es por ello apropiado considerar como factible, que precisamente tal es el objetivo que se busca en los escenarios de la Cuarta Transformación, que en síntesis representa crear las condiciones apropiadas, para que todos los núcleos de la población alcancen más y mejores oportunidades hacia el desarrollo integral, pero debe quedarnos claro (tanto al colectivo social como a las autoridades) que para los proyectos hacia tales avances, no se debe cultivar la idea que el de enfrente es igual a mí y que, por lo mismo, soy igual a todos los demás, porque la única igualdad que existe es en derechos, y en ese mismo contexto se establece el derecho de forjar cada cual su patrimonio y mejorar su entorno, tanto familiar como social, con base al esfuerzo personal y, a lo que pudiera recibirse como legado o herencia de los mayores, agregando a ello lo afortunado de participar en un sorteo y ganar el premio mayor, como el reciente y polémico caso del avión presidencial.
 
Pensar en un México que se transforme hacia mayores oportunidades que fomenten el desarrollo integral, creo que fueron en lo fundamental los objetivos de la Independencia mexicana, así como de la etapa Reformista y de la Revolución, hemos sido un país de permanentes reformas, cada presidente ha traído las suyas, pero no olvidemos que en tales escenarios los costos no han sido menores, porque nuestra tierra de volcanes ha sido explosiva y todo estallido o alteración registra efectos negativos colaterales.
 
La paz y la tranquilidad social; la seguridad en tus bienes y patrimonio; la libertad de invertir no para perder ni quedar iguales, sino para obtener dividendos; la libertad de culto y de estilos de vida en los marcos de la legalidad; el derecho a decidir sobre mi patrimonio; mi facultad para votar en elecciones de funcionarios públicos, en los marcos de las leyes vigentes; el derecho de actuar y pensar distinto a otros; el derecho a que no se contamine nuestro hábitat; el derecho a reclamar cambios en el comportamiento y determinaciones de nuestras autoridades; el derecho a vivir en los marcos de la paz y de oportunidades para el desarrollo personal y familiar; el derecho a ser escuchado y atendido por todo funcionario público, constituyen parte de los valores y escenarios obligatorios tanto para los ciudadanos, como para quien se desempeña como funcionario público.
 
Es tiempo que quien gobierna deje de hacer campaña a modo, con la idea de influir en favor de quien pretende ser candidato sucesor, es tiempo de la unidad nacional ante un reto socioeconómico, que no tiene paralelo frente a las actuales generaciones... Se debe en el país ser superior a las diferencias y rivalidades para consolidar la unidad nacional, que nos conlleve hacia la recuperación de espacios de bienestar que en lugar de fortalecer estamos desgastando.
 
Dejemos las campañas partidistas precisamente a quienes les competen, que son los partidos políticos, para que quien gobierna, lo haga al margen de intereses sectarios, así lo ordenan nuestras leyes y, lo contrario ha representado un quebranto en la credibilidad de las autoridades, por ello se desgasta su fuerza para mantener la unidad nacional hacia el desarrollo integral... Mucho más se podría agregar, pero con lo apuntado es suficiente.
 
Lo que se lee
 
Don Ricardo Monreal, un político que transitó en el PRI y posteriormente en el PRD, para actualmente desempeñarse como legislador en los marcos del equipo morenista, ha propuesto que para evitar costos y actividades innecesarias, la consulta pública que se pretende realizar con la interrogante de “¿si se juzga a los expresidentes de la Republica o se les deja en paz?”, se podría agregar el próximo año como boleta especial en las elecciones para la renovación de la Cámara de Diputados, lo que obviamente pareciera un acto de tendencias ahorrativas, pero en realidad todo obliga a reflexionar en que tal propuesta enturbiaría los próximos comicios, no sólo porque la Ley refiere que son específicamente para las elecciones, sino que las características de la interrogante originan precisamente al momento de votar, notorio descrédito para otros partidos políticos, en los que militaban o militan los expresidentes en cuestión, lo que representaría una contundente referencia de ilegalidad, que a su vez pervierte el sentido del sufragio.
 
De hecho se podría incluso argumentar que, de alguna forma, las referencias de “si se enjuicia o no a expresidentes de la República”, propuesta por el Ejecutivo Nacional, de cuyo partido del que proviene no había emergido ningún Presidente de México, refleja por la propia naturaleza de los mecanismos propuestos, la posibilidad de que tales escenarios abran la posibilidad de una campaña simulada precisamente el mismo día de la elección, y en la mismas casillas electorales, en contra obviamente del PRI y del PAN, que de forma determinante influiría en la tendencia del sufragio, aplastando a candidatos de rojos y azulados, partidos de dónde son originarios los hoy expresidentes acosados, lo que ahora confirma que es precisamente por intereses partidistas en torno a las próxima jornada electoral, que se activa el timbre de la exhibición pública, como escenarios que indudablemente pasarán a la historia como una aberración, signada en los ámbitos del análisis y la evaluación, por parte de expertos en el ámbito político y electoral... Al tiempo y ya veremos los frutos cosechados.
 
Lo que se ve
 
Obviamente que las nuevas medidas formalmente instituidas para supervisar que las bombas despachadoras de gasolina, registren en verdad “litros de a litros”, es una excelente noticia para conductores en lo general, al igual que para empresas que prestan servicio de transporte, dado que de siempre se ha tenido la sospecha que en algunos establecimientos, sea por fallas o de manera intencional, las bombas registran el haber despachado más litros de los que en verdad fueron depositados en el respectivo depósito de gasolina, de ello se habla desde años atrás.
 
Sobre las sanciones por aplicar, incluso ya se refieren las posibilidades de encarcelamiento de los responsables de dichos ilícitos, apunte que obviamente no debe preocupar a los empresarios vinculados con gasolineras que son ajenas a tales prácticas, pero definitivamente habrán de vigilar que los equipos de las bombas despachadoras funcionen correctamente... Ya veremos de qué dimensiones habrán de ser los operativos y sus inevitables efectos.
 
Lo que se oye
 
En la región de Coatepec existe preocupación y a la vez indignación, como resultado de la tolerancia que las autoridades han reflejado, al permitir la devastación de la riqueza natural que atesora por siglos la sierra alta de ésa zona montañosa, misma que favorece la pureza del aire y fortalece los mantos acuíferos del municipio coatepecano y, de la cual, también en significativa medida depende la oxigenación y el clima incluso de la capital del Estado.
 
¿Hasta cuándo las autoridades de nuestro país frenaran los atentados ecológicos que se cometen con toda impunidad, e incluso con la complacencia de oficiales forestales?...
 
En el caso que nos ocupa, el pueblo de Coatepec está dispuesto a realizar actos de protesta en todos los ámbitos que sean posibles, hasta que las autoridades intervengan para frenar con real eficacia los atentados contra la ecología... Y la verdad, bien hacen en defender la riqueza natural de sus tierras... Disfrute usted de un excelente fin de semana.

Columnas recientes