Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

G. Rivas: Propuesta Cordobesa

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

12/10/2020

alcalorpolitico.com

*Reactivación pandémica
*Persiste riesgo financiero
*Tren Maya y arqueología
 
De acuerdo a lo que se percibe en los actuales ámbitos partidistas de nuestro país, la tendencia a seguir para los próximos comicios electorales, es que los organismos partidistas ajenos al Movimiento de Regeneración Nacional, que están vigentes en los espacios de vida política de los mexicanos, busquen la ruta y los escenarios proclives para crear alianzas sólida y notoriamente transparentes, con la finalidad de proponer en forma conjunta los respectivos candidatos, tanto para Presidencias Municipales como para para la renovación en los cuerpos legislativos.
 
Porque ciertamente las simpatías en torno al partido de López obrador se han desgastado significativamente, pero no lo suficiente como para que en los escenarios de los próximos comicios, tanto en dirección hacia las administraciones municipales, como en torno a gubernaturas y obviamente al interior del Congresos estatales y de la República, se deje realmente sentir el peso de otras fuerzas políticas que impulsen con efectividad a los candidatos municipales y legislativos, con miras hacia la conformación de un pluralismo renovado, lo que incuestionablemente resultaría significativamente saludable para el (hoy estancado) desarrollo integral del país.
 
En los días actuales en el territorio veracruzano, el gobierno estatal, así como el cuerpo legislativo federal al igual que el local, refleja predominio morenista y, el objetivo para ellos será el de introducirse (también con superioridad numérica) en los gobiernos municipales, en los que por hoy, PRI y PAN encabezan los listados de los espacios edilicios veracruzanos y de algunas otras entidades.
 
Debemos calificar como natural que hoy, en los ámbitos morenistas piensen que, para los ya cercanos procesos electorales, quien debería ampliar su mayoría en espacios municipales, lo es el partido dominante a nivel gubernamental, tanto estatal como nacional, o sea, de hecho se pretende reactivar el arcaico sistema de aquel lejano PRI (hoy ya es otro) en el que cuando no se ganaba se arrebataba...
 
Sobre tales historias bien claro se debe tener que, desde Ernesto Zedillo Ponce de León, para atrás, los dueños de las urnas electorales eran los priistas, situación que cambió cuando el PAN doblegó, sorpresivamente desfondando al PRI, con un candidato carismático como Vicente Fox.
 
Desde entonces los partidos políticos ya no fueron como los de antes, mucho menos cuando otros grupos políticos observaron que “sí se podía” acceder al poder sin ser tricolor, lo que incluso había originado que priistas como Andrés Manuel López Obrador, guardara sus camisas con símbolos tricolores y, de inmediato incursionara en la integración de un partido político, que registrara ingresos provenientes de las arcas nacionales y de otros rincones, como lo empezaron a practicar muchas otras agrupaciones partidistas... Es por ello lo habitual de esa muy singular expresión mexicana, que refiere: “El priista que llevamos dentro”...
 
Quien tiene claro que la práctica política ya no es igual que en el pasado, sabe que en tierras veracruzanas (tierras de elevada actividad política) no se debe afrontar un proceso electoral sin adecuadas alianzas sólidamente establecidas, por la simple razón que será difícil repetir un carro completo en materia electoral, tal apunte sustentado en la realidad, pareciera que lo tiene claro el prestigiado empresario Don Guillermo Rivas Díaz, quien ya fue alcalde de Córdoba por un periodo de nueve meses (en el año 2013) responsabilidad que cumplió como alcalde suplente con excelentes resultados, logrando en corto tiempo beneficios en bien del municipio, tanto así que muchos fueron los ciudadanos que lamentaron que sólo cumpliera con un periodo tan corto, en tanto que los resultados en ese pequeño lapso fueron calificados como atinados.
 
La eficacia plena y los objetivos hacia el desarrollo integral, en la búsqueda en verdad “de una real transformación regional hacia el fortalecimiento de servicios y obras que, incluso abran mayores alternativas para la creación de fuentes de empleo en la región, así como ampliar de verdad el bienestar de la colectividad en su totalidad, es la meta sin límites que ya porta en su portafolio Don Guillermo Rivas Díaz, quien incluso invita no sólo a todos los cordobeses, sino a todos los partidos políticos, para que se sumen en torno a su proyecto municipal, conformando una coalición de colores de partidos políticos con un cuerpo edilicio realmente plural, cuya unidad y objetivo de miras consoliden una infalible oportunidad para que “todos juntos”, participen convencidos que los prioritario no es el qué partido ganó, sino que lo verdaderamente primordial es que quien gane sea única y exclusivamente el pueblo cordobés.
 
Lo singularmente destacado en la postura de Don Guillermo, al margen de lo ya referido, es que ya tiene la propuesta de ser candidato por una corriente política, y está en espera que de la misma forma, otras se sumen fortaleciendo la plataforma no meramente de acción electoral, sino en especial hacia el objetivo de miras, en torno a la solución de problemas municipales, cuyo logro depende fundamentalmente de una sociedad unida y claramente solidaria, que permitan dejar atrás las deficiencias de la región, al tiempo de mejorar la calidad de vida de toda la población.
 
Gobernar arropado con la sabiduría y la aportación de los cordobeses, por encima de tendencias partidistas, con una comuna diversa en puntos de vista, pero siempre sumando hacia los mismos objetivos para el impulso de Córdoba y la región, que fortalezcan ámbitos de mayor productividad y desarrollo integral, es la primera propuesta que como aspirante a candidato plantea Guillermo Rivas a la colectividad, sin distinción de partidos políticos...
 
Bueno sería que los cordobeses de todas las tonalidades partidistas asumieran la propuesta como propia, para abrir las puertas del Palacio Municipal a una administración municipal que más allá de su pluralismo bien podría hacer historia, “transformando” de verdad al municipio en los escenarios de prosperidad que, nosotros los viejos, hemos soñado toda la vida para bien de nuestra decencia...
 
Unidad de miras, así como de fuerzas productivas y partidistas, es la propuesta que se busca cimentar, incluso antes de ser candidato e iniciar campaña
 
Bien que valdría la pena una respuesta positiva por parte de todo el municipio, realmente urgido de unidad, honorabilidad y capacidad, para impulsar al municipio hacia su desarrollo integral. Y veremos qué refiere la historia inmediata.
 
Lo que se lee
 
Pareciera que desde los obscuros recintos de las catacumbas, el coronavirus impone su reactivación en diversas regiones del planeta, una de ellas lo es el hermoso e indefenso territorio mexicano, en donde al ritmo de la algarabía del doctor López-Gatell se abrieron los parques, se retomaron por el pueblo las calles, se retiraron los candados a los espectáculos: Todo, ciertamente “recomendando con moderación”... Los resultados ya están a la vista, nuevamente se está disparando el número de contagios y La Parca, sigue su andar convencida que entre los mexicanos dispone de buenos colaboradores.
 
Y la verdad, el mismo escenario se refleja en diversos países tanto de américa como de Europa, lo que debería de agudizar los niveles de alarma y de acciones preventivas de las autoridades, en tanto que tales referencias obligan a la reflexión ineludible, en el sentido de que las determinaciones y medidas aplicadas no son las apropiadas, fallas que obligan a retroceder y evaluar nuevas estrategias, todo con la finalidad de frenar la tragedia por la transita la humanidad.
 
Lo que se ve
 
Ante la imposibilidad de precisar quienes sí y quienes sólo medianamente, el quebranto empresarial y familiar debe ser calificado como “sin igual” en la historia de las actuales generaciones, hecho que se confirma con la referencia de nuestros entornos, en los cuales no advertimos empresas que se mantengan en niveles claramente exitosos y, de hecho, a todos los empresarios los golpea la crisis económica, sin que se percibamos contundentes reflejos de recuperación.
 
La situación por obligada obviedad golpea aún con mayor severidad al sector laboral, habituados por décadas a vivir en el marco de ciertos niveles de estabilidad, sin que ninguno de ellos hubiese registrado una experiencia de retroceso como la que actualmente se presenta.
 
Es tiempo que se escuchen apuntes y escenarios de entendimiento entre las políticas oficiales y las acciones empresariales, no sólo para frenar mayores quebrantos, sino unir voluntades que nos permitan encontrar rutas factibles de acceder, con la finalidad de recuperar los niveles de la economía en lo general e, incluso, superar viejos y nuevos escoyos que están originado insuficiencias en el sector productivo del país.
 
Lo que se oye
 
Circula en diversos medios de información datos y gráficas de bellas piezas arqueológicas de la cultura Maya, que se reencontraron con la luz del sol gracias a los trabajos ejecutados para la línea ferroviaria del “Tren Maya”; las obras en referencia, según opiniones de expertos, no registran la posibilidad de certificación como auténticas, porque reflejan claros indicios de no ser originales, por lo que muchos son los mexicanos que se muestran inquietos ante un (no descartable) intento de sorprender a coleccionistas privados comercializando piezas, que definitivamente no cuentan con un certificado de autenticidad y sí refieren severas y claras referencias de su falsedad.
 
Pero lo que sí es una realidad, son los intentos para aprovechar las obras del Tren Maya, con el fin de realizar negocios ilícitos, falseando obras de arte aparentemente heredadas por un pueblo cuyas referencias arqueológicas, lo reflejan como una de las culturas más sobresalientes en la historia del México y del mundo, tráfico de piezas “no certificadas y sin valor”, que ya se han registrado en el pasado y que, en la actualidad, deben las autoridades evitar por todas las vías que se repitan los aberrantes hechos, mismos que constituyen no sólo un desprestigio para el país, sino un atentado contra la grandeza de nuestra historia.
 
Excelente inicio de semana apreciado lector y, pese a los nubarrones pandémicos que ensombrecen al país, tenga usted presente que: “de las lunas, la de octubre es más hermosa, porque en ella se refleja la quietud”.

Columnas recientes