Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Agravio a la Marina Mercante

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

14/10/2020

alcalorpolitico.com

*En declive la economía
*Crisis inédita en México
*Que Llegaron medicinas
 
Notorio e incluso sobresaliente en escenarios internacionales, por lo que se podría referir que “más allá de nuestros mares”, es el prestigio que se han ganado los Marinos Mercantes forjados en tierras mexicanas, profesionales de la actividad marítima como lo es la compleja vida tanto en aguas internacionales como en las costas mexicanas y, ya no se diga la responsabilidad del apropiado manejo y almacenamiento de miles de toneladas de productos, que son resguardados en bodegas náuticas, que son trasladados tanto de puertos mexicanos hacia el mundo entero o, de infinidad de países hacia los puertos mexicanos.
 
En cierta ocasión, mientras navegaba acompañado de mi familia por la bahía de Nueva York, le pregunté a un viejo lobo de mar norteamericano, que opinión tenía sobre los marinos mercantes mexicanos, el hombre sonriendo me contesto: “En Estados Unidos se tiene mucho respeto por la marina civil mexicana y obviamente por sus oficiales, porque pese en ocasiones a las condiciones no favorables de los barcos, su capacidad y destreza está plenamente garantizada, indudablemente son de los mejores marinos del mundo”...
 
Y es verdad, incluso en Inglaterra se respeta a la Marina Mercante Mexicana, porque también en Europa efectué la pregunta en referencia y la respuesta fue de clara aprobación, lo que constituye un notable indicador de que, quienes en el mundo saben de navegación mercante como lo son históricamente España, Portugal, Inglaterra y Estados Unidos, califican con distinción al marino mercante mexicano, reconocimientos cuyos testimonios reflejan que en los mares y puertos mexicanos, la Marina Mercante es una institución honorable, respetable, productiva, competente y, por lo mismo, intachable en su conducta y responsabilidad laboral.
 
Los marinos mercantes mexicanos me han referido que se sienten honrados cuando contemplan (sacudidos por la emoción) ver ondear el Lábaro Patrio sobre aguas internacionales, para luego referir su presencia en aguas de incontable número de países en todos los continentes, lo que a más de representar un reflejo frente al mundo, del desarrollo comercial y de la industria del transporte marítimo de nuestro país, constituye una sobresaliente aportación para la economía tanto internacional como de nuestra tierras nacionales.
 
Los marinos mercantes mexicanos, por su elevada capacidad y honorabilidad, se han ganado el respeto de las naciones y obviamente del pueblo de México, lo que todos tenemos claro que nunca será “cosa fácil”.
 
Los marinos mercantes mexicanos han aportado con su esfuerzo y rectitud, renglones substanciales para la actividad comercial e industrial del territorio mexicano.
 
Los marinos mercantes mexicanos han otorgado prestigio de honorabilidad y esfuerzo de México, frente al concierto internacional de las naciones de todos los continentes.
 
Los marinos mercantes mexicanos han incluso perdido la vida en aguas internacionales, sin fallar hasta el último momento a las responsabilidades que les fueron encomendadas.
 
Los marinos mercantes mexicanos son respetados en todos los espacios marítimos de todos los continentes, lo que engrandece la imagen de nuestro país...
 
Sin embargo, hoy esos ejemplares mexicanos son objeto de acosos y descalificaciones en los ámbitos de su actividad, por parte de un Gobierno Federal, que pretende “cambiarlo todo”, auto identificando a tal apetito del ejercicio del poder, como “La Cuarta Transformación”.
 
Así las cosas, para éstos días “La Transformación” diseñada por el Gobierno Federal, se incluye que los marinos mercantes mexicanos sean desplazados de áreas que han sido y son de su competencia, para sustituir a los marinos civiles (pese a su capacidad y honorabilidad) por miembros de la Marina Armada de México.
 
La intención debería preocuparnos a todos los mexicanos, porque no resulta ni lógico, ni cuerdo, ni apropiado e incluso ni conveniente, que áreas de la marina civil que operan con notoria eficacia con los oficiales (capacitados precisamente para ello) de la marina mercante mexicana, se militaricen como si se tratara de sustituir a policías por integrantes del Ejército y, preocuparnos, no sólo porque en el caso de las actividades de los marinos han sido positivas y productivas, sino porque medidas, como la pretendida militarización de espacios laborales, que de siempre han forma parte de las actividades realizadas por marinos mercantes, equivalen no sólo al desplazamiento de quien se sacrificó en sus estudios y creó una autodisciplina de vida profesional, para desempeñarse en tales espacios, sino que a ello se le debe sumar el agravio que ello representa para la Honorable Marina Mercante Nacional, agregando a ello la reducción de sus fuentes de empleo.
 
Y en el mismo sentido, la apuntada medida induce a reflexionar en lo que ya se medita en otros espacios de la vida pública nacional, en torno a que, la idea de “La Transformación” en los ámbitos gubernamentales, podría estar conectada con intenciones hacia la militarización del país, lo que en el caso de México y los mexicanos, por las propias características de la población y nuestra misma historia, no podría ser calificado como factible de ejecutarse y, mucho menos con rangos exitosos.
 
Lo cierto, lo real, lo claro e innegable, es que se continúan ejecutando acciones que afectan con severidad diversos sectores productivos del país y, en esos marcos de malos augurios, surge “un golpe de timón” en ámbitos administrativos del Gobierno Mexicano, que en lugar de corregir la ruta conduce al navío hacia áreas de tormentas...
 
Todo indica que, sin lugar a dudas, seguirán los rayos y las centellas originando oleajes embravecidos y, en el centro, los integrantes activos de la Marina Mercante Mexicana... Ahora sí que “tormentas en el mar y vendavales en los puertos”.
 
Lo que se lee
 
Que el valor del peso y los niveles de operaciones en la Bolsa Mexicana se están desplomando en las últimas horas, escenario negativo que se registra debido a las dudas que privan en nuestro país, sobre la real efectividad de las vacunas para otorgar inmunidad a las agresiones del Covid-19, efectos que nuevamente sacuden a la economía nacional y que deprecian el valor de nuestros niveles financieros.
 
La realidad es que, ante la economía mundial, el panorama de México refiere la posibilidad de agudos problemas para su recuperación económica, la cual se ha deprimido como nunca antes en los últimos años, referencia que origina mayor incertidumbre, ante las fricciones que se han generado entre las actividades empresariales y los lineamientos que refiere el actual sistema de gobierno, que es identificado como “La Cuarta Transformación”.
 
Muchos son los integrantes del sector privado mexicano, que están solicitando una mayor moderación y apertura en las políticas aplicadas por el Gobierno Federal, para favorecer la reactivación de la economía... Las dudas y la desconfianza originan estancamientos económicos severos.
 
Lo que se ve
 
La crisis económica en tierras veracruzanas refleja escenarios inéditos, como lo es el significativo número de empresas que han dejado de cubrir las cuotas correspondientes al Instituto Mexicano del Seguro Social, incluyendo en éstos ámbitos los compromisos tanto con Ayuntamientos como con proveedores, escenarios que en realidad, dejan en claro las dimensiones altamente negativas del quebranto que se vive en todo el país.
 
Incluso algunos expertos ya refieren que la recuperación de la economía en México (como en otros países) debe desde estos momentos definirse como un proyecto a largo plazo, que incluso podría durar varios años, en tanto que las pérdidas no sólo han sido alarmantemente significativas, sino que el estancamiento económico continúa y, mientras más se prolongue, mayor será el número de años que se requieran para retornar a la normalidad financiera... Así de complejo está el panorama.
 
Lo que se oye
 
Asegura el Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, que ya existen en los centros médicos de la Entidad, los suficientes fármacos para niños con cáncer... Lo que más ruegan los veracruzanos es que tal como lo anuncia el gobernante, así se registre en la realidad al interior de los hospitales, donde han estado sin medicamentos en las últimas fechas.
 
Todo Veracruz se tranquiliza con la noticia, pero incuestionablemente los escenarios serán verificados de inmediato por los padres de familia, cuyos hijos afrontan la terrible enfermedad... Confiamos que en realidad el problema se encuentre resuelto... Lo primero son y serán siempre nuestros niños.

Columnas recientes