Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Polvo de aquellos lodos...

Trinchera Final

Por: Jenaro del Angel Amador

13/11/2020

alcalorpolitico.com

1.- Pa'sumecha Colorao; mira lo que se dice en los medios del expresidente Enrique Peña Nieto: “Como cabeza de un aparato de poder criminal, el presidente Enrique Peña Nieto jugó un papel central en la comisión de delitos de traición a la patria y cohecho en el caso Odebrecht, afirma la Fiscalía General de la República.
 
En un trascendido se afirma la existencia de una solicitud de orden de aprehensión contra el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, formulada por la FGR ante un juez y que fue devuelta sin que el juzgador se pronunciara sobre su procedencia.
 
En dicha solicitud, la Fiscalía considera que el ex Presidente Peña fue autor mediato de los delitos mencionados y los de carácter electoral. Es decir, que cometió los ilícitos utilizando como instrumento a Videgaray y a Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex.
 
Peña, dice en su consideración la FGR, se apartó del Estado de Derecho y utilizó el cargo para el que fue electo con el fin de delinquir.
 
Con su actuar ilícito no sólo obtuvo beneficio personal sino procuró "también el beneficio de la empresa Odebrecht quien los había ya hecho objeto de cohecho, traicionando a la patria con su mal desempeño".
 
Subraya la Fiscalía en su solicitud ante el juez: "los hechos delictivos de cohecho y traición a la patria surgieron por disposición de él mismo".
 
Conforme al documento, Luis Videgaray actuó bajo instrucciones de su jefe, el presidente Peña Nieto...”
 
2.- La democracia corrigió a tiempo argumenta con solidez Alfredo Huerta Chabolla, que es director de Estrategia de Mercados Ad Value, Asesoría de Inversiones, S.C., en su comentario publicado ayer, y del que tomamos conocimiento porque en nuestro sistema Institucional Electoral, estos datos, o no se publican o no se construyen. Y dice más:
 
La sociedad americana se reivindica. Derrotó a un Donald Trump que nunca intentó ser presidente para todos. Joe Biden triunfó con una tasa de participación histórica, no vista desde 1908 y recupera valores éticos como la verdad, el respeto a las personas, a la ley y a las instituciones.
 
Fueron alrededor de 160 millones de personas que salieron a expresar su derecho al voto, entre hacerlo por correo o en forma presencial el pasado 03 de noviembre. Es muy interesante analizar la forma de su voto:
 
En términos de género, el 56% de las mujeres votaron por demócratas por 43% a favor de los republicanos. El 49% de los hombres, en contraparte, votó por los republicanos por 48% por demócratas.
 
En cuanto a raza, el 56% de la raza blanca votó por los republicanos por 42% a favor de demócratas. La raza negra votó en un 87% por los demócratas y 12% por republicanos. Los Hispanos-latinos, el 65% dio su voto a los demócratas, por 32% a los republicanos (poco ayudó la visita de nuestro presidente de la República). De la raza asiática, el 63% estuvo a favor de los demócratas por el 31% por los republicanos.
 
Con relación al voto por edad, jóvenes entre 18 y 29 años dieron su voto a los demócratas vs los republicanos en una relación 61/35%. También de los 30 a los 44 años, en un 52% se favoreció a los demócratas por 45% a los republicanos. A partir de los 45 y hasta los 65 años, estuvo ya muy dividido y claramente, mayores a 65 años con un voto a favor de los republicanos.
 
Ahora, el mayor reto de Joe Biden será volver a unificar a la sociedad. Deberá gobernar con una posición más de centro-izquierda, por lo que deberá de ser prudente tanto con el ala más radical de su partido, como con los conservadores republicanos.
 
La Cámara Baja seguirá siendo dominada por los demócratas, aunque redujo su posición. Respecto al Senado, el cierre está de fotografía, que incluye a dos independientes, y en caso de un empate, el voto decisivo lo tendrá la vicepresidenta Kamala Harris.
 
Joe Biden tendrá que buscar primero, alcanzar un nuevo Paquete Económico que permita a empresas, familias y personas transitar en una economía que intenta recuperar su actividad productiva pre-Covid y poco más de 10 millones de empleos perdidos todavía. Conforme pase el tiempo y la economía logre mantenerse más estable, vendrán los ajustes en impuestos, la eliminación de ventajas fiscales para personas de altos ingresos, quitar tratamientos fiscales, entre otros temas.
 
Tendrá que reorientar la política exterior, primero con su relación con China en lo político y económico, así como con el resto del mundo. A diferencia de Donald Trump, el presidente electo Joe Biden seguirá presionando a China, pero impulsado junto con Países Aliados para crear mayor fuerza. Vendrán muchos cambios en su relación con el mundo...”
 
3.- Ahora queda claro:* Como remate va un tuit de Porfirio Muñoz Ledo que explicaría por qué no quedó como presidente de Morena:
 
“La prudencia en política exterior implica a menudo un juicio de valor. Resulta improcedente, en la elección del presidente Biden, invocar el principio de no intervención”.

Columnas recientes