Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Taxis

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

18/12/2020

alcalorpolitico.com

TAXIS
 
OFERTA Y DEMANDA... Los políticos, sobre todo, son quienes utilizan el concepto “la mano que mece la cuna” para referirse a quien, o quienes realmente están detrás de algún movimiento social, o gremial, como el que han emprendido los concesionarios del servicio público de transporte de pasajeros en la modalidad de taxis, en contra de las Empresas de Redes de Transporte (ERF), como son Uber, Cabify e InDriver, por mencionar algunos que han intentado operar en la entidad veracruzana.
 
Es obvio que detrás de este movimiento existe una mano que mece la cuna, pues seguramente ustedes como nosotros amables lectores, conocen o saben de alguien que utiliza su vehículo particular para prestar el servicio de transporte de personas, o bien taxistas que con sus unidades rotuladas como tal, pero utilizando la plataforma InDriver, ofrecen sus servicios al estilo de los Uber.
 
Sabido es también que, desde hace varios años, el empresario Guillermo Larios Barrios, director de la empresa GL y Taxi Ejecutivo, la versión veracruzana de UBER, utiliza su propia plataforma tecnológica para teléfonos celulares o Smartphones, como pomposamente se les llama, por lo cual esta tecnología no es novedosa en Veracruz.
 
Por ello, insistimos, hay alguien o algunos que están meciendo la cuna para que las Empresas de Redes de Transporte no operen en Veracruz, aún cuando existe demanda de la gente, de usuarios que optan por estos servicios, aunque les cueste más caro.
 
Por ello también, nos llamó la atención que el gobierno estatal haya fijado su postura respecto a la incursión oficial del servicio de transporte público en la modalidad de Empresas de Redes de Transporte, principalmente en contra de Uber, sin siquiera intentar mediar la situación, mucho menos proponer una consulta con expertos o explicar realmente los motivos de su oposición.
 
Pensando “sospesochudamente” al respecto de este tema, imaginamos que la actitud de botepronto del gobierno estatal, tiene clara influencia electoral, solo eso, pues evita confrontar a un sector de “trabajadores del volante” que por menos de eso cierran calles o realizan bloqueos que ahorcan a una ciudad.
 
Porque si al gobierno estatal realmente le preocupara la ciudadanía veracruzana, sean o no taxistas, procuraría mediar en este asunto para formalizar los servicios de transporte de pasajeros que operan prácticamente en la clandestinidad, o bien apoyar la plataforma tecnológica local o mejor aún, intervenir decididamente para que se modernice el servicio de taxis oficialmente concesionado, que en número supera las 80 mil unidades en el estado de Veracruz.
 
Si realmente le interesara la ciudadanía al gobierno estatal, intervendría para que aquellos que llegan a Veracruz ya sea por vía aérea o terrestre, contraten el servicio de taxi que mejor le convenga y puedan pagar.
 
Desafortunadamente el gobierno estatal cayó en la estrategia de esa o esas manos que mecen la cuna para que no operen en Veracruz, bajo el esquema de la libre competencia, las empresas de redes de transporte.
 
NOTABLE Y CITABLE... Por versiones de los propios líderes de taxistas, en la zona conurbada Veracruz – Boca del Río circulan alrededor de 14 mil taxis de los cuales, dicen, el 80 por ciento son unidades del año 2015 a la fecha, o sea una antigüedad menor a la establecida por la Ley.
 
Con esto, de palabra, pretenden convencernos de que los usuarios de taxis tienen a su disposición unidades modernas, a la altura de la zona más cosmopolita del estado de Veracruz.
 
Por cierto, a finales de la década de los noventa, de acuerdo también con versiones de líderes de taxistas, en la misma conurbación, no había ni siquiera cuatro mil taxis, lo cual amable lector, le da una idea de cómo estuvo el reparto de concesiones.
 
COMENTARIOS O SUGERENCIAS: A través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes