Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Tiempos de guardar y de soñar con verse en las boletas

Por: Luciano Blanco González

18/12/2020

alcalorpolitico.com

Nos espera una navidad triste y un año difícil a nosotros todos los ciudadanos por las carencias y necesidades materiales y espirituales que nos entristecen y que aún, presentimos que lo peor no ha llegado, la pandemia avanza, la vacuna Anticovid secuestrada y monopolizada por el gobierno federal y llegará cuando México haya acumulado otros 50 000 muertos por esa causa, los hospitales saturados, los anaqueles de medicinas en los hospitales vacíos, las grandes y pequeñas empresas al cierre o a la quiebra, el desempleo amenaza, nuestras iglesias cerradas, los templos evangelistas y masónicos en receso, lo que provoca que nuestra fe decaiga y se marchite el espíritu afligido por tanta desgracia a la vista.

Pero no todos los mexicanos la pasaremos mal, aterrados por la posibilidad de una visita fiscal o de una auditoría, de una clausura sanitaria por la pandemia, o encerrados en 4 paredes por la posible llegada de un abonero grosero que quiere su paga, o por la proximidad del vencimiento de la renta o de un crédito y el consiguiente embargo y el posible despojo de la vivienda o de algún bien, afortunadamente no a todos nos va mal, nuestros funcionarios de toda la administración pública, senadores, magistrados, diputados locales y federales, presidentes municipales, dios.- el pueblo.- los socorrerá con jugosos aguinaldos y abultadas prestaciones económicas provenientes de los bolsillos de nosotros los contribuyentes.

Ellos y sus familiares ya saturan las plazas y grandes tiendas comprando los regalos para sus amigos, el pavo y el vino están asegurados, el viaje a los centros turísticos ya está pagado, los vuelos y el hotel cubiertos, para ellos esta navidad será esplendorosa, divertida, inolvidable y los menos aprovecharán las vacaciones para visitar a sus electores para platicarles su anhelo de ver su nombre en las boletas electorales y así reafirmar su bien ganada reelección pues no cabe duda que los legisladores han hecho un buen trabajo y que por ello merecen continuar en sus puestos como premio a su abnegación y buen servicio.



No nos debe de dar envidia que se agasaje a los mandamases, esa es una tradición y costumbre que proviene de los lejanos tiempos en que siempre los jefes eran y ahora son primero, recordemos que en aquel entonces cuando los cazadores se allegaban una pieza de caza, el jefe y los principales comían primero y en abundancia, sin importar el hambre intensa que padecían los niños, o los enfermos, las mujeres y los ancianos que los contemplaban y así era, primero tenían que comer “Los cacas grandes” (los que comían en abundancia) porque ellos son los que tienen que pensar y diseñar las estrategias para lograr la tranquilidad y la felicidad del pueblo, además tenían que tener las fuerzas necesarias para defender la comunidad en caso de agresión, por eso se hartaban y se hartan primero y al pueblo que se lo lleve la tiznada. ¡Provecho!.

El año nuevo a primera vista nos parece optimista, más que nada por el gran valor y las fuertes resistencias que poseemos los indoblegables mexicanos siempre dispuesto a enfrentarse a las mas indeseadas adversidades, sin importar de dónde provengan o la magnitud que puedan tener, mientras tengamos frijoles, tortillas y un exquisito chile que morder, se renueva nuestro ánimo.

Pero nos preocupa la posibilidad de un catastrófico derrumbe por las incomprensibles medidas económicas que, en pos del ahorro, de la austeridad y del combate a la corrupción se toman, así como el manejo despectivo que se está dando a la diplomacia, tanto con los norteamericanos como con los españoles y la inclinación no disimulada hacia China, Cuba, Venezuela; Rusia y Bolivia.



Creemos que le podemos jugar al vivo con la potencia más poderosa de la tierra, que son los Estados Unidos, y pretendemos olvidar que ese país “no tiene amigos, tiene intereses” y que de plano la regamos desairando al nuevo amo y lo inducimos en nuestra contra, al mezquinarle el reconocimiento a su triunfo electoral como si siguiéramos apoyando al perdedor Donald Trump argumentando un legalismo a todas luces infundado.

“Míster amigo” Joe Biden aparentará cordura y dirá como nuestro presidente que él no es rencoroso, que no es vengativo, que no odia, pero sin escrúpulos, comenzará a pedir que se revise o que se cancele el Tratado de libre Comercio, argumentando que México no ha cumplido los compromisos y que ha violado el tratado, cancelando la construcción de grandes empresas que ya habían invertido en México como las cerveceras, los gasoductos, automotrices, que Trump toleró que se hiciera porque eran de sus adversarios de otro partido.

Éste sí cerrará la frontera a diversos productos mexicanos, alegando que violan alguna norma sanitaria o que se produce con subsidio estatal, es posible que quiera gravar las remesas de dólares que envían nuestros paisanos y si continuamos con la tendencia de obstaculizar a sus agentes antinarcóticos de la DEA o de la temible CIA, nos califiquen como Estado colaborador del terrorismo y entonces sí su ejército podrá cruzar la frontera para detener y encarcelar a los jefes de los carteles, o asesinarlos por medios remotos como lo ha hecho en otros países y congelar las cuentas bancarias de nuestros magnates y políticos en aquel país, o vetar sus empresas para que no hagan negocios con los gringos, inclusive apoyar grupos para organizar una rebelión y desestabilizar al gobierno mexicano, hasta que éste le pida perdón y se rinda a sus caprichos.



Eso en el peor de los escenarios, en el mejor es posible que actúe con la filosofía de los Kennedy, subsumida en la frase de “a tus enemigos perdón, pero no olvides su nombre” lo que quiere decir, ese siempre será tu enemigo y trátalo como tal, en la primera oportunidad y aunque sea distinta causa cóbrasela doble, por lo que es recomendable una política de prudencia, de complacencia y no aferrarse al concepto chicharronero de “Aquí nada más mis chicharrones truenan”.

Cambiando de tema, acá en el norte, nos comienza a preocupar lo adelantado que llegó el invierno con sus frentes fríos, pero para nosotros muy secos, de tal manera que atraviesan el Golfo de Mexico y toda el agua la van a depositar al sur, paulatinamente comienza a desaparecer el verdor del verano en arboles y pastizales para colorear las hojas de los árboles en un café tostado o los pastizales en un amarillo pálido que de no llegar más agua, entraremos en crisis alimentaria para el ganado, sin embargo y por un hecho inexplicable para los citadinos, nuestros campesinos es la época en que están sembrando y no se adivina en ellos desánimo o frustración, por el contrario, ellos están seguros de que lloverá. Así sea.

Mientras tanto acá en la recóndita huasteca veracruzana, ya repican las campanas de los aspirantes a las presidencias municipales y como es lógico el pueblo pregunta quiénes suenan, aunque no se haya definido nada y se desconozca en qué forma y qué partidos contenderán, subsistiendo todavía el orgullo de ser y de pertenecer en muchos casos a partidos desplazados, suelen decir, “Yo soy priista y seré hasta la muerte” “El sol no lo cambio por nada” “Yo agarro lo que me dan, pero voto por el PAN” y así se van perfilando las figuras, comentándose los comensales “ya me vino a ver fulano que quiere que lo apoye porque va a ser candidato. Pero vamos a esperar a ver qué dice don zutano” “me habló perengano que si voy a jalar o qué” “el que también quiere es fulanito pero ya sabes cómo es” y así crecen las murmuraciones llevando los vientos de los cambios electorales.



Por ejemplo, Chalma y Chiconamel son municipios que se han abanderado perredistas por la influencia del Profesor Jorge Flores Lara, líder incansable y batallador que ha entregado gran parte de su vida a ese partido, pero aburrido y decepcionado renunció el pasado agosto a ese partido, ignorando en estos momentos por dónde se vaya a inclinar, pero por donde sea, dejó un estandarte bien sembrado que será difícil desarraigar.

En estos municipios, incluyendo también al de Platón Sanchez, influye mucho el trabajo y los buenos resultados que han entregado a la ciudadanía por años, don Proto Cruz y Don Felipe Ahumada, dos prósperos agricultores y ganaderos que por sus actividades muy cercanas a todos los productores de esta región asesoran y dirigen por la confianza que en ellos tiene la gente, ambos después de varios años de lucha tomaron la estafeta a la muerte de Willebaldo Flores del Ángel que fue presidente del Comité Estatal del PRI y último de la dinastía de los hermanos Raymundo y Willebaldo Flores Fuentes líderes nacionales que fueron de La Confederación Nacional Ganadera y de la CNC Nacional.

Por último, llegamos a una de las más hermosas vistas que poseen estas serranías en Chicontepec, atinadamente llamado el balcón de la huasteca veracruzana, enclave de gente y líderes progresistas como el general y gobernador, Don Adalberto Tejeda, quien fuera un gran líder agrarista, aquí en estas tierras en donde se encuentra asentado uno de los más grandes yacimientos de petróleo bautizado como el paleocanal, la gente camina sobre valiosas vetas, por ahora difícil e incosteable de explotar, pero que en los tiempos futuros será una mina inacabable de riqueza, pues aunque creemos que del petróleo solo se extrae gasolina y diesel, no es así, de él se derivan plásticos de muchas variedades, medicinas, abono y mil derivados más.



Pues bien este es el ring, que la historia deparó para dos grandes líderes de corrientes irreconciliables, el maestro Manuel Francisco Martínez, Rector de la Universidad Huasteca Veracruzana, ex alcalde de ese municipio y ex diputado local, postulado por el PAN y por el Partido Verde respectivamente, en el cual milita y por lo mismo aliado y parte de Morena, su hijo Pedro Adrián Martínez es actual alcalde por ese partido, por cuya dedicación y trabajo hacen pensar a los agoreros que podrían postular a la señora Flor del Rio Gómez de Martínez como candidata a alcaldesa, con muchas posibilidades de ganar por el manejo que tienen del municipio por tres periodos y por su base política que se irá con ellos a donde ellos les inviten, ya que los tienen organizados en una organización clientelar denominada SPRI (Servicio Primordial Relevante Indígena).

Por el otro lado el líder del Movimiento de Regeneración Nacional, Gonzalo Vicencio Flores, ex presidente municipal de ese municipio y uno de los únicos líderes realmente fundadores de Morena, en aquella sufrida época en que Andrés Manuel parecía un aventurero sin futuro, pidiendo el voto de pueblo en pueblo, pues bien, Gonzalo era el único que con fe bajaba en su camioneta o en un destartalado camión de pasajeros junto con sus seguidores a hacerle cuadro al que muchos veían chiquito, pero él, tuvo la visión de tenerle fe y ahora es mano para opinar y decidir sobre los futuros candidatos, incluyéndose el mismo.

Pero en Chicontepec, como en todas partes, los viejos seguidores aunque no tengan el perfil, todos quieren ser presidentes y para eso se apuntan, el profesor Antonio Hernández de la comunidad de Tlanempa, el arquitecto José Juan Garrocho, don Juan Godínez, el mejor sastre del lugar, el profesor Néstor de la Cruz que se promueve a través de una organización propia, Don Jorge Flores con un Comité Democrático, el comerciante Noé Torres, Don Guadalupe Godínez y una lista grande cuyo número de aspirantes apenas van a caber en la tómbola.



Aquí a pesar de que Morena y Verde son aliados en la cúpula, por problemas personales el pleito es grande y los protagonistas irreconciliables, como se recordará, en la pasada elección supuestamente Gonzalo Vicencio sufrió un atentado que atribuyó al también candidato Manuel Francisco quien terminó en la cárcel y se sabe que aún sigue el proceso, aunque también se sabe que es inocente.

Pero Manuel Francisco le paga a Gonzalo con una moneda parecida al detener su policía municipal y exhibir públicamente al hijo de Gonzalo y de la licenciada María Guadalupe Arguelles, titular en ese entonces de la Secretaria de Trabajo y Previsión Social del Estado, quien por ese escándalo que hizo escarnio de su hijo y de la familia renunció al puesto.

Pero si no se ponen de acuerdo, buen susto les va a pegar el PRD, que postularía nuevamente al licenciado Armando Fernández, que ya les ha pisado los talones y ahora parece rejuvenecido con nuevas energías, pues recibe visitas y acude a reuniones, o los panistas que en la región cantan muy bien las rancheras con el aspirante Efrain Oviedo con todo el apoyo de Colatlan, Tlacolula y la región, además apadrinado con el nombre y apellido de un gran líder que lo fue Efraín.



El que no suda, ni se acalora y se le pronostica un regreso feliz a la política es al ingeniero Edgar Díaz, para quien se dice está amarrada la diputación local por la Triple Alianza.

Finalmente, dejemos las calenturas políticas para otras fechas y hagámosle caso al Presidente López Obrador que nos invita a recluirnos en el seno de la familia y que nos olvidemos de las posadas y de las tertulias, hay algo más importante y valioso que atender que son la familia, la salud y la vida, con ello se puede ser muy feliz y estar realmente en el reino terrenal del señor. Por el bien de la causa.

"Las opiniones vertidas en la seccin Columnas de hoy reflejan el criterio de sus autores en ejercicio de la libertad de expresin y, pueden o no coincidir con la lnea editorial de alcalorpolitico.com "

Columnas recientes