Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Habrá despidos en Gobierno?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

12/01/2021

alcalorpolitico.com

*El apunte de Vicente Fox
*PAN, PRI y PRD negocian
*Los estornudos en EEUU
 
Indudablemente se debe coincidir (pese a la resistencia de algunos sectores) en que la burocracia en México, tanto en ámbitos nacionales, como estatales e incluso municipales, se ha convertido en realmente gigantesca y, en tal forma, que en algunas oficinas gubernamentales en lugar de agilizarse los trámites, se han convertido en acciones de prolongada espera por parte del ciudadano solicitante... Los ejemplos de tales escenarios se acumulan por millones, tanto al norte como al sur del país, y ya no se diga cuando los trámites se realizan directamente en las oficinas centrales de la dependencia en cuestión.
 
Lo más extraño en el tema es que, mientras más ha crecido la burocracia, mayormente es el tiempo que el ciudadano debe destinar para efectuar sus trámites, escenarios que se han convertido en un malsano hábito, mismo que se registra (salvo muy “extrañas” excepciones) en prácticamente todas las dependencias que se han creado en los espacios de la burocracia mexicana.
 
Ante tales escenarios innegablemente reales y notoriamente negativos, cuando en los marcos de la actual administración federal se habla de reducir personal, tal como se ha anunciado incluso directamente por el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se debe aceptar que la burocracia en México ha crecido de manera inmoderada, porque bien podrían fusionarse diversas oficinas (obviamente no todas) para ampliar actividades en aquellas en donde se adviertan cotidianamente horas sin actividad, porque simplemente “no se tiene nada pendiente”.
 
Debe quedarnos claro que la burocracia en México (insisto, salvo pocas excepciones) ha crecido de manera impresionante en los rubros municipales, así como en los estatales y federales, en tales renglones los sindicatos también han desarrollado obesidad, todo ello pese a lo incomprensible de que no ha originado los rangos de rapidez, ni para obtener un documento oficial, como para realizar un trámite en lo general.
 
Los hechos, la historia sobre largas esperas, se registran pese a que el sector burocrático se ha desarrollado de manera acelerada, convirtiéndose en una real carga que absorbe recursos públicos cada día en mayores dimensiones, al tiempo que muchos son los empleados o trabajadores en lo general del sector público, que con frecuencia se muestran ajenos y extraños a las emergencias que, para un trámite, de manera recurrente se presenta entre miembros de la colectividad en lo general.
 
Actualmente se habla de suprimir ciertas oficinas en espacios gubernamentales, habrá que esperar que tales acciones no se conviertan en una purga laboral inmoderada y mucho menos injusta, sino que, de ejecutarse, se aplique respetando los derechos laborales y, en apego a programas de reducción de los espacios que de verdad no se requieran, porque sería infame que se tratara de un simple relevo de unos por otros, obviamente realizados bajo intereses partidistas y en beneficio de unos y perjuicio de los otros... El tema indudablemente que despertará la atención del pueblo de México.
 
Lo que se lee
 
Por medio de las redes de Internet, las mismas que se han convertido en uno de los instrumentos cibernéticos de mayor participación en la historia actual, el polémico expresidente mexicano (como de hecho lo son todos los que han ocupado en México la Silla Presidencial) Don Vicente Fox Quesada, difunde en un prevé texto dotado con tonalidades rojizas, mismo en el que se lee:
 
Socialismo:
 
“Método muy eficaz para convertir ricos en pobres.
 
Pobres en miserables y gobernantes en millonarios”.
 
Obviamente hubo respuestas en todos los sentidos, lo que vuelve a deja en claro que, el colectivo social mexicano registra una tendencia de fragmentación, misma que nos acerca más hacia la confrontación cotidiana y la creciente rispidez, que en favor de las rutas de una sociedad, la cual, por sus propias características sea capaz de sumar esfuerzos, mismos que nos permitan alcanzar mayores niveles de productividad y desarrollo integral.
 
El fomentar desde las cúpulas del poder la sectorización entre “chairos y fifís”, habrá de referir históricas consecuencias negativas, notoriamente dañinas para el desarrollo integral de los mexicanos, escenario al que se ha sumado el nada afortunado manejo de los programas para afrontar la pandemia, tanto así que el operador primordial del sistema de salud por parte del Gobierno Federal, ha sido trasladado hacia Argentina, en una clara medida que lo coloque distante de los reflectores de los medios de comunicación mexicanos... Por algo será.
 
Lo que se ve
 
Que el PRI, el PAN y el PRD, reanudaron negociaciones para intentar que la alianza entre ellos realmente se consolide, al tiempo que les pudiera resultar positiva en los escenarios de la próxima elección, sin embargo, no se debe olvidar que quienes realmente “ganan una elección” lo son “los candidatos”, sin que en el comentario pretendamos demeritar la fuerza que como organización pudiera tener cada uno de los partidos políticos aliados hacia un mismo fin.
 
La realidad del actual escenario sociopolítico mexicano, refiere que en un proceso electoral, derrotar al partido cuyos militantes son poseedores mayoritarios del poder público, sea el Legislativo o sea el Ejecutivo, no constituye una tarea fácil (nunca lo ha sido) sin embargo, sí existe tal posibilidad pero para ello se requiere de candidatos prestigiados, así como de campañas apropiadas que en realidad originen simpatías y no sólo por las propuestas, sino de igual forma es sobresaliente la personalidad y prestigio del candidato.
 
Debe quedar claro que nada fácil es derrotar a un núcleo partidista poseedor del poder, sin embargo, el arribo en el pasado de los actuales legisladores e incluso gobernantes como el de Veracruz, constituyen un ejemplo claro que, en política, nadie es extraño a un golpe de timón por parte del electorado, ello es parte inseparable de la vida democrática, cuando el sufragio es realmente respetado por quienes lo ejercen y quienes lo supervisan... Ya veremos.
 
Lo que se oye
 
Que como resultado de los últimos eventos registrados en Estados Unidos, según opiniones difundidas por medios de información del país del norte, en el territorio norteamericano se preparan posibles manifestaciones y mítines en plazas públicas, todo ello vinculado (según la información) con los hechos registrados en pasados días, mismos que originaron violencia de manifestantes al interior y exterior del Capitolio, acción emprendida (según refieren especialistas en la materia) para alterar los escenarios en torno a la toma de posesión del Presidente Electo de Estados Unidos, Joe Biden, hechos que originaron la muerte de cinco personas.
 
Obviamente los lamentables escenarios y los rumores sobre mayores acciones en el mismo marco de “rebelión” (de registrarse) podrían impactar negativamente los ámbitos financieros, con resultados impredecibles no sólo para Estados Unidos, sino de igual manera para países como México cuya economía (en gran medida y para bien o para mal) depende del acontecer en los ámbitos socioeconómicos que se registren en la Unión Americana, considerada como el socio clave para el acontecer económico en el territorio mexicano.
 
Presente debemos tener aquella referencia que advierte: Cuando en Estados Unidos estornudan por la gripe, en México debemos prepararnos porque nos podría afectar la pulmonía, ello es lo que nos debe obligar a tomar providencias gubernamentales antes “más que estornudos” en tierras norteamericanas.

Columnas recientes