Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Domingueras

Mira Política

Por: Guadalupe H. Mar

18/01/2021

alcalorpolitico.com

DOMINGUERAS
 
PARA HACER PLÁTICA... Enterados por amigos periodistas especializados en deportes, supimos que el gobierno del estado de Veracruz que encabeza el morenista, Cuitláhuac García Jiménez, invierte a través de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública (SIOP), más de 70 millones de pesos en el Proyecto Integral para el mantenimiento, conservación y remodelación del parque de béisbol, Roberto Francisco “Beto” Ávila González, en el municipio de Boca del Río, Veracruz, pues se pretende que en mayo próximo esté listo para el arranque de la temporada 2021 de la Liga mexicana de Béisbol, aunque ahora en enero, aún no se tiene asegurado el equipo que tendrá aquí su sede, pues se está en lo estiras y aflojes de los respectivos contratos.
 
Después de los “que buena onda” de los comentarios, pasamos a las preguntas ¿invertirán también en el estadio de fútbol? les preguntamos, a lo que prestos los compañeros periodistas respondieron que no.
 
¿Por qué?, fue la segunda pregunta obligada, cuya respuesta fue motivo de este comentario.
 
Resulta amables lectores, que el gobierno del estado de Veracruz, así como otros del país, con mandatarios morenistas como el nuestro, están invirtiendo recursos fiscales propios del estado, del año 2020 en y para la promoción del béisbol para dar cumplimiento a lo dispuesto por el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador, quien es fanático del llamado “Rey de los Deportes”.
 
Tan aficionado es el ejecutivo federal, que creó la Oficina de la Presidencia para la Promoción y el Desarrollo del Béisbol en México (ProBéis) oficina gubernamental y por ende burocrática, que busca impulsar el crecimiento integral del béisbol en México, como deporte que puede contribuir al desarrollo social y económico del país.
 
Por ello, para acatar lo dispuesto por la presidencia de la república, el gobierno del estado de Veracruz dispuso destinar 71 millones de pesos de recursos fiscales propios del estado, correspondientes al año 2020, para remodelar el estadio de béisbol “Beto” Ávila, mediante la licitación pública estatal LPE-112T00000-6000-008-2020, concurso que ganó la empresa GRUPAEM de México.
 
La obra, nos dicen, lleva el 20 por ciento de avance y tendrá diversas novedades como el pasto sintético que permitirá el ahorro de agua entre otras características.
 
BIEN GRACIAS... Por los comentarios de los compañeros periodistas especializados en deportes, suponemos que al menos en los próximos cuatro años que le restan a las actuales administraciones federal y estatal, los aficionados al “juego del hombre” como le llaman al fútbol, quedará rezagado y a la buena de Dios, porque actualmente el béisbol es gusto presidencial.
 
Ello nos hizo recordar a la abuela Nila cuando decía que “ni tanto que queme al santo, ni tanto que no le alumbre”, esto para referirse a que en la vida se debe mantener el equilibrio, tratar de equilibrar las cosas para que no se caiga en la exageración.
 
Así, por ejemplo, el priista Enrique Peña Nieto era afecto a las carreras de resistencia; el panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa gustaba de andar en bicicleta y de su equipo de futbol “Monarcas de Morelia”.
 
El priista Ernesto Zedillo Ponce de León no negaba su afición por el equipo de fútbol “Necaxa”, en el que incluso llegó a intervenir para que su director técnico de entonces no renunciara.
 
El priista y mayor exponente del neoliberalismo Carlos Salinas de Gortari gustaba de la equitación, deporte en el que ganó medallas para nuestro país.
 
Estos últimos tenían como Andrés Manuel López Obrador su gusto por algún deporte, pero ninguno como este último creó en su momento una oficina exclusiva de la presidencia de la república para que los gobernadores de los estados, como el nuestro, destinaran recursos de nuestros impuestos para impulsar una actividad deportiva en particular.
 
SENTIDO PÉSAME ... El sector académico lamenta profundamente el fallecimiento del doctor Juan Carlos Pérez Durán, quien fuera secretario académico- administrativo del Consejo de Acreditación de la Comunicación y las Ciencias Sociales A.C.
 
Juan Carlos como le llamábamos cariñosamente quienes le conocimos y convivimos con él, fue guía en los procesos de acreditación de la Facultad de Ciencias de la Comunicación, de la Universidad Veracruzana. Descanse en paz.
 
COMENTARIOS O SUGERENCIAS... A través del correo electrónico: [email protected] o bien en el Twitter: @guadalupehmar

Columnas recientes