Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Se está sembrando miedo para el día de la elección

Por: Luciano Blanco González

22/01/2021

alcalorpolitico.com

Existe una intensa preocupación nacional sobre el futuro de la democracia en México, la cual se encuentra amenazada por el constante asedio y ataque a los órganos rectores que la organizan y desarrollan poniéndola en peligro con ello. Tambaleándola por la vieja práctica de manipularla y dirigirla desde la cúspide con imposiciones verticales de las más altas decisiones a una masa popular cooptada y sumisa a quien no le interesa el buen o mal perfil de los partidos o candidatos contendientes, a unos asegurar su futuro con la obtención de la dadiva fácil y a otros la tranquilidad y el respeto para desarrollar sus potencialidades.
 
Tenemos que ser cautos cuando decimos que la atacan, porque es posible que el planteamiento de transformación propuesto oralmente desde la Presidencia de la República sea un planteamiento correcto en el plan de dominio oficial, al pretender desaparecer al Instituto Nacional Electoral (INE) supuestamente por caro e ineficiente y que sus funciones sean desempeñadas por la Secretaría de Gobernación, lo que le restaría la autonomía que ahora presumimos tiene el INE, el que al estar subordinado le restará la credibilidad necesaria que debe de tener la democracia para garantizar la paz y la tranquilidad interna, ya que al convertirse en juez y parte, sus fallos siempre serán dudosos ya que se dictarán a conveniencia y con ello atropellar los anhelos de libertad o simplemente la intención de substituir a los jerarcas, disputándole el mando o la tiendita para los grandes negocios que hasta ahora se hacen desde el nicho del poder.
 
Esta disputa no es casual, está abonada con una sensación de estrategia política tendiente a conservar el poder mayoritario del partido gobernante, en la actualidad sumamente cuestionado por el manejo poco claro de la economía y de la crisis sanitaria que mantiene molesta a gran parte de la sociedad que irritada contagia negativamente con su enojo al electorado, pero la inquietud y la incertidumbre nace porque no se sabe el grado de molestia en que se encuentra y cómo va a reaccionar en las urnas.
 
Todo parece simple y tranquilo, el presidente real de Morena tiene un nivel de aceptación muy elevado, sus adversarios se jalan los cabellos cuando escuchan y analizan los increíbles niveles de aceptación y simpatía que arrojan las encuestas, se pasman y aseguran que no son reales, que los resultados están manoseados y los sondeos pagados. El desengaño viene después cuando la totalidad de casas encuestadoras, inclusive de las que los propietarios le tienen tirria coinciden y ahí está Mitofsky, el periódico Reforma, El universal, hasta Ciro y en general todos los medios de comunicación reconociendo la fuerza y el cariño que se le tiene al invencible Goliat.
 
 ¿Y eso qué?, así como muy pocos hacen sacrificios aunque reciban milagros, no se flagelan, no ayunan, pocos se van de rodillas o cargan la cruz de rodillas hasta la basílica solo por agradecer, así podrá haber millones de creyentes que desde sus casas simplemente hacen oración y siguen pidiendo, es decir desde sus casas opinan pero no salen a votar y un amor así mejor no lo quiero, diría el poeta.
 
Al obradorismo lo puede derrotar la incredulidad que está sembrando en torno a diversos problemas, principalmente la pandemia, tema en que cada día la decepción, la desesperanza y la desesperación es mayor por las falsas expectativas que difunde en fechas, en suministros en vacunación y los desmentidos mundiales a las causas de la escasez del inoculador, los discursos nos hicieron avizorar montañas de vacunas y ejércitos de aplicadores para estas fechas, pero chana o Juana o su hermana, no hay más que mínimos goteos, que se aplican atinadamente al personal médico y selectivamente a los funcionarios de su gobierno, como el ejército de activistas denominado lo Siervos de la Nación.
 
Si así es, no se vería mal que también lo hiciera con todo el Ejército Mexicano a los que manda a morir en este caso sin el fusil salvador. Pero de seguro habrá también, primero que nada vacunas para todo el eficiente gabinete, que bendito sea Dios sirven tan bién abnegadamente a la nación y por lo mismo deben de estar sanos. Los viejitos que esperen, ya no producen, ya no son útiles, los que padecen enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, obesidad, sida, que esperen y se les vacunará si sobreviven a las mentiras de Gatell.
 
Hay la percepción de que la vacunación se está manipulando, que se está sembrando miedo para que el día de la elección la gente no salga a votar por el inmenso temor que ya tiene al contagio y que obviamente preferiría permanecer encerrado que ir a exponer su vida, en la estrategia se contemplaría que los ya inmunes se encargarían de llevar a los beneficiarios a las urnas.
 
Sin embargo, para el día de la elección todavía serán millones de ciudadanos sin vacunar, ya irritados y cansados de tanto engaño, quienes decidirán salir a votar o continuar enclaustrados y en los vacunados permanecerá activo el síndrome Covid y la incertidumbre de saber si la vacuna fue efectiva o no, será una gran tarea la de los Súper Delegados en la vacunación y sus resultados, ahí se verá si son aptos para ser candidatos a gobernadores en el 24.
 
Pero a medida que pasa el tiempo la situación se agrava y si las circunstancias continúan, el Estado Mexicano estará frente al gran dilema de celebrar las elecciones o el de proteger la vida ante el peligro de contagios masivos que podrían provocar las naturales concentraciones humanas que se presentan en estos eventos y entonces verse obligado a suspenderlas, lo lógico sería esto último pues la vida y la salud son los valores supremos.
 
La democracia como principal arma para dirimir las controversias de toda índole, también puede ser un nocivo instrumento destructivo y con ella cuajar las peores perversidades. Maquiavelo nos da lecciones profundas de la poca importancia que tienen los valores éticos y filosóficos en este difícil arte de manipular y de dominar a toda sociedad.
 
Pronto en el país el partido de la pureza, esmerado en construir el andamiaje electoral suficiente para competir y conservar el poder en las décadas futuras postulará a distinguidos expanistas y exmilitantes de otros partidos de los detestables y descalificados partidos fifí, siempre y cuando le sean útiles para lograr su fin, no importara su obscuro pasado o su conocido y despreciable presente, lo importante es ganar y para ello como afirma el maestro Italiano, ideólogo de las mafias del poder, Nicolás Maquiavelo, el fin justifica los medios.
 
La democracia también sirve para destruir imágenes y proyectos, para hundir en lo más profundo así como para elevar a las grandes alturas, por ejemplo, en la capital del estado de Veracruz, Xalapa, que es el máximo escenario en lo local y en lo nacional, una cofradía interesada en limpiar el camino a la futura gubernatura y dejarle despejado para que su candidato llegue al Palacio de Gobierno, pretende que por su invitación el Senador Ricardo Ahued acepte ser postulado como candidato a Presidente Municipal de aquella hermosa ciudad.
 
Don Ricardo es una persona muy apreciada en todo el Estado por su militancia, por la huella de honradez que ha dejado en todos los cargos que ha recorrido, porque al día, le llama día y a la noche, noche, pero sobre todo por sus dones de atención, amistad y simpatía siempre dispuesto a escuchar y servir.
 
Qué sucedería si a este buen hombre la dirección política al momento de la verdad lo deja solo, o manda a todas sus huestes a votar en contra para hacerlo perder y comprobar que no es cierto que cuenta con todas las simpatías, o que lo haga ganar y luego dejarlo sin recursos para hacer obras o para ayudar como es la costumbre de él y exhibirlo como inepto, sumándolo a la lista de los peores presidentes municipales de la urbe, no se vale, pero Ricardo sabrá si se deja encantar con el dulce y engañoso canto de las sirenas.
 
Cambiando de tema y sin el deseo de mal humorar a quien lea esta valoración, hay que reconocer que el presidente Andrés Manuel, es un hombre profundamente nacionalista cuya formación obedece al conocimiento y a la interpretación de la historia desde una posición intensamente patriótica, a quien enardece el saqueo de que ha sido objeto nuestro país desde tiempos ancestrales por los filibusteros extranjeros.
 
Desde una posición cobarde y comodina los mexicanos podemos aceptar y de hecho hemos aceptado que los extranjeros hoyen el suelo patrio y hagan sus mierdas en esta nación y mas allá del rio Bravo agredan a nuestros connacionales trabajadores migrantes que se juegan la vida trabajando dignamente. Ellos melancólicos, inspirados en las canciones que nos recuerdan el pasado, cuando son agredidos, diariamente tararean aquel corrido de Los Tigres del Norte llamado, Somos más americanos, habrá que oírlos meditar y no tener sangre mexicana en las venas para no enardecerse y estar patrióticamente con el Presidente y si es necesario estar con su transformación para ser diferentes a quienes han tolerado todas las vejaciones.
 
 "Ya me gritaron mil veces que me regrese a mi tierra, porque aquí no quepo yo, quiero recordarle al gringo. YO NO CRUCE LA FRONTERA, LA FRONTERA ME CRUZO, América nació libre, el hombre la dividió... Y si no miente la historia, aquí se asentó en la gloria la poderosa nación... Nos compraron sin dinero las aguas del Rio Bravo, y nos quitaron a TEXAS, NUEVO MEXICO, ARIZONA Y COLORADO, también voló CALIFORNIA y NEVADA con UTAH no se llenaron, el Estado de WYOMING también nos arrebataron.
 
Por las ideas del Presidente se avecinan muchos problemas y pronto los gringos ya vacunados transitarán libremente por territorio mexicano, pero los mexicanos no importando el status social, no podremos internarnos en aquel país porque seremos portadores de la peste, nuestros embajadores y representantes diplomáticos es posible que ni sean oídos y si ante la falta de colaboración retornados vergonzosamente al país, preparémonos para los bloqueos económicos y para que nuestros héroes que trabajan en aquel país, al asentarse según las nuevas reformas ya no inviertan en México e inviertan allá para asentarse.
 
En fin, todo depende del Presidente. Todavía no nos dan el primer jalón, nosotros somos los que estamos jalando la cuerda y es posible que nos dejen hacerlo, hasta que la reventemos y nos dejen caer dolorosamente de nalgas, pero si es como dice el Presidente, que hay una buena relación, entonces arreciemos el paso para ser una nación orgullosa por su gente digna y trabajadora.- Por el bien de la causa.

Columnas recientes