Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Oposición a la medida

A salto de mata

Por: Gino Raúl De Gasperín Gasperín

04/03/2021

alcalorpolitico.com

En una severa carta que dirige al presidente, el senador y dirigente del partido Movimiento Ciudadano, Dante Delgado, le dice textualmente: «Sé lo que estás haciendo, estás construyendo la oposición que necesitas, la que conviene a tus intereses, pero no la que necesita el país. Esto no es lo que se espera de un jefe de estado con altura de miras».
 
No es la primera misiva que el ex gobernador de Veracruz le escribe a su antes amigo. En ocasiones anteriores ha analizado y censurado duramente varias de las acciones del mandatario. Pero no es a todo eso a lo que voy a referirme. Para eso están las cartas publicadas hasta en Google. A lo que quiero referirme es a esa sentencia que se transcribe al inicio: «Estas construyendo la oposición que necesitas, la que conviene a tus intereses, pero no la que necesita el país».
 
Esto es muy cierto y muy serio, pero no es nada nuevo. Podríamos preguntarnos qué gobernador y qué presidente de la república desde tiempos inmemoriales no ha creado la oposición que le ha convenido a sus propios intereses y que, digámoslo a vuelapluma, en la mayoría de los casos ha respondido a ambiciones y luchas de poder y en poco y nada a las necesidades y urgencias de un pueblo empobrecido y ahora más inerme que nunca.
 
 El Portal de noticias Código Magenta ha hecho público un cartón muy significativo y revelador de qué clase de oposición y de democracia es la que ahora, y siempre, hemos tenido en el país. El cartón enlista, con fotos y nombres, algunos de los candidatos que forman parte de la próxima oferta electoral. Lo titula «¿Estos son los candidatos?» y, aunque no parece haber enumerado a todos los que forman el elenco de sus elegidos, revela qué desvergüenza es lo que ofrecen los partidos políticos de este zarandeado país.
 
Basta hacer un breve recuento: una ex miss Universo para gobernadora de Baja California (PAN), una cantante y actriz para alcaldía de Edomex (PAN), un clavadista para diputado federal de Yucatán (PAN), un ex ciclista a diputado federal por Nuevo León (PRI), un actor y ex futbolista para diputado federal de Nuevo León (PRI), un ex boxeador para diputado local en Sonora (PRI), un actor para diputado local en Nuevo León (PRI), un luchador para la alcaldía de Cd. de México (RSP), una actriz para alcaldía de Cd. de México (RSP), un luchador para diputado federal de Cd. de México (RSP), un actor para alcaldía Cd. de México (RSP), una boxeadora para diputada federal Cd. de México (RSP), un cantante para diputado local por Jalisco (PES), otro cantante para gobernador o, de perdida, para diputado local de Nuevo León (PES), un ex futbolista para la alcaldía de Acapulco (PES). Ahora, del partido de Dante Delgado: una cantante (populachera) para diputada local en Veracruz (MC y Verde) y una actriz y conductora para la alcaldía Cd. de México (MC y Verde). Casi para terminar, dos joyas del partido en el poder: un comentarista deportivo para alcaldía en Edomex (Morena) y una actriz para diputada federal CD de México (Morena). Y, finalmente, un cómico para gobernador de Querétaro, que por fortuna prefirió renunciar a tiempo y en espera de que le sea debidamente reconocida su estratégica salida de la contienda.
 
No son todos, ni muchos, pero su perfil profesional nos revela que, sea como candidatos a gobernadores, diputados federales o locales o “humildes” alcaldes, los electores, debidamente informados y concienciados, estarán en severos predicamentos para saber cuál es el mejor para escoger. Total, los cargos a los que aspiran no son de relevancia y poco importa que ni siquiera sepan, algunos, «ler» ni escribir. Este país no necesita investigadores, intelectuales, pensadores, analistas, críticos, escritores, economistas, médicos, expertos en leyes, diplomáticos de carrera, ingenieros, maestros, ni cosa parecida. Lo que necesita, según el criterio de los dirigentes de los partidos que han lanzado algunos de tan relevantes candidatos, es gente que esté al servicio, leal y patriótico, del régimen: boxeadores, ciclistas, futbolistas, luchadores, beisbolistas, clavadistas, cantantes de barrio, actores y actrices de telenovelas... Circo y más circo.
 
En una ocasión se le cuestionó a un dirigente estatal del PRI por qué se elegía como candidatos (y, en ese entonces, indefectiblemente, ganadores,) a gentes hasta con antecedentes penales. El aguzado político contestó: Porque son incondicionales. Saben que cualquier desobediencia y van a la cárcel.
 
Ya hemos tenido alcaldes, diputados, senadores, diplomáticos, etc., que han demostrado su absoluta ignorancia e impericia para desempeñar sus cargos, pero que les han sido asignados por compadrazgos, «popularidad» o por simple burla a los mismísimos electores. Total estos ni saben ni piensan, y así funciona la oposición y nuestra democracia.
 
«Para ejercer un dominio autoritario, el mantener sometido al partido adverso, conforme a la ley y a la pura intimidación, es un método deficiente y sólo una cosa única asegura la totalidad del poder: el aniquilamiento total de la oposición» (Stefan Zweig: Castellio contra Calvino, Conciencia contra Violencia).
 
[email protected]

Columnas recientes