Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

La Cuarta Transformación intensamente liberal

Por: Luciano Blanco González

09/04/2021

alcalorpolitico.com

El poderoso aparato del Estado se arma y se desarma a conveniencia de los grupos dominantes del momento entronizados en las diversas formas de gobierno, regidos y organizados por un sistema de leyes la mayoría de las veces peligrosamente flexibles que se adecuan más que nada para someter y controlar a gusto del eventual gobernante a la sociedad, para cuyo efecto no importa su ánimo o humor.
 
México atraviesa por un cambio de sistema político, cuyo alcance y efectos transitorios mantienen a todo el país en la incertidumbre ante el peligro de caer en sistemas cuyo fracaso y experiencias en otros países, aterra a quienes se dicen amantes de la libertad y de la democracia.
 
En este marco, se dice que el objeto del movimiento social de la Cuarta Transformación, es llevarnos a un sistema de economía controlado y regido por el Estado en el que éste es el propietario de todos los medios de producción como es la tierra, las fábricas, el subsuelo, los inmuebles, la banca y la prestación de todos los servicios para ponerlos al servicio de la comunidad quien gozará de ellos de manera igualitaria, excluyendo el lucro, la ganancia, la especulación mercantil, dando a cada uno según su capacidad y dando a cada quien según sus necesidades.
 
Y desde luego la supresión de la propiedad privada, de la libre competencia económica, la libre expresión de las ideas que en este sistema es reprimida, al igual que las manifestaciones contra el régimen, los críticos perseguidos, la democracia se encierra en un partido único en el que compiten solo los elegidos por un politburó que es el que comanda toda elección a designación o gusto del dictador y la justicia es corrompida por estar los juzgadores al servicio de los intereses de quienes mandan.
 
Aquí los asesinatos políticos de líderes contrarios al gobierno se multiplican, pero la mayoría de las veces los adversarios son detenidos e incomunicados en las mazmorras de la policía secreta, El Estado espía, todos se espían unos a otros porque la delación viene acompañada de recompensas, no hay periódicos, las televisoras y la radio son del Estado.
 
La libertad de tránsito es restringida, los viajes al extranjero prohibidos, el trabajo es forzado porque el partido y el estado le asignan a cada uno la actividad y el área que le corresponde, la inventiva y la creatividad limitadas porque solo se puede crear y pensar lo que es acorde con la línea ideológica y política del gobierno.
 
La intención de vivir mejor, de vestir bien, de divertirse, de usar tenis o buenos zapatos, usar jabón de olor, perfumes, pintarse el pelo o los labios, ir al salón de belleza, usar medias, querer un reloj, anillos, joyas, aretes, ya no un carro que es para los jefes, aunque sea una bicicleta o patines, es inmediatamente satanizada con el calificativo de poseer gustos pequeñoburgueses, lo que equivale a la separación del grupo social y el así señalado deberá de ser enviado a escuelas especiales de reeducación.- lavado de cerebro.- si le va bien y ante la posible rebeldía a campos de trabajos forzados en donde son maltratados con escarnio y burla, con torturas psicológicas o con golpes, hasta que aprenda la lección, hasta que asumen la nueva conducta de la resignación, del silencio, de la sumisión de la obediencia, de la pérdida de dignidad, del humillante conformismo.
 
A fuerza de decir verdad, en el Obradorismo no se ve el mínimo rasgo de socialismo o el rudo rostro extremo del comunismo. No se sabe de una sola expropiación o apoderamiento forzoso de ningún bien, excepto la confiscación como producto de actos ilícitos o de evasión fiscal aduanera, no así aun por el impago de impuestos por insolvencia, aunque los agoreros lo anuncian como una acción muy próxima e inminente.
 
No es igual al Chavismo aunque el Presidente se esfuerce en parecerlo, el General Venezolano, era un militar de carrera al que sus subordinados de armas le temían. Su país nadaba en riquezas por los grandes yacimientos petrolíferos que le permitían participar en la Organización Mundial del Petróleo y contaba con un mercado internacional solido, había riqueza y era justo que la repartiera, pero en este sentido de regalar, Chávez era un enano comparado con el General Omar Gadafi, Presidente que fue de la República de Libia, este último presidente de la junta militar y líder de la revolución, quien a sus paisanos cuando contraían matrimonio les regalaba su casa con todo y menaje, era tan bondadoso que los ancianos no solo recibían pensión del Estado sino que les asignaba asistencia humana directa.
 
Desde luego ninguno de los dos dictadores habían llegado al poder por la vía democrática, ésta los legitimó después y no tuvieron encima los demonios de una mortal y desgastante pandemia, ni les tocó una tan tremenda depresión económica, a aquellos les tocó el auge del consumismo, les tocó la carrera de las potencias y el desarrollo de los mercados bélicos.
 
Aquí no hay junta militar, ni líder de la revolución, hay un civil, presidiendo un gobierno legitimo, que asciende apoyado por una mayoría ansiosa de un cambio que él inicia con el nombre de la Cuarta transformación, cuya principal bandera es la lucha contra la corrupción.
 
Sus colaboradores e ideólogos, ninguno se caracteriza por poseer la formación política o el antecedente de una lucha histórica profunda, más bien su gabinete y partido está conformado por un conjunto de políticos con no muy buena fama que provienen de otros partidos en donde fueron un verdadero lastre, pero que ahora, purificados por su lealtad al Presidente se tienen como muy puros.
 
De la situación económica de sus colaboradores y de sus líderes ni hablar, son políticos muy ricos que ahora con la complacencia oficial acrecientan su fortuna y anhelan continuar en el poder para continuar medrando y haciendo negocios desde el gobierno, que el Presidente a pesar de sus promesas y de su compromiso para impedirlo, ni a ordenado a los órganos de fiscalización o a la Fiscalía que se les investigue, inclusive para la mala suerte ha optado por exculparlos de toda responsabilidad argumentando siempre que son inventos de sus líderes que intentan desprestigiarlo.
 
El Presidente a todos ellos les tiene una confianza infinita, el pueblo cree que lo están traicionando y que él no se da cuenta, él, está más interesado en evitar que sus adversarios sean un obstáculo en las próximas elecciones para lograr concretar los grandes objetivos que se ha propuesto y que de ninguna manera se vea obligado a echar reversa a los programas del bienestar que tanto gusto le causan porque a su manera está pagando una deuda histórica con los marginados, que rezagados, ahora disfrutan del pan de cada día en sus mesas con las pensiones de subsistencia.
 
El temor de la gran burguesía nacional y los clasemedieros mexicanos, es de que si el partido del Presidente, gana la mayoría de Diputados Federales en la elección del próximo 4 de junio, se dicten leyes, (una nueva constitución) y se tomen medidas para despojarlos de sus bienes, puesto que el pronóstico económico es muy adverso y se afirma que los recursos para sostener los programas oficiales no alcanzarán, situación que obligaría al Presidente también a elevar los impuestos, ellos ansían ganar porque estarían poniendo las bases para hacerlo perder por un margen elevado, entonces estarían en la posibilidad de someterlo al muy peligroso plebiscito de la revocación de mandato con todas sus consecuencias.
 
Don Andrés no es un hombre que se confíe, sabe de la ingratitud, sabe de la traición, sabe de la indiferencia electoral del pueblo sabio y bueno, sabe de la indolencia y de la ineficiencia de sus operadores, sabe de la mentira y del ilusionismo que provocan las encuestas es efímero, sabe muy bien que su partido no tiene seguro el triunfo en la elección, a él no le interesan en este momento las gubernaturas ni las diputaciones locales, ni los ayuntamientos, .- estas últimas son preocupación y posiciones de los Gobernadores.- y es posible que ya haya ordenado al Tribunal Electoral Federal la ratificación del acuerdo del INE, para no aceptar la candidatura de Félix Salgado Macedonio como candidato a Gobernador de Guerrero, porque su sola presencia en la boleta de aquel Estado le restará un buen número de simpatizantes a nivel nacional y también porque se pensaría que él instruyó al Tribunal para que se violara la constitución y como dijimos, a él le interesa en este momento la mayoría en la Cámara de Diputados para la aprobación de su presupuesto.
 
Sobre La Cuarta Transformación, No hay ningún signo que nos haga pensar que se dirige al socialismo. Aunque fuera un socialismo a la mexicana, más bien es un movimiento intensamente liberal que peca en el extremo en su tendencia por repartir la riqueza estatal al pueblo en el cual se sustenta, pero para lograrlo va mas allá al imponer restricciones al lucro inmoderado de los otrora voraces industriales y empresarios que se han apoderado de todas las fuentes de riqueza en el subsuelo sobreexplotando la abundante minería como el petróleo, el oro, la plata, el litio y otros codiciados minerales, así como de las fuentes de energía, las comunicaciones, los puertos, los aeropuertos, a cuyos propietarios les pretende obligar a que paguen los correspondientes impuestos y derechos correspondientes, cuando menos que paguen la luz.
 
Finalmente, es momento de acompañar al Presidente en este difícil trance que atraviesa el país, son solo 55 días que viviremos nerviosos y descontrolados por los hechos inéditos propiciados por la guerra sucia en la que escurrirá el agua puerca por todas las cañerías, tenemos que escucharlo y serenarnos, todavía estamos atrapados en la pasión de un líder que quiere salvar a su pueblo, no es momento del sacrificio, ese día es el 4 de junio, fecha en la que resurgirá cualquiera de las dos corrientes que chocan en un punto, pero que también se apaciguan cuando se juntan, la resurrección será salvadora.-Por el bien de la causa.

Columnas recientes