Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

FGR: juego limpio

Al Pie de la Letra

Por: Raymundo Jiménez

27/04/2021

alcalorpolitico.com

Luego de la detención del ex secretario de Gobierno, Rogelio Franco Castán, candidato del PRD a diputado local plurinominal; de Gregorio Gómez Martínez, otro militante del partido del sol azteca que acababa de registrarse para la alcaldía de Tihuatlán, y del panista Nicolás Ruiz Roset, abanderado de la alianza opositora “Va por Veracruz” a la presidencia municipal de Minatitlán, este lunes Miguel Ángel Yunes Márquez difundió un video en el que acusa a la Fiscalía General del Estado, concretamente a la fiscal de Investigaciones Ministeriales, Marcela Aguilera Landeta, de espiarlo con la intención de encarcelarlo y sacarlo de la contienda por el Ayuntamiento del puerto de Veracruz que actualmente preside su hermano Fernando Yunes, también de Acción Nacional.
 
Desafortunadamente para el fracasado ex candidato a gobernador de la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, el proceso electoral en marcha será uno de los más vigilados en la historia de Veracruz y del país.
 
De hecho, este domingo la Fiscalía General de la República (FGR) emitió un comunicado para informar sobre el despliegue de personal ministerial de la Fis­calía Especializada en Delitos Electorales (FEDE) en toda la República Mexicana para vigilar la actuación de los candidatos a más de 20 mil cargos que se disputarán en los comicios locales y federales del 6 de junio próximo.
 
El uso de programas con fines electorales, que ameri­ta prisión preventiva oficio­sa, así como delitos contra las mujeres en razón de gé­nero, son parte del catálogo que los funcionarios federa­les perseguirán en razón de las reformas al Artículo 19 de la Constitución.
 
La FGR destacó además el apoyo de la Unidad de Inteli­gencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda, para vigilar los flujos financieros de los aspirantes e identificar aquellos que sean ilegítimos.
 
El titular de la FEDE, José Agustín Ortiz Pinchetti, dijo que los agentes fueron des­plazados a los estados con mes y medio de anticipación porque el objetivo es tratar de inhibir los delitos y garantizar comi­cios limpios.
 
 “La gran diferencia entre este evento electoral y el pa­sado es que ahora el Estado Mexicano, empezando por el gobierno, se inclina a defen­der las elecciones”, puntualizó Ortiz Pinchetti.
 
Los Yunes Márquez, pues, ya no podrán comprar votos como el morenista Fernando Arteaga Aponte, aspirante otra vez a la diputación por el puerto de Veracruz, asegura que lo hicieron en 2018 para hacer ganar a la diputada panista Marijose Gamboa. Según la versión del ex priista, ante la desventaja de su protegida política en las encuestas de salida, el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares le metió 5 millones de pesos al acarreo de votantes.
 
Y, obviamente, tampoco el actual alcalde porteño repetirá aquella hazaña de junio de hace cinco años, cuando en junio de 2016 fue detenido por policías estatales en el sur del estado con una maleta repleta de billetes para “operar” en la elección de gobernador a favor de su papá.
 
Según revelaría el ex gobernador Javier Duarte el año antepasado, Miguel Ángel Osorio Chong, a la sazón secretario de Gobernación y amigo de Yunes Linares, le llamó para exigirle que liberara al entonces senador Yunes Márquez, quien finalmente tuvo que ser rescatado por policías federales.
 
Entrevistado por el periodista Ciro Gómez Leyva, Duarte declaró en julio de 2019 que tan cercana era la relación entre Osorio y Yunes que cuando su hijo, el hoy alcalde de Veracruz, fue detenido “repartiendo dinero el día de la elección en el sur del estado, Osorio Chong me habló personalmente para decirme que lo liberáramos...”
 
El último ex mandatario estatal de extracción priista aseveró que como no lo liberó, el entonces titular de la SEGOB “mandó a la Policía Federal a encañonar a mi policía, para poder liberar al senador que tenía una maleta de dinero, y todavía lo escoltaron y lo llevaron en un avión de la Policía Federal a (la ciudad de) Veracruz...”
 
“Todavía tuvo el descaro, la desfachatez, el entonces senador, hoy alcalde de Veracruz, de denunciarnos por abuso de autoridad, después de que el señor estaba comprando votos para su papá el día de la elección...”, ironizó Duarte de Ochoa.
 
Ahora todo parece indicar que ya no podrán hacer lo mismo. Tanto Osorio Chong como Yunes Linares se manejan con muy bajo perfil temerosos de que la UIF y la FGR procedan contra ellos.
 
LIDER DEL PRI DE ÁLAMO EXIGE
SER REGIDOR PERO VIVE EN XALAPA
 
Vaya, vaya, vaya...
 
Al parecer cunde el desencanto y la resignación entre los priistas, pues de antemano se dan por perdidos sobre todo en aquellos municipios de Veracruz donde el partido tricolor contenderá por las alcaldías con sus propios candidatos, sin alianza con el PAN y PRD.
 
Uno de estos casos, nos dicen, es el de Álamo-Temapache, donde el priismo no postuló a un candidato competitivo, que realmente tenga posibilidades de ganar la alcaldía y, por esa razón, el presidente del Comité Directivo Municipal del PRI, Alfredo Escobar Peñaloza, amenaza con inmolarse frente a las oficinas de la sede estatal del Revolucionario Institucional si no le asignan la candidatura a Regidor primero.
 
Pero lo que pocos saben es que Escobar Peñaloza no es de Álamo ni vive allá, sino que la mayor parte de su tiempo se la pasa en Xalapa, donde se recupera de un grave problema de salud. La única relación que mantiene con Álamo, según nos cuentan, es que de ese municipio huasteco es originaria su ex esposa, una funcionaria de la Dirección General de Prevención y Reinserción Social, quien se ha sostenido en el cargo a pesar de ser señalada de maquillar presuntamente expedientes de internos para gestionarles sus preliberaciones.
 
Nos refieren que Alfredo Escobar Peñaloza, gracias a su ex esposa, primero logró ser auxiliar del ex alcalde de Álamo, Paulino Vázquez Monroy, a quien traicionó para posteriormente convertirse en el chofer del también ex munícipe Juan Bustillos Montalvo, del cual también se distanció para terminar siendo asistente del ex diputado local Balfren González Montalvo.
 
Precisamente por esta serie de traiciones y deslealtades es que hoy nadie quiera meter las manos por él y de plano todos los grupos se niegan a darle su aprobación para que forme parte de la planilla municipal que en las siguientes horas será registrada oficialmente ante el OPLE.
 
Escobar Peñaloza, alias “El Cañero”, al parecer nunca será regidor ni de Álamo ni de Coatzacoalcos, su terruño natal. Pero tampoco de Xalapa, donde actualmente reside, ya que todos saben que no ha tenido empacho en morderles la mano a los que le han dado de comer.
 
Ahora presiona ufanándose de encabezar a un grupo de priistas rebeldes que están exigiendo ser ediles en varios municipios del norte del estado. Posiblemente algunos de ellos serán reconsiderados y reivindicados, pero Alfredo Escobar difícilmente logrará salirse con la suya.

Columnas recientes