Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

¿Orfandad constitucional?

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

27/04/2021

alcalorpolitico.com

*Trágico panorama en India
*Vacuna para todo médico
*Una esplendorosa luna
 
Si le prestamos atención a los debates registrados al interior de los elevados círculos políticos del país, mismos que se han filtrado hacia los escenarios de los medios de comunicación, seguramente muchos coincidirían en lo apuntado por quienes han referido recientemente la tesis en el sentido que, de no ganar Morena en los próximos comicios la mayoría del Congreso Mexicano (En lo referente a la Cámara de Diputados) el Presidente Andrés Manuel López Obrador se apresuraría para adelantar (antes del relevo legislativo) propuestas para que los diputados actuales, cuya mayoría operan a la sombra del Palacio Nacional, den curso aprobatorio a una reforma diseñada desde los pasillos palaciegos, que de hecho restaría independencia y capacidad de acción al Instituto Nacional Electoral.
 
Resulta indudable que nadie podría conocer en los senderos de la política con mayor exactitud al actual Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que quien ha sido uno de los artífices de su triunfo electoral y de sus proyectos gubernamentales, tal como históricamente habrá de ser referido Porfirio Muñoz Ledo.
 
Y no faltan quienes en el marco de los actuales escenarios del país, identifican las circunstancias actuales en los ámbitos gubernamentales, incluyendo la abierta campaña que estruja la independencia de organismos constitucionalmente autónomos, como lo es el Instituto Nacional Electoral, el mismo Tribunal de Justicia y el Congreso de la Unión, todo ello como una práctica de dominio totalitario, con mayor desfiguración constitucional que la registrada por décadas en los ámbitos de Presidentes de la República provenientes del PRI y el PAN.
 
En tales marcos se pudiera referir que no se encuentran del todo finiquitados, como es el caso del manotazo presidencialista aplicado abiertamente a los espacios constitucionalistas del Poder Judicial, sobre los cuales se evalúan ciertos recovecos legales que pudieran originar un retorno a la normalidad y legalidad, del ámbito de justicia del territorio nacional, pero está claro hasta el momento, que en los espacios palaciegos donde reside la Presidencia de México, existen prácticas que al margen de la democracia e incluso de los mandatos constitucionales, intentan cotidianamente mantener el control y dominio de todo el contexto que conforma el Estado Mexicano, con una clara convicción que resulta paralela a la externada por el histórico Rey de Francia Luis XIV, cuando ante polémicas por sus excesos gubernamentales externó imperioso y dominante: “El Estado soy yo”... Lo que consolida el concepto de “la monarquía absoluta”, referencia que trasladada a los escenarios en niveles gubernamentales del México actual, lo podríamos referir como el arribo en nuestro territorio de “la presidencia absoluta” o sea, de dominio total y sin disimulos sobre espacios legislativos, electorales, judiciales y administrativos, obviamente agigantando las facultades del Ejecutivo de la Nación.
 
¿Cuál podría ser el límite que obligara a reinstaurar en el país, la vigencia de las normas y leyes a las que irrenunciablemente debe sujetarse el portador del Poder Ejecutivo de la Nación?... La respuesta refiere una de las más preocupantes incógnitas que privan, incluso entre algunos integrantes de la administración transformadora, como lo es el polémico Porfirio Muñoz Ledo, a quien ya le cierran los espacios en los ámbitos del poderío federal, pero que a la vez, resultará algo más complejo cerrarle la exposición de sus argumentos en desacuerdo con las prácticas ejercidas desde la cúpula morenista... Decían habitualmente nuestros ancestros: “Para que la cuña apriete, debe ser del mismo palo”... Cuidado deberíamos reflejar, porque como lo refiere Diego Valdés vía redes de Internet: “México está al borde de un periodo de orfandad constitucional”... Ni de más, ni de menos.
 
Lo que se lee
 
Y cuál sería el factor determinante que ha disparado de manera no preocupante, sino espeluznante, el contagio pandémico en tierras de la India, país que ya registra un promedio superior a los 321 mil casos diarios de nuevos contagios, lo que origina preocupación no sólo en las tierras del respetado pacifista y luchador social Mahatma Gandhi, sino de hecho en todas las regiones del mundo, desde donde los diversos gobiernos evalúan la espantosa situación que está generando una reactivación de alerta mundial, máxime cuando se habla de mutaciones del virus, que dan paso a la disminución de la efectividad de medicamentos y procedimientos médicos, aplicados en el mundo entero para rescatar vidas afectadas por el mortal virus.
 
Claro que “de bote pronto” circula la alerta para evitar viajes hacia a la India, así como se endurecen medidas sanitarias de quienes se trasladan de dicho país hacia otros territorios del mundo, paralelamente a que ya se actúa en diversas naciones para brindar apoyos en lo general, que permitan al Gobierno de la India, afrontar con mayores niveles de eficacia el escalofriante avance que amplía los espacios de luto en esas tierras y, a la vez, siembra angustia desesperante entre la población.
 
Y en el marco de tan estrujantes escenarios, en México y en todo el mundo se debe reflexionar que la pandemia es una amenaza latente y real cuya presencia en nuestros entornos es incuestionable, por lo que las medidas de autoprotección incluyendo tácticas del distanciamiento apropiado, deben persistir en todo el territorio mexicano, todo ello en los marcos de la serenidad pero de la misa forma “de la sana distancia”, a la vez que en todos los espacios de salud pública de nuestro país, se debe de continuar la capacitación y dotación de equipos médicos y espacios suficientes, como medida preventiva extrema, ante los claros escenarios de angustiantes emergencias que se están registrando en la India, precisamente en los momentos en que Usted me distingue con el favor de su atenta lectura.
 
Lo que se ve
 
Reacción correcta y que debe reconocerse como apropiada, es que el Gobernador de Veracruz Don Cuitláhuac García Jiménez, refiera ante medios de comunicación que la demanda de Médicos, enfermeras y de absolutamente todo el personal que labora en centros de atención médica, está sustentada en la razón y que, por lo mismo, llevará respetuosamente el reclamo de éste sector de veracruzanos al Presidente de la República, para que en el Palacio Nacional se evalúe el reclamo al igual que la propuesta, que permita proceder a la vacunación de todo el sector de asistencia médica en tierras jarocha.
 
En tales contextos vale pensar en la buena voluntad del gobernante y no en los agregados de “mal pensados” quienes nunca faltan agregándole a referencias gubernamentales, los eternos e invariables intereses político electorales, lo que obviamente se anota como parte de aparentes estrategias electorales, referencia que sobre el tema no creemos que sea el caso de Veracruz.
 
Lo que se oye
 
Muchos (cientos de miles) fueron los veracruzanos que ayer aprovecharon la presencia de una bella luna dotada de tonalidades rosas, que con todo su esplendor inició su turno nocturno sobre tierras jarochas... El esplendor de nuestro entorno natural es uno de los mayores valores que atesoramos para relajar nuestro espíritu, sobre todo en etapas tan complejas como la que actualmente atravesamos en México y en el Mundo...
 
Bienvenida la esplendorosa “luna rosada”, que viene a serenar nuestro espíritu repleto de retos cotidianos y gobiernos desconcertantes.

Columnas recientes