Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Poderío de los violentos

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

28/04/2021

alcalorpolitico.com

*Dudoso retorno a escuelas
*Macedonio queda fuera
*Cuatro ciudades cordobesas
 
De acuerdo a lo externado tanto por víctimas del secuestro, como los apuntes de especialistas sobre el trauma que origina el ser objeto de un delito con dimensiones inimaginables de crueldad, tanto así que se ha creado una metodología de alta especialidad en los ámbitos de la psicología, en el que se enmarcan diseños y procedimientos para tratar con oportunidad y efectividad, a los pacientes que son afectados en su conducta como resultado, no sólo de ser víctimas en un escenario de secuestro, sino de convertirse también en víctima de los efectos colaterales que originan el que un familiar, un amigo e incluso un conocido sea secuestrado.
 
Los impactos colaterales directos e indirectos de un secuestro son de tales dimensiones, que incluso personas que no conocen a una persona secuestrada, refieren no sólo indignación, no sólo elevan la protesta por la persona secuestrada, sino que se inquietan de manera lacerante reflexionado sobre el martirio que afronta el secuestrado y el calvario por el que transitan sus familiares y amigos.
 
Nada es difundido en las redes de Internet con tanta velocidad, que la angustiante alerta por escenarios de factible secuestro en nuestros entornos, incluso sin que los cibernautas que introducen el llamado de alerta tengan relación alguna con el secuestrado, referencias que, por sí mismas, reflejan el elevado rango de preocupación al interior del conglomerado social ante los espantosos escenarios de un secuestro.
 
Así las cosas, cuando en nuestro Estado de Veracruz se informa de manera oficial, que referimos uno de los más elevados niveles de secuestros en tierras nacionales, cifras criminales que se han hecho presentes desde tiempo atrás, pero que en los marcos de la administración transformadora no ha sido posible eliminar, e incluso por momentos se eleva su incidencia, los veracruzanos, por simple lógica podrían concluir que tales apuntes, constituyen la referencia que no se ha alcanzado la capacidad y competencia requerida, para restaurarle a la sociedad en ciudades, pueblos y rancherías, un claro, determinante y contundente ámbito de seguridad.
 
En todo país, pueblo o región en donde los sistemas y operativos de seguridad son exitosos, los índices y la sensación ciudadana de inseguridad, de miedo por el entorno criminal, inmediatamente tiende hacia la reducción, al tiempo que surge el optimismo porque la sensación de inseguridad ha decrecido, escenario que permite el resurgimiento del optimismo, lo que conlleva a la reactivación de la vida social y del desarrollo económico en lo general.
 
Desarrollo económico y bienestar social invariablemente van de la mano, está claro que cuando se registran apropiados y por lo mismo efectivos sistemas de seguridad, es prácticamente reducida la posibilidad de que se suscite un panorama de permanente violencia, porque tales escenarios regularmente se registran ante la ausencia de efectividad gubernamental y reducción de valores sociales, referencias criminales que se convierten en esporádicas cuando existe productividad y mayores niveles de bienestar, lo que obliga a la conclusión, que no es apropiado el referir que pudiera existir un conglomerado social, en plena productividad financiera, si al interior de esa colectividad priva la ley del más violento y, por lo mismo, se practica el secuestro como una forma para obtener dinero de inmediato...
 
Lo nefasto del poderío de los violentos, representa incuestionablemente el testimonio de la ineficacia del gobernante, porque la seguridad, la paz y el desarrollo económico y social de manera integral, constituyen los reales orígenes que dieron curso a la creación de sistemas de Gobierno, cuya primera responsabilidad es garantizar en todos los sentidos el bienestar de la colectividad.
 
Donde realmente se debe reflejar la sensación de seguridad, es entre la población al percibir que efectivamente han decrecido los escenarios delictivos, pero la colectividad no tiene tal percepción y, por el contrario, lo que aflora a la luz del sol es el reclamo del colectivo social ante el repetitivo oleaje criminal.
 
El asesinato y el secuestro, el asalto, el fraude y el robo, la violencia en lo general, son actividades delictivas claramente vigentes en tierras nacionales, incluyendo los espacios que conforman el Estado de Veracruz.
 
El que tales escenarios disminuyan en su incidencia no se desdeña como paso significativo, pero el objetivo obligatorio es la erradicación delincuencial en lo general, que sólo es factible aplicándose con eficacia en la investigación, agregando a ello honorabilidad y capacidad estratégica frente a los variados escenarios delincuenciales, lo que acreditaría referencias de avances sociales contundentes, precisamente de los que aún carecemos y, por lo mismo, sólo le resulta posible a las autoridades transformadoras, declarar como triunfales informaciones en materia de seguridad, que por su propia inconsistencia y ante las mínimas dimensiones que refieren avances positivos, si no es que insignificantes, sí insuficientes para poder externar que avanzamos con acciones sólidas y sin retornos en espacios del combate a la inseguridad, porque hoy transitamos por un panorama que refrenda el poderío de los violentos, no el bienestar de quienes se dedican al trabajo cotidiano.
 
Lo que se lee
 
Ante la “epidemia de declaraciones” sobre el coronavirus y el tema escolar, el sector magisterial veracruzano perteneciente a la Universidad Veracruzana, “pintó su raya” informando que el retorno a clases universitarias, se podría programar de manera tentativa para el próximo mes de agosto, no antes, pero es lógico “el suponer” que también podría ser después.
 
La realidad es que el tema del retorno a clases presenciales inicialmente se asumió por instancias gubernamentales y, con el paso de los días ha sido abordado por el sector magisterial, quienes ahora refieren “como factible” el que las clases presenciales pudieran reiniciarse en el transcurrir del mes de agosto.
 
Sin embargo, se debe anotar con claridad que, en un inicio tal determinación se fundamenta en “supuestos”, en tanto que nadie es infalible en lo relativo a la posibilidad de repuntes pandémicos, mismos que en varios países han originado nuevos confinamientos y medidas extremas de sana distancia.
 
La incertidumbre imperante en los espacios epidemiológicos sobre el comportamiento del virus, obviamente que contagia “también de incertidumbre” a la planificación de acciones magisteriales y gubernamentales, como lo es el retorno a clases presenciales.
 
A más de ello, mucho es el renglón operativo que se debe rediseñar en ámbitos escolares, para evitarnos el que pudiéramos estimular hacia mayores niveles la tragedia originada por el letal coronavirus, cuyos alcances están en estos momentos sembrando de terror a países como India... ¡Cuidado!... el tema es sumamente delicado.
 
Lo que se ve
 
El llamado a la rebelión ciudadana, instigado por quien se muestra rebelde a un dictamen sobre la improcedencia definitiva de su candidatura el Gobierno del Estado de Guerrero, como es el caso registrado el día de ayer por el ahora “vetado” en materia electoral, Félix Salgado Macedonio, quien en plena rebelión a la determinación final del Tribunal Electoral del Poder Judicial Federal, que ratificó como válida la decisión del Instituto Nacional Electoral, en torno a la invalidez de su candidatura para contender en la elección para Gobernador de Guerrero, incuestionablemente otorga un respiro a la vigencia de la legalidad, en ámbitos de la administración pública en donde aparentemente se intenta practicar la ilegalidad.
 
Sin embargo, en clara referencia del desapego a los dictámenes de la Justicia, el ahora “candidato formalmente descalificado” amenaza con iniciar movimientos de protesta en tierras guerrerenses, lo que le faltaba a esa región de elevada actividad turística, para desalentar aún más la debilitada economía de esas tierras costeras, en tanto que el daño a la actividad turística podría resultar letal para la fuente de ingresos, que es fundamental para un buen desarrollo integral de tierras bañadas en sus costas por las aguas del océano pacífico... Ya se verá en qué otros niveles gubernamentales pudieran generarse oleajes tormentosos por la firme determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
 
Lo que se oye
 
En el marco de la celebración de los 403 años de la fundación de la ciudad de Córdoba, en tierras veracruzanas, se anunció por parte del Ayuntamiento cordobés, que se han iniciado las gestiones para formalizar el “proceso de hermanamiento” entre las ciudades cordobesas de Argentina, Colombia, obviamente España y la ciudad cordobesa con aroma de café fundada por españoles en tierras veracruzanas hace más de cuatro siglos.
 
Debe reflexionarse en que la intención que se persigue habrá de ser beneficiosa para las cuatro ciudades cordobesas, en las que (por cierto) se registra un pasado preñado de historia y de leyendas, que podrían resultar atractivas en los espacios de promoción turística, lo que representaría al margen de los histórico y la cultural, un agregado más para aplicarse en el logro del hermanamiento en referencia... Ahí la dejamos.

Columnas recientes