Ir a Menú

Ir a Contenido

Columnas y artículos de opinión

Agua: prioridad ignorada

Causas y efectos

Por: Alfredo Ríos Hernández

29/04/2021

alcalorpolitico.com

*La Ineficacia policiaca
*Suplente para Guerrero
*Irreverencia electoral
 
El drama de las alteraciones climáticas, así como del desorden e ineficacia para la protección de los recursos acuíferos en tierras veracruzanas, le está estallando en las manos al actual régimen gubernamental federal y estatal, no precisamente porque sean del todo responsables de la situación, en tanto que el problema se deriva de acciones tanto del ayer, como del presente, lo que involucra la falta de previsión en ámbitos de los tres niveles gubernamentales (municipales, estatales y federales) quienes incuestionablemente “se desatendieron” de lo que se ha convertido en uno de los retos y problemas, más complejos para el colectivo social mexicano y, en especial, para quienes tienen en sus manos las riendas gubernamentales.
 
El escenario depredador de recursos acuíferos ya confirmado por la Comisión Nacional del Agua, que refiere un panorama dramáticamente angustiante en los referidos espacios de la Laguna de El Farallón, se están convirtiendo en “la penitencia” por cumplir ante pecados cometidos contra el ecosistema, contra la naturaleza, contra nuestro propio hábitat, porque los entornos de El Farallón han representado “por siempre” las reservas de agua más significativas para la subsistencia de los habitantes que residen en sus entornos, quienes históricamente tienen claro que ese manto acuífero, constituye lo más preciado para la agricultura, para la ganadería y, el valor mayor para la vida de todos los habitantes de la región.
 
Hoy se escuchan las voces de alarma porque las aguas desaparecen, todos tienen claro cuál es el origen de tan dramático escenario, pero que ha correspondido tanto a la población, como a las autoridades regionales, estatales y federales, el haber actuado en su oportunidad, precisamente “con oportunidad”... Pero por un lado las voces de auxilio han resultado débiles y, por el otro, “la sordera” es un efecto de la ineficacia que tradicionalmente afecta a las instancias gubernamentales, ya no se diga a las precisamente relacionadas con la protección de nuestros recursos naturales.
 
La depredación de nuestro hábitat es indudablemente uno de los reflejos de ineficiencia de quienes nos han gobernado y, los que nos siguen gobernando, porque en esos ámbitos con recurrencia se practica el criterio, que el lucimiento del funcionario público tiene como aparentes cimentos los discursos demagógicos y las obras a la vista de las multitudes, hoy ante una transformación, el discurso de lucimiento que ocasionalmente realizaban los mandatarios, se han “transformado” en cotidianos e inician a las siete de la mañana por un espacio ininterrumpido de dos horas... Las voces gubernamentales en ámbitos federales, estatales y municipales invaden los medios de comunicación desde temprana hora y, el eco continúa hasta el anochecer, agregado a ello se han creado programas para reforestar y con ello aliviar los efectos alarmantes del daño ambiental, pero no se notan avances porque al diseñar programas de reforestación que establecen subsidio y salarios oficiales a los campiranos, precisamente para que siembren árboles, el efecto inmediato ha sido el incremento de la deforestación (negocio de siempre) que permitan tener más al alcance áreas para reforestar, todo con cargo al erario público.
 
Así las cosas, en pleno proceso de reforestación e inversiones federales para que tales objetivos se alcancen, la única riqueza acuífera en la región veracruzana de El Farallón, acelera su etapa de extinción, tanto por su explotación irracional de quienes extraen agua para sus muy particulares intereses, como por quienes por los yerros en la aplicación de programas emergentes para salvar espacios de nuestra riqueza natural que, al mismo tiempo, constituye un recursos elemental de subsistencia para un amplio sector de la población veracruzana, en lugar de avanzar retroceden, agudizando los ya dramáticos escenarios.
 
Válido es el cuestionar: “¿Dónde se encuentra la efectividad de los programas municipales, estatales y federales, para salvaguardar y ensanchar nuestra riqueza natural?... Yo le podría apuntar que tal “efectividad” se encuentra en el folder de la esperanza, el cual se encuentra bajo resguardo ante la “emergencia electoral”, en tanto que estos tiempos y los que prosiguen serán de elecciones, lo que “se transforma” en prioridad gubernamental.
 
Lo que se lee
 
Tema preocupante el que refieren las positivas acciones del Gobierno del Estado de Veracruz, en lo referente al encarcelamiento e investigaciones realizadas por la Fiscalía de Veracruz, al interior de cuerpos policiacos y de seguridad en lo general, acciones que han conducido a la detención de elementos policiacos de diversas regiones veracruzanas, quienes son señalados de actividades ilícitas, incluyendo la vinculación de elementos de seguridad municipal y estatal, con grupos dedicados a la práctica de actividades fuera de la legalidad.
 
La historia de hoy y de siempre, no solo de México sino incluso de países económicamente desarrollados como lo es Estados Unidos, refiere notorias etapas en las que se han entrelazado interés de la delincuencia, con aspiraciones monetarias de elementos responsables de la seguridad ciudadana, tales escenarios refieren claros apuntes aleccionadores en los marcos de los cuerpos de seguridad, no sólo de México sino de la gran mayoría de los países del mundo.
 
En tales contextos, no debe extrañar que existan elementos policiacos bajo investigación, como de la misma forma se debe reconocer, que mucho nos falta en Veracruz y el país, para integrar cuerpos policiacos de alta eficacia, que requiere de capacitación, equipo, supervisión y, obligadamente con urgencia, mayores prestaciones laborales en beneficio de los ámbitos de elementos seguridad.
 
Lo que se ve
 
En los marcos cibernéticos muchos ven la posibilidad que, al estilo de los marrulleros regímenes gubernamentales, el hoy frustrado candidato a la gubernatura de Guerrero: Félix Salgado Macedonio, si gana la elección el nuevo candidato de los morenos a la gubernatura de Guerrero, éste podría estar programado para sumar a su gabinete a Salgado Macedonio y, posteriormente, pasado los dos primeros años del sexenio gubernamental guerrerense, solicitar licencia “por enfermedad o la posibilidad de otro encargo en esferas federales” para que el Congreso “elija” como Gobernador sustituto al ahora descalificado a la candidatura Salgado Macedonio...
 
El relato por más descabellado que pudiera calificarse, no deja de registrar la factible posibilidad de que la historia lo confirme, porque para muchos pareciera inaudito, pero incuestionablemente no lo es en el marco del estilo que priva en el actual sexenio gubernamental, por lo mismo vale la aportación sobre el tema, que circula abundantemente en las redes de Internet.
 
Lo que se oye
 
Innumerables mexicanos, pero en verdad más de los que nos imaginamos, reflexionan sobre la factible ilegalidad del actual Presidente de México, al involucrarse de manera pública, e incluso en forma oficial, en declaraciones que constituyen “claras defensas presidenciales” hacia un aspirante a Gobernador por Guerrero, el escenario que se podría referir en el presente año como “ya habitual en el Presidente” apunta sobre una clara irreverencia hacia la postura neutral, que obligadamente todo funcionario público debe reflejar en lo referente a temas electorales, mucho más aun un Presidente de la República.
 
La historia del actual sexenio gubernamental, tanto en la actualidad, como posteriormente al sexenio, habrá de convertirse en polémica referencia de yerros y desacatos a los ordenamientos legales, primordialmente en lo relativo a los ámbitos electorales, escenarios cuyo desenlace final conforma una ruta de incertidumbre...
 
Y Usted amble lector, al margen de simpatías partidistas: ¿Cuál sería su opinión sobre tales escenarios?

Columnas recientes